24 de octubre de 2014
24 Diciembre de 2012 | Crónicas emigrantes

El Mundo Ideal, un mensaje de esperanza

 “Anoche tuve un sueño, donde todo era ideal.

Los pobres, mis hermanos, no se cuantificaban por los que no podían poner comida en su mesa, siendo únicamente la suma de los que por decisión propia no quisieron ser ricos para disfrutar de las cosas más sencillas.

Los ricos no hacían ostentosidad de su dinero. Entendían que les pertenecía a unos y otros, a todos por igual. Para ellos, la riqueza era solamente la certeza de que no necesitaban nada más.

Los niños eran esperados desde el vientre de su madre. Comprendiendo que eran seres independientes que nada más requerían el tiempo necesario para desarrollarse de manera autónoma, no diferente a lo que su madre también necesito: Solamente nueve meses de gestación.

El Estado era uno con los ciudadanos. Una cooperativa con un lema simple: ¡Usted Gana, Todos Ganamos!.

Una entidad que garantizaba la equidad y la justicia, en la que todos los seres humanos gozaban de los mismos derechos y oportunidades. Un gobierno que representaba a sus ciudadanos, les ofrecía educación gratuita a todo aquél que la requiriera. Que atendía a cada quien con la misma dedicación de un padre que atiende a sus hijos.

Las cárceles dejaron de ser las universidades del delito, eran en cambio los sitios que la sociedad había establecido para capacitar y educar a los renuentes, a las personas, cada vez menos, que habían quebrantado las premisas que soportaban el edificio social.

Las escuelas eran los sitios donde padres y maestros alternaban su labor de educar. Los unos se dedicaban a enseñar las normas que los niños y adolescentes utilizarían para enfrentarse a los problemas que la vida adulta conlleva. Los otros, construían el conocimiento que los harían aptos para ejercer su profesión.

Las Clínicas y Hospitales, eran lugares de veneración, con idéntico respeto al que se le brinda a los templos por parte de los creyentes. Sitios donde primaba la humanidad. Donde los fríos dictamines de la ciencia médica eran sazonados por las relaciones humanas, entendiendo que un paciente, un enfermo, no se despoja de su persona para entrar como un simple sujeto de estudio. Un lugar de tránsito al que todos tarde o temprano habríamos de llegar para utilizarlos al partir hacia lejanas lontananzas.

Lastimosamente desperté. Me enfrenté nuevamente a la cruda realidad...

Pensé entonces que debía dormir por toda la eternidad, hasta que una voz muy cercana me dijo: ¡Buenos días, papá!

FELIZ NAVIDAD A TODOS...

Por: ObservadorLegendario

VOTOS: 2
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

4

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

Adri83

Adri83

25 Diciembre de 2012
11:29 am

Igual feliz pascua para todos..la navidad recien pasó....
Y que tan hermosos sueños se hagan realidad!

criticoncolombiano

criticoncolombiano

25 Diciembre de 2012
11:26 am

¡FELIZ Y PROSPERO 2013!

criticoncolombiano

criticoncolombiano

25 Diciembre de 2012
11:26 am

¡FELIZ Y PROSPERO 2013!

jogafi

jogafi

25 Diciembre de 2012
10:40 am

Buen mensaje de navidad, que no deja de lado los sueños de todo buen colombiano, el pais que describes antes de despertar es el pais ideal, es lo mas próximo al concepto de la verdadera paz.... La única fortuna es que quien te despierta es tu hijo, motivo suficiente para luchar porque esos sueños se hagan realidad!
Un fraternal abrazo.