19 de Abril de 2014
6 Enero de 2013 | Crónicas emigrantes

Ablación, ¿tradición o agresión?

Ablación, ¿tradición o agresión?
Foto:www.elmercaderdelasalud.blogspot.com

Ablación, ¿tradición o agresión?

 

La ablación o mutilación genital femenina (MGF), es una costumbre religiosa y cultural que se practica principalmente en África y algunos países de Europa, la cual consiste en amputar el clítoris y los labios vaginales o en realizar procedimientos no médicos para modificar, alterar o lastimar los órganos genitales de la mujer con el absurdo pensamiento de que así preservará su pureza y se adentrará en la vida adulta.

La MGF, refleja una situación de machismo, estupidez, sub-desarrollo e ignorancia de ciertas comunidades y constituye una forma de discriminación a la mujer. En la mayoría de las ocasiones es practicada a las niñas menores de 15 años, en condiciones de pésima higiene, con objetos obsoletos y sin personal médico, de esta manera, también se ven vulnerados los derechos humanos a la salud, la seguridad, a la integridad física, el derecho a no ser sometidos a torturas, tratos crueles, inhumanos ni degradantes. Las encargadas de estos procedimientos son “las comadronas”, mujeres de un alto rango social en dichas comunidades, quienes cuentan con cierto respeto con base en su edad y las e

Pero la MGF, no es una costumbre especifica de las clases bajas, también algunas familias de alto status social realizan estas prácticas a sus hijas, aunque en este caso las intervenciones quirúrgicas se realizan en prestigiosas clínicas que ocultan esta macabra costumbre bajo el nombre de operaciones estéticas.

Estas intervenciones u operaciones por llamarlo de algún modo traen consecuencias durante la práctica, como lo son posibles hemorragias, e infecciones y después de esta como pudiesen ser problemas psicológicos y emocionales.

Waris Dirie, autora del libro Niñas del desierto ha escrito un manifiesto en el que expresa las peticiones e ideas para erradicar esta absurda tradición, y como lo describe en su libro tiene el sueño de que algún dia desaparecerá la ablación y solo será un mal recuerdo.

Este problema es de suma importancia, ya que no solo perjudica físicamente el cuerpo de la mujer, sino que también les impide ejercer placenteramente su sexualidad, causando de esta manera una sensación de vacío, de no tener emociones, y lo que es peor, no es una tradición exclusivamente africana, en Colombia también se han encontrado varios casos de MGF. Por ejemplo, la comunidad Embera en el departamento de Risaralda también ejerce la ablación por motivos étnicos y religiosos y alegan conservarla por ser una costumbre local.

Por otra parte, en Colombia la diputada Martha Cecilia Alzate, defensora de los derechos de la mujer, realizo el primer foro de las Américas en el que se trató profundamente el tema de la MGF con la participación de mujeres indígenas Embera y expertos médicos ginecopstetras quienes adelantaron un programa social de intervención con ayuda del fondo de población de la ONU (Organización de Naciones Unidas) y apoyo del estado, en el que las mujeres de la tribu Embera se comprometieron a erradicar y no divulgar estas acciones.

A pesar de ser un problema que puede tocar las fibras más sensibles de una población, es posible erradicarlo, la UNICEF asegura que es cuestión de crear conciencia de los peligros y consecuencias de esta práctica y con el paso de algunas generaciones, este acto será historia del pasado.

 

Por: Maicol Ciprian M/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (1 voto)

Opiniones

5

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

colext

colext

7 Enero de 2013
10:23 am

Muy interesante nota. Pero quien puede decir que es correcto o no? La ONU? que impone la cultura occidental a travez de diversas fundaciones?
Ahora tambien me llama la atencion que defensores de DH y feministas se escandalizan con estas tradiciones "erroneas" pero guardan silencio cuando se prostituye el cuerpo de la mujer en los medios de prensa, a travez de la moda sometiendola a toda clase de aberraciones, sometimientos sexuales de todo tipo... Todo se ve de acuerdo lente usado.

SensationDeluxe

SensationDeluxe

22 Mayo de 2013
10:02 pm

(Parte 2)
Los grupos feministas no pasan por alto el uso de la imagen de la mujer como objeto sexual, de hecho es una de sus principales pugnas, pero se pódrá imaginar lo difícil de luchar contra el poderío mediático.
A mi parecer, los medios masivos generan estereotipos, en este caso, las mujeres son sometidas a una producción métrica de su cuerpo y a una esquematización de comportamiento (modales, etiqueta & glamour, gimnasia, etc.), producción de la que se apropian la mayoría de las audiencias, que hacen de estos estereotipos su objetivo de vida.

SensationDeluxe

SensationDeluxe

22 Mayo de 2013
9:48 pm

Muchas gracias. Es evidente que la humanidad está entrando en un proceso de modernidad (evolución del pensamiento, totalmente diferente al concepto de modernización), en que prácticas como la Mutilación Genital Femenina deberían quedar replegadas a hechos de la historia, que tuvo un sentido cultural y étnico en el pasado, pero que en la actualidad, en defensa de los derechos de igualdad de la mujer son vistos como un acto violento y de pura y física ignorancia.

Ni la ONU, ni la cultura occidental tienen autoridad para juzgar esta 'tradición', son las mismas mujeres, pertenecientes y víctimas de las prácticas de estas comunidades, quienes buscan erradicar esta absurda costumbre.

Francaditalia

Francaditalia

5 Enero de 2013
7:47 am

La ablación es una tradición, las corridas de toros son una tradición, las corralejas son una tradición, y aunque no se puede comparar la humillación de un ser humano con el maltrato animal, resulta que los maltratadores son los mismos, varones sádicos apoyados por féminas cómplices.

SensationDeluxe

SensationDeluxe

22 Mayo de 2013
10:07 pm

¡Gran aporte!. El proceso de modernidad debe ir encaminada al cambio de esas costumbres, no se puede pretender una mejoría sociocultural si no se superan tales costumbres violentas.