27 de Noviembre de 2014
10 Enero de 2013 | Crónicas emigrantes | (Colombia)

Crónica sobre acto de homofobia en Medellín, Colombia.

Crónica sobre acto de homofobia en Medellín, Colombia.
Foto:www.fb.com/CrusBryan

Era una tarde de viernes en el lluvioso octubre de 2010. Brayan Ospina, un infante de catorce años cuando eso, recibía la visita de dos amigos provenientes del Distrito Capital.

Este joven de tez blanca, contextura delgada, cabello rubio y ojos azules, más parecido a un ario físicamente que a un paisa, como buen anfitrión, se ofreció a ser el guía turístico de sus amigos. El lugar elegido fue el Centro Comercial Los Molinos ubicado en Belén, al occidente de Medellín.

Brayan, quien dos años antes decidió «salir del closet», para este momento tenía ciertos ademanes que lo hacían evidente de la comunidad LGBTI ante la sociedad, ademanes que ese viernes le hicieron una mala jugada ya que un grupo de intolerantes no vacilarían un instante en ir a agredirlo junto a sus amigos. A hombres de aproximados 20 a 25 años, que vestían prendas de un equipo de fútbol y portaban palos, no les importó que a quien estuvieran agrediendo era a un niño sino a un «maricón».

Brayan y sus amigos trataron de defenderse y a pesar de que uno de ellos salió con una mano desguinzada y los tres con golpes marcados en la espalda, lograron correr hasta una estación de servicio, [bomba de gasolina], y allí tomaron un taxi.

Tal vez este fue el echo que más marcó la vida del joven Brayan, quien ahora con 17 años y con el apoyo emocional de su familia, sigue mostrándose ante la sociedad tal y como es, aunque quedó conociendo perfectamente los riesgos que corre al ser «diferente», tal y como lo cataloga gran parte de este país conservador y de doble moral, país en el que aunque la Constitución Política lo proteja por sus inclinaciones, seguirá siendo estigmatizado y poco protegido, ya que los altos dirigentes que deben velar por su seguridad y el libre desarrollo de su personalidad, están en contra de estas «aberraciones» o «abominaciones».

 

Por: Jorge Leonardo Estrada Valencia/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (10 votos)

Opiniones

5

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

luisalejandrodiaz

luisalejandrodiaz

11 Enero de 2013
8:34 am

Como dice usted, la doble moral nos está volviendo intolerantes

Lucho_perez

Lucho_perez

11 Enero de 2013
2:06 pm

La doble moral nos tiene jodidos en esta república bananera y retrógrada. empezando por su procurador y algunos "podridos" mal llamados legisladores.
Mientras literalmente la emprenden a "garrotazos" contra un ser humano, por el hecho de ser homosexual, algunos aberrados disimulados ponen en pedestal de oro a los corruptos que si nos hacen daño, a borrachos asesinos al volante entre otras perlas negras que se tienen... Valiente denuncia!

D_cecilia

D_cecilia

10 Enero de 2013
10:28 pm

Jorge, se està cosechando el ODIO y la DISCRIMINACION que se sigue sembrando por parte de "padres de la patria PERVERTIDOS" Por parte de Una Iglesia Doble moralista (y muy pedófila y violadora) Y por parte de una sociedad IGNORANTE, INTOLERANTE, y MOJIGATA, que condena una tendencia sexual, pero aplaude a violadores de mujeres y niños, y a borrachos y drogadictos, entre ellos maltratadores... Muchos no aprenden que NO deben meterse en la cama y vida de los demás, mientras su propia vida está desdibujada.

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

10 Enero de 2013
9:34 pm

El valor de una sociedad radica en la tolerancia, en la aceptación del otro como miembro activo de la misma, en donde los pre-juicios y señalamientos muestran una falta de madurez objetiva y una incapacidad de aceptar al otro - muestra clara de no aceptarse así mismo - El ser "diferente" es una grandeza propia del valor de la individualidad y de la libertad que nos concierne en el desarrollo de nuestra propia personalidad - sea cual sea esta - El mundo - nuestro mundo - se recrea en la diferencia.
Bienvenido al portal
Saludos

D_cecilia

D_cecilia

10 Enero de 2013
10:31 pm

Escribano, aqui antes que sociedad, tenemos SUCIEDAD, cuya base es la mentira, la doble moral, y las infulas de juzgar y condenar a los demás, pero con la incapacidad de reconocerse así misma como ENFERMA y ABERRADA (La homofobia, la intolerancia y la discriminación, son GRAVES enfermedades del Alma....)
Me uno a la bienvenida del nuevo coportalero.