24 de Abril de 2014
16 Noviembre de 2012 | Crónicas emigrantes | (España)

Aquí y allá ... mientras duermes

Aquí y allá ... mientras duermes
Foto:Miguel

Tu respiración me tranquiliza. Creo que tus pesadillas duermen y ahora mismo eres el guerrero en calma... no hay monstruos que te asusten, no hay abismos que se abran a tus pies, ni malos que te persigan o te griten … tu respiración tranquila permite que mi mente viaje … no logro dormir... y aprovecho para viajar …

Voy al barrio … hace algunos meses estuvimos allí, nos metimos en el calor de mi ciudad, recuperamos sus sonidos, sus ruidos, sus alegrías, sus miedos ...disfrutaste mucho y allí quedaron tus amigos, ruidosos como tú, alegres como tú, peleones como tú y sobretodo, con la ilusión y la imaginación desbordada como tú …

De antejardín en antejardín armasteis verdaderas batallas de pelotas, de gritos, de carcajadas y también de lágrimas … sóis niños. Y ahora duermes, ya estás aquí, en tu ciudad que ahora es la mía, pero que sobretodo, es tu ciudad. Aquella donde naciste, donde están parte de tus raíces, tu presente y también parte de tu pasado, la familia de tu padre.

Mientras duermes, yo necesito reemprender este viaje de miles de kilómetros, a ese rincón que es mío … y lo encuentro triste … veo la carita de tus amigos, de Daniel y Samuel, con una sombra, con un interrogante, con temores que tú no tienes: José no está. Recuerdas? El vecino de enfrente, el albañil que instaló en el baño los tubos para que mamá se pueda tener de pie; aquel que te decía “adiós, chaval” cada que pasábamos por el andén a su lado, mientras relajado y sonriente compartía una cerveza con los otros muchachos de la cuadra … lo mataron hace pocos días, por robarle una moto, dicen... y cuando la muerte llega tan cerca, de aquella manera, para alguien tan vital, joven, y sobretodo, buena persona, no termino de asumirlo.

Mi barrio, mi ciudad, mi Cali. Allí sigue mi familia, mi pasado y también mi presente. A diario, cuando hablo por teléfono con mis padres, cierro los ojos y me imagino allí, sentada al lado de mamá, en la sala, mirando a través de la ventana y de la puerta siempre abierta, aquella calle que pasa...

Escucho el pregón del señor de las frutas, el “Para Elisa” del carrito de los conos, el pito estruendoso de la mazamorra, la voz clara de la señora del choclo y la papita amarilla … A las cinco y media de la mañana escucho a Samuel, jugando mientras espera la buseta para ir al cole y Angela, su mamá, con las últimas recomendaciones de siempre. Pasa gritando y corriendo en bicicleta el muchacho del periódico y cuando sales a comprarlo las noticias ya han doblado la esquina …

Horas antes había escuchado los pasos lentos del vigilante nocturno, con su pitido extraño, a veces corto, a veces largo, como emitiendo en clave morse … caminando lentamente como en las películas del oeste, arrastrando la bicicleta como si fuera un caballo cansado y dando tenues silbidos a su perro compañero …

No puedo evitar sentir tristeza por José, por su mujer, que hace más de un año perdió también a su único hijo, un adolescente muerto en otro barrio, en peleas de grupos … Tengo miedo de mi familia, de la gente amiga, de las niñas y los niños de mi calle, los hijos y los nietos de aquellos que crecieron conmigo, que jugaron conmigo, que soñaron conmigo …

Regreso a tu lado … aún duermes y yo me acostaré … son casi las cinco de la mañana y Barcelona aún duerme, después de un día entero de huelga general … Sí, hijo mío, tus vivencias ahora son otras … mis miedos de aquí no son los de una muerte prematura por una bala perdida en cualquier calle de mi ciudad.

Son otros. Ahora mismo, antes de ir a la cama, revisaba las noticias de la huelga general en España y veía la imagen repetida de un niño de 13 años, con la cabeza rota por la porra de un policía, que perseguía a otro joven manifestante y no logró alcanzarlo.

Tumbó accidentalmente al niño y entre los brazos de su madre, que le protegía, le rompió la cabeza … no sin antes darle unos cuantos porrazos a una niña de 16 años que protestaba por la agresión al niño … todo antes la cámaras, como para no olvidar … ya ves, tampoco aquí en este país, en esta ciudad, los niños están libres de la sinrazón ..

Por: Luzmita55

VOTOS: 5
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (6 votos)

Opiniones

13

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

jogafi

jogafi

17 Noviembre de 2012
9:17 pm

Luzmita Bienvenid@ a SoyPeriodista.
Grata lectura, que devela esa nostalgia cargada de preocupación por un presente y por un pasado, por un aquí yt un allá, porque donde quiera que vamos, siempre habrá motivos para estar inquietos.
Igual caleño, y residente en ésta ciudad que trata de salir avante luego de tan malas y consecutivas administraciones, como recuerdas el perifoneo de los diferentes productos y servicios que se anuncian a voz en pecho o con megáfono y corneta en esta "dulce" ciudad, ya es época en que "los diablos" salen a bailar y pedir plata para rellenar su año viejo, igual la inseguridad sigue disparada, como puedes saber las cosas no cambian...
Saludo cordial.

Luzmita55

Luzmita55

18 Noviembre de 2012
7:26 am

Sí, Jogafi, también los diablos! hace dos días hablaba con papá y sonaron los tambores, eran los diablos! Hace muchos años estoy fuera, pero Cali es fundamental para mí y procuro no perder el vínculo: la familia, los amigos, la ciudad, lo bueno y claro, también lo malo. Al fin y al cabo, la realidad es la que es, por más que quisiéramos maquillarla ... ojalá, poco a poco, podamos aportar para mejorarla o cambiarla para bien ... pero como dicen por ahí, en todas partes de cuecen habas ... aquí o allá, siempre habrá motivos para estar inquietos, como dices tú ... un fraternal saludo, caleño y gracias por tu comentario ...

criticoncolombiano

criticoncolombiano

17 Noviembre de 2012
12:49 pm

¡Bienvenida!, grato leerle.

Luzmita55

Luzmita55

17 Noviembre de 2012
1:18 pm

¡Gracias!

Luzmita55

Luzmita55

17 Noviembre de 2012
11:22 am

Buenos días! Gracias a tod@s por la buena acogida. Es la primera vez que publico en un blog y de verdad, me inspira respeto... Con vuestros comentarios me da confianza ... y voy aprendiendo ... os iré visitando y así voy conociendo vuestras inquietudes ... Saludos y hasta pronto.

Dhiego Fdo.

Dhiego Fdo.

16 Noviembre de 2012
10:59 pm

Grata lectura.
Que se siga dando la diversidad de temáticas.

Luzmita55

Luzmita55

17 Noviembre de 2012
11:52 am

Gracias por tu comentario. Espero que podamos seguir compartiendo los temas que nos motivan ...

saludos!

Aracataka

Aracataka

16 Noviembre de 2012
6:21 pm

...ciertamente: aquí y allá....no hay escondedero...aunque lo busquemos...la condición humana se deteriora en todas partes...
...amena lectura...gracias por compartir! seguiré atenta a sus notas...
..saludos!!

Luzmita55

Luzmita55

17 Noviembre de 2012
11:44 am

Muchas gracias por leerme ... me encanta esta sensación de de acogida. Nos iremos encontrando, compartiendo palabras, ... un saludo!

Adri83

Adri83

16 Noviembre de 2012
4:13 pm

Buen escrito, la felicito.
Solo le sugiero separar los párrafos.

Luzmita55

Luzmita55

17 Noviembre de 2012
11:31 am

Gracias por tu comentario. La verdad, no sé qué pasó con los párrafos, soy novata en ésto. En el original los separé, pero al publicarlo estaban todos juntos ... ahora encuentro que están separados ... no tengo ni idea quién lo hizo ni cómo pasó ... pero se ven mejor así, separados ... muchas gracias!

soyperiodista

soyperiodista

16 Noviembre de 2012
3:39 pm

Cordial bienvenida a Soyperiodista.com. Muchas gracias por su aporte en este medio ciudadano de libre expresión.

Luzmita55

Luzmita55

17 Noviembre de 2012
11:53 am

Gracias por este espacio y por la cordial bienvenida!