31 de octubre de 2014
13 Enero de 2013 | Crónicas emigrantes | (Estados Unidos)

Mubarack, de nuevo ante tribunales

Mubarack, de nuevo ante tribunales
Foto:Reuters

El Tribunal egipcio de Casación ha aceptado esta mañana la apelación del ex presidente egipcio, Hosni Mubarak, y ordenó la repetición del juicio en el que tanto el ex mandatario como su ministro del Interior, Habib al-Adly, fueron condenados a cadena perpetua por la sangrienta represión contra los manifestantes que participaron en la revuelta que culminó con la caída de su régimen autoritario el 18 de febrero de 2011.

 

Tras un largo proceso, el pasado mes de junio un tribunal declaró culpables a Mubarak y al-Adly de la muerte de más de 850 manifestantes durante la revolución. En cambio, sus dos hijos, Gamal y Alaa, además de seis altos cargos del ministerio del Interior fueron absueltos. Todos ellos deberán volver a comparecer ante la justicia en un juicio que, a buen seguro, reabrirá unas heridas mal cerradas por una convulsa transición.

 

De hecho, entre las promesas hechas por el presidente Mohamed Morsi durante su campaña electoral, figuraba la repetición de los diversos juicios realizados a los responsables de los servicios de seguridad y miembros del anterior gobierno, pues muchos de ellos fueron absueltos por falta de pruebas. Las organizaciones revolucionarias denunciaron que el ministerio del Interior, que no ha sido reformado tras la revolución, no había colaborado con las investigaciones de la fiscalía, e incluso había destruido pruebas.

 

Precisamente, a principios de la semana pasada un comité investigación sobre hechos acaecidos durante los 18 días de revuelta entregó al presidente Morsi su informe final fruto de seis meses de trabajo. La creación de la comisión fue una de las primeras decisiones del rais islamista después de asumir su cargo, el pasado 1 de julio. La fiscalía está estudiando las nuevas evidencias incluidas en el documento para sopesar la repetición de algunos juicios.

 

Sin embargo, no está claro que, en caso de que haya nuevas pruebas, éstas serán utilizadas en el proceso a Mubarak. “No se añadirán nuevas evidencias en el caso”, declaró a Reuters Mohamed Abdel Razek, uno de los abogados del veterano ex presidente, que aseguró que el nuevo panel de jueces tendrá en cuenta su estado de salud antes de emitir su fallo. Tanto el equipo de abogados de Mubarak, como decenas de sus seguidores congregados a las puertas del Tribunal de Casación se felicitaron efusivamente por el veredicto.

A sus 84 años, el rais depuesto se encuentra ingresado en un hospital militar, donde fue trasladado en diciembre después de romperse tres costillas al caer en la bañera. Desde su ingreso a la prisión de Tora, situada en un suburbio de El Cairo, se han sucedido los rumores sobre su delicado estado de salud. En verano, se filtró que había sufrido un paro cardiaco, y se encontraba al borde de la muerte. No obstante, fuentes de la cárcel negaron la veracidad de estas afirmaciones.

 

A pesar del veredicto del Tribunal de Casación, se espera que tanto Mubarak como al-Adly permanezcan en prisión, pues son objeto de investigaciones en otros procesos acusados de corrupción y abuso de poder. Por ejemplo, se ha informado que el pasado sábado el ex presidente fue interrogado por haber recibido regalos valorados en millones de libras egipcias por parte del periódico público Al Ahram. Mubarak gobernó Egipto con puño de hierro durante más de 30 años.

Reuters - @aleja_berenson

 

Por: Alejandra Berenson Fisher/

VOTOS: 0
Cómo le pareció esta publicación?
No hay votos

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí