22 de Diciembre de 2014
23 Noviembre de 2012 | Crónicas emigrantes | (Colombia)

El cristianismo: una religión abominable

El cristianismo: una religión abominable

“La guerra, el hambre, la miseria, la desigualdad económica y social, la desesperanza laboral para cientos y miles de seres humanos, la injusticia, la perversidad de los hombres hacia los niños y los animales… Todo eso es para mí el verdadero crimen de nuestra humanidad”.

 

 

Encontramos en el denominado Nuevo testamento las siguientes aseveraciones: “No os engañéis. Ni los impuros, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los borrachos… heredarán el Reino de Dios”. Se sentencia así, de esta manera, a millones de seres humanos a vivir expulsados del “Reino de Dios”.

Si se es homosexual o “afeminado” no queda más alternativa que el castigo eterno y el “juicio de Dios”. Así lo alegan quienes invocan a Sodoma y Gomorra cuando de defender sus convicciones homofóbicas se trata. La historia está plagada de actos violentos contra los homosexuales por cuanto se alega una y otra vez que es contranatura que dos hombres o dos mujeres se amen o que puedan tener sexo. Se eleva la Biblia cada vez que en Colombia o en gran parte del mundo cristiano se pretende reconocer los derechos de los homosexuales o la posibilidad de tener las mismas garantías constitucionales que una pareja heterosexual.

 

El reciente caso del senador Gerlein no es aislado, ni único, ni exclusivo; todo lo contrario, es la expresión de una ultraderecha que está ganado terreno en Colombia y en gran parte de América Latina. Ser homosexual es casi que un delito que se paga caro ante la sociedad, un karma que perseguirá hasta la tumba a quienes lo confiesen libre y abiertamente. Es conocido la posición de un alto funcionario (una especie de Ministro e Justicia) de Malta- Italia, que expresa sin rubor alguno que la condición de homosexual es atentatoria contra la misma condición humana y que se los debe reprimir con los métodos que sea necesario, sin excluir la violencia del Estado. Otro caso famoso es el de Robert Mugabe, presidente de Zimbaue, quien expresó en 1995 que “los homosexuales son peores que los cerdos y los perros”. Los dos profesan la misma fe: el cristianismo. Sobra decir que el senador Gerlein es, igualmente, un cristiano profeso.

 

En la inquisición fueron muchos los homosexuales condenados; lo mismo ocurrió en el régimen fascista- nazista, a lo largo de la historia la homosexualidad ha sido perseguida, condenada y censurada. No dista mucho la época histórica en que la homosexualidad se tipificaba como un delito en los códigos penales de distintas naciones. Lo cierto es que religión y homosexualidad siempre han estado en contravía por cuanto sus “intereses” son disímiles. Para el cristianismo la sexualidad únicamente debe ocurrir entre un hombre y una mujer con el fin único y exclusivo de procrear; para los homosexuales, la sexualidad se centra en el erotismo entendiendo a este como un sentimiento próximo y cercano al amor.

 

Sin excluir a las otras religiones, ni exonerarlas de sus culpas, si podemos demostrar que el cristianismo no ha sido más que una expresión de odio hacia quienes “profesan” una sexualidad diferente a la establecida en su libro sagrado: la biblia. Se afirma en este texto que los homosexuales son malditos, raza degenerada, hijos de Lucifer y otros tantos epítetos que en nada dejan entrever la bondad y el amor de su Dios, pues siempre “manifiesta” odio, repudio y repugnancia por los homosexuales.

Al respecto afirma Pablo: «¿No sabéis que los malvados no tendrán parte en el reino de Dios? No os dejéis engañar, pues en el reino de Dios no tendrán parte los que cometen inmoralidades sexuales, ni los idólatras, ni los que cometen adulterio, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los tramposos ». Si la Biblia es realmente la “palabra de Dios” como dicen los cristianos, mucho me temo los homosexuales jamás serán incluidos entre “los elegidos” y, por el contrario, siempre tendrán que llevar el rotulo de impuros y pecadores. Me permito citar un pasaje bíblico más y no hacerme muy extenso: “Si alguno se juntase con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos, sobre ellos será su sangre”. Precepto que siguieron al pie de la letra los católicos romanos, los fascistas, los fundamentalistas y las distintas versiones del cristianismo, pues llenaron de sangre homosexual los tribunales de la Inquisición.

 

Sin duda alguna que el cristianismo es una religión de sangre, de mentiras, de odio, de homofobia, de exclusión y de persecución delirante a quienes no comparten sus dogmas de fe. Inventores, genios, científicos, astrónomos, literatos, mujeres y hasta animales son considerados como enemigos suyos. Sería largo enumerar a tantos personajes asesinados por el catolicismo a lo largo de la historia.

Pero ningunos tan odiados y perseguidos como los homosexuales que se encuentran con un muro de piedra cuando de defender sus derechos civiles se trata. Solo cito una frase que resume mi pensamiento hacia lo que en verdad debe constituirse en un crimen y un pecado de la humanidad: la guerra, el hambre, la miseria, la desigualdad económica y social, la desesperanza laboral para cientos y miles de seres humanos, la injusticia, la perversidad de los hombres hacia los niños y los animales… Todo eso es para mí el verdadero crimen de nuestra humanidad.

peobando@gmail.com

 

Por: PABLO EMILIO OBANDO ACOSTA/

VOTOS: 12
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (12 votos)

Opiniones

16

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

Sandra Mercedes

Sandra Mercedes

24 Noviembre de 2012
7:53 pm

Soy católica por convicción y como Cristiana no aceptó la discriminación por ninguna causa, ni por raza, color, inclinación, etc, etc,.Jesús se resume en una sola palabra AMOR, ese fue su mensaje. El que se sentó con todos, el que dio su vida por nosotros (aunque suene frase de cajón) Las palabras del senador así como la de todos aquellos que discriminan independientemente de sus creencias religiosas deben ser rechazadas. Ese senador es un mal ejemplo, pero no por eso ahora los regañados somos los que creemos en Dios.

Sandra Mercedes

Sandra Mercedes

24 Noviembre de 2012
7:42 pm

Hay una gran confusión, ser cristiano no es igual a rechazar a los demás, por el contrario, JESUS es amor en toda dimensión, vino para salvarnos independientemente de nuestras inclinaciones sexuales, no entiendo por qué, cuando un baboso como el senador ese, dice cualquier pendejada, se vienen en contra de nosotros los que creemos en DIOS, los que somos CRISTIANOS. La mayoría de cristianos no discriminamos, entonces nosotros los cristianos no tenemos por qué recibir los insultos por los bocones que hay en este mundo, que vaya uno a saber si creen en Dios. Qué tal, ahora todo lo malo es por culpa de nosotros LOS CRISTIANOS.

Fercho_Salazar

Fercho_Salazar

24 Noviembre de 2012
6:50 pm

Es tal la ignorancia y odio de algunos que creen que ser gay es un pecado imperdonable, una enfermedad, una "elección como escoger la clase de zapatos o el peinado".... Mientras se hacen los desentendidos ante corruptos, violadores de niños, criminales, entre otro tipo de personas que hacen verdadero mal a la sociedad. Cualquiera en el mundo en algún momento aunque no se de cuenta tendrá o ya tiene un ser querido homosexual, y deben, tienen que asumirlo, porque nadie nace con "garantia de fábrica" ....

ladypapa

ladypapa

24 Noviembre de 2012
4:55 pm

Lamentablemente la iglesia es nuestro karma. Lo sabemos y sin embargo, sus fieles son cada vez más, ahora ya ramificados en tantas iglesias como buen producto de consumo masivo.

luisalejandrodiaz

luisalejandrodiaz

24 Noviembre de 2012
11:33 am

Las religiones idiotizan y vulneran el modo de pensar. Tal es el hecho, que por donde caminemos cantidades de iglesias con distintos nombres, yo diría que son compañías, y no pagan impuestos. Todo con el despojo del dinero de los fieles, porque según los evangelizadores con el diezmo se salva el alma, que es algo inmaterial y no sustentable.

D_cecilia

D_cecilia

24 Noviembre de 2012
3:46 pm

Ciero Alejo, las religiones idiotizan, engañan, distorsionan, y no son tan santas...
Una cosa es ser creyente, tener fè, otra tener mente de rebaño idiota.
Este articulo es mas que cierto el cristianismo tiene negra historia, oscuro presente y un sombrio futuro... Mientras cristianos, y demás señalan con el dedo a otros por tener una condición sexual diferente, vaya uno a saber que mas aberraciones y desmanes tienen al mismo seno de la familia.
Feliz fin de semana.

Jorge Enrique Acevedo Acevedo

Jorge Enrique Acevedo Acevedo

24 Noviembre de 2012
10:28 am

Hablan los líderes de la LGTBI de sus derechos y eso es bueno. Malo que no hablen de sus obligaciones. Porque la cuestión es de dos vías. Si no es así la cosa se distorsiona. Que quienes pertenecen a este grupo son así y quieren que los respeten, muy bien, pero que también respeten a los demás. Y esto se logra sin torcer lo que no es susceptible de torcerse. Porque en realidad uno ve a todos los grupos de presión exigiendo derechos, pìdiendo protección, demandando, etc. mientras las parejas que no corresponden a los diversos grupos de presión no tienen ningún respaldo. ¿ Entonces qué ? ¿ Por qué los "homos" pueden esperar ayudas concretas del Estado o de la sociedad mientras el esposo y su esposa y sus hijos no reciben ningún auxilio de ninguna clase ? Ahí surge una neo-desigualdad. Ok.

Adri83

Adri83

24 Noviembre de 2012
10:38 am

Es que la comunidad LGTB, no pide "auxilio" OJO no se distorsione el tema... Ellos piden igualdad en ciertos derechos y punto....
En las parejas "hetero" también se ve casos de irrespeto: violencia intra familiar, abusos sexuales, infidelidad, promizcuidad, abandono de hogares, alcoholismo, drogadicción, por lo tanto ser Gay no es un pecado ni enfermedad y No serlo (heterosexuales) Tampoco es LA PERFECCION.... Con ellos de demuestra que todos somos HUMANOS iguales, susceptibles de cometer errores.

José Bejarano

José Bejarano

24 Noviembre de 2012
9:53 am

No es cuestión de religión, es la naturaleza viva.
Quién nos hizo macho y hembra, macho y hembra nos hizo.

D_cecilia

D_cecilia

24 Noviembre de 2012
3:48 pm

Como le dicen a la esposita ! Arre pa la casa! ?
Ahh olvidaba que entre mas patán, mas golpes y mas mal hablado sea el hombre es mas "macho" y la HEMBRA entre mas se deje y agache el lomo es mas Mujer.... Dios !!!!

Adri83

Adri83

24 Noviembre de 2012
10:42 am

Ese concepto escueto de "macho y hembra" suena como a "porcicultor o ganadero" Según Ud. entonces a las personas homosexuales quien las hizo? Acaso son marcianas, o vienen en frasquitos o son "fabricadas en serie" ?
La naturaleza, es todo y somos todos; desde la más microscópica señal de vida, hasta la mas giantezca de las criaturas, Naturaleza es Sol, aire, viento, tempestad, terremotos, ciclones, volcanes, hasta la mas bella e inofensiva flor...

Dhiego Fdo.

Dhiego Fdo.

23 Noviembre de 2012
11:06 pm

Amigo Pablo Emilio, la imágen es contundente, a los homosexuales se nos tilda de "enfermos" pero más enfermos están quienes son verdaderamente homofóbicos, aclaro NO toda persona que no està de acuerdo con el homosexualismo es homofóbica, por fortuna una gran mayoria pese a no compartir o hasta aprobar ciertas practicas, son prudentes y "respetuosos" en sus conceptos, allí radica la diferencia entre lo uno y lo otro.
La doble moral del ser humano y generalmente basada en temas religiosos es impresionante... Muchos golpes de pecho, rodillas peladas, camandula va y viene, pero incurren en unos "pecados" que son mas graves y repudiables que los "excrementales"....
Bienvenido el debate, su articulo a muchos nos gustará a otros no, por ser un tema delicado, y cada vez mas vigente.

colext

colext

23 Noviembre de 2012
9:58 pm

Si vosotros los homosexuales deseais respeto, primero deben darlo . Y este articulo es igual a las expresiones del senador Gerlein pero desde el punto de vista Gay. Este articulo esta plagado de expresiones de odio hacia la religion que profesan miles de seres en el mundo, por que no aceptan vuestras preferencias sexuales.

colext

colext

23 Noviembre de 2012
11:27 pm

El que anda estresado son "muchos"

Dhiego Fdo.

Dhiego Fdo.

23 Noviembre de 2012
11:00 pm

Vuestra merced, estais equivocado.
No veo expresiones de odio, simplemente un recuento de los crímenes cometidos por la iglesia, uno de ellos discriminar.
Cuando vos expresais: "vosotros los homosexuales" ya estais
discriminando y generalizando, el respeto no se "desea" se merece...
No olvideis apreciado hermano, que "vosotros los homosexuales" también incluye a muchos, pero muchos, muchos miembros de la Iglesia católica, desde seminaristas hasta altos jerarcas, como también hay homosexuales pastores , y de otras religiones, es decir quienes profesan alguna religión (admirable y respetable) pero suelen tener dos caras (son tan humanos como lo fué Cristo...) No os estreseis, que os veo muy preocupado con el tema, os podeis enfermar! Os dejo con un saludo fraterno

KarlosFer

KarlosFer

23 Noviembre de 2012
9:12 pm

Sr. Pablo, que articulo tan equilibrado, aterrizado e inteligente.
No hay en el mundo un ente mas corrupto que LA IGLESIA...
Que contradicción para cristianos y protestantes que se apegan literalmente a la biblia, pero a la hora de cumplir los mandamientos suelen violarlos TODOS !!!
el estigma que llevan los homosexuales es grande e injusto, lo mejor de la vida es que los mas grandes homofóbicos, resultan PREMIADOS con hij@s gay o lesbianas, e incluso hasta su misma pareja. Ser homosexual no es enfermedad, ni contra natura. seria como discriminar al que tiene ojos oscuros, pelo claro, piel de uno u otro color. Lastimosamente con politicos tan ultra godos el pais està retrocediendo en el tiempo.