20 de Diciembre de 2014
13 Diciembre de 2012 | Crónicas emigrantes | (Colombia)

El avestruz y el aborto

El avestruz y el aborto
Foto:web

Con los tres causas justificadas de interrupción voluntaria del embarazo y la implementación de centros especializados en la atención de las mujeres en esa situación en Bogotá, se abre un espacio al orden de las cosas en Salud de la Mujer y se evita que la consuetudinaria y peligrosa practica del aborto clandestino en manos poco decorosas continúe aumentando los índices de morbilidad y mortalidad por causa de la practica abortiva.

Desde siempre el aborto ha sido considerado desde una perspectiva moral con la discusión eterna entre el compromiso pro vida a cualquier precio y el compromiso pro vida a un precio justo. Moviéndose en ese antagonismo han prosperado siempre las practicas abortivas a pesar de no estar contempladas como legales y aun así se practican por manos expertas o por aprendices, por legos y neófitos , con tal de solucionar un embarazo que por causa alguna se decidió por la madre o por terceras personas que no debía prosperar.

En esa lucha antagónica miles de mujeres en edad reproductiva –jóvenes- han perdido sus vidas, han perdido su equilibrio psíquico o han quedado invalidas de por vida. Dicho antagonismo en Colombia se ha resuelto con la dialéctica del avestruz enterrando su cabeza a fin de no ver la realidad. Así, preferimos que la practica abortiva siga siendo clandestina y poco rigurosa ya que estando de por medio solo el peculio para quienes se dedican a ello, no existe obligación de mantener la calidad instrumental y científica del acto, y así cualquier cuchitril sin ningún pergamino  se convierte en el lugar donde se juegan dos vidas sin sensibilidad alguna.

Ahora el panorama del aborto en Colombia, obscuro desde siempre, empieza a ver una claridad, un resquicio para quienes mujeres y sometidas a los problemas de un embarazo no deseado y por causas justificables desde lo ético puedan resolver el incordio sin la tragedia de ser además de señaladas socialmente, sujetas de un riesgo vital inminente.

En definitiva los tiempos van cambiando, las verdades de ayer no son las de hoy, las preocupaciones y comportamientos son hoy distintos y las leyes que avanzan detrás de las practicas sociales están llegando a alcanzar a estas a fin de ordenar asuntos tan espinosos del ayer y que hoy van dejando de serlo.

Bienvenido, como un buen propósito, el orden a la Salud reproductiva y sexual de la mujer en Colombia,

@ikaros50

Macondo 08122012

Por: alfredo ivan niño maldonado/

VOTOS: 3
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí