19 de Diciembre de 2014
24 Noviembre de 2012 | Crónicas emigrantes | (Colombia)

Una Sociedad perdida

Una Sociedad perdida
Foto:Web

Nos hemos convertido en eso.

A partir del análisis de nuestra violencia atávica y sus factores casi inamovibles y lo que ello produce en la mente de las personas, hemos llegado hoy y definitivamente al punto de no retorno y siendo muy optimista la plegaria sería porque nuestra barbarie no se profundice aun más en lo social.

¿Cuánto es el acumulado de muertes que desde nuestra independencia a producido nuestra violencia total?, cifra desconocida pero que sin duda ya habrá superado el millón de ellas. Los distintos estudios y organismos nacionales dan cifras distintas pero siempre será evidente la magnitud de esas cifras y siempre se supondrá un sub registro.

Ahora bien, las victimas vivientes de esa violencia cuadriplicaran o quintuplicaran esa cifra y sus consecuencias en la esfera mental, ya que es innegable que toda muerte violenta precipita en los allegados al muerto un descuadre emocional no solo en la inmediatez del asunto sino también a largo plazo y para toda la existencia del sujeto. Y esos efectos individuales problematizan lo social ya que el grupo se pervierte y se crea una cultura de la violencia que ensombrece cualquier proyecto de sociedad armónica porque las mentes del grupo han sido desequilibradas en una u otra forma por dicha muerte, y ello es mas importante en quien siendo aun niño o adolescente sufren el embate de esas muertes a todas luces injustas.

Este es el caso de Colombia donde ya millones de seres han sido trastornados en su equilibrio mental y se ha precipitado sin remedio el caos social con la aparición de nuevas y multiples formas de violencia que hacen invivible a esta sociedad. No hay salida, porque la bola de nieve es inmensa, rueda por una pendiente infinita y nunca mas se detendrá, si estamos de buenas, seguirá rodando a una velocidad constante para siempre.

En los cincuenta fue la violencia de grandes grupos partidistas enfrentados; ello fue controlado creando un pacto político entre sus fomentadores y se llamó el Frente Nacional que con la misma dirección que fomento las muertes, excluyó, atacó y creo las bases de las guerrillas actuales en el campo. A su vez lo urbano se nutrió de esa violencia general y creo los grandes carteles del Narcotráfico que transformo hacia peor todo el entretejido social ya que permeó a todos los estamentos sociales con el señuelo de lo verraco que es enriquecerse rápidamente y como fuese.

Los grandes carteles iniciales luego se reconformaron en pequeños y múltiples cartelitos que avanzan hasta colonizar los barrios y hoy estamos ya en las fronteras de ellos tomadas por el asunto violencia. Solo falta nutrir el paso ultimo que a su vez es el principio - como la pescadilla que se muerde su cola- , cuando el factor se introduce en el seno mismo de los hogares en donde sus miembros sean quienes se someten entre si al atropello y al irrespeto por el mas fuerte o por el que sea capaz de generar mas revoluciones violentas.

Ya en ese estado de cosas la reversión del estado de violencia total es imposible y la capacidad institucional para detener semejante bola de nieve ya es un imposible absoluto. Y aquella posibilidad de no violencia total queda sepultada para siempre; prueba de ello es que nuestra problemática de ser el país mas violento del mundo como le señala el resto del mundo sigue siendo vigente porque nos hemos quedado en la velocidad constante de la bola de nieve de la violencia que continuará creciendo y rodando sin que alguna misericordiosa luz sea capaz de derretir su magnitud.

A ese estado de violencia habitual y constante con todas sus desgracias nos hemos habituado y sin consuelo. Seguimos siendo la sociedad de la violencia. No hay salidas.

@ikaros50

Macondo 24112012

 

Por: alfredo ivan niño maldonado/

VOTOS: 2
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

2

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

criticoncolombiano

criticoncolombiano

25 Noviembre de 2012
8:41 am

Nuestra única esperanza son los niños, el futuro de este país, pero lamentablemente ellos también se encuentran presos en este laberinto sin salida.

luisalejandrodiaz

luisalejandrodiaz

24 Noviembre de 2012
11:26 am

La desnuctrición, la pobreza, inseguridad al saberse la persona perseguida y nuchos más, están llenando los centros de medicina psicológica en porcentajes altos, producendo más gasto al fisco nacional.