24 de Noviembre de 2014
11 Noviembre de 2012 | Denuncias | (Colombia)

La enfermedad colombiana

La enfermedad colombiana
Foto:

Ignoro si los santandereanos nos hemos colombianizado o los colombianos se han santandereanizado, como quien dice si las costumbres santanderanas han trascendido y se acogieron en todo el país o si las costumbres colombiana se han enraizado más en Santander que en el resto del país. Esta introducción para afirmar que en Santander todo se realiza con un clima de dureza, de "berraquera", de "si no le gusta vea haber que hace" y por eso existe el chiste de que si se encuentran tres costeños hacen una fiesta, tres antioqueños montan una empresa, tres bogotanos fundan un partido político y tres santanderanos arman una pelea".

Característica esta que es mala y que nos perjudica ante el resto de Colombia. Pero cuando uno ve como funciona el pais en general se queda con la duda. Parece que ese tipo violento del diario vivir de sus habitantes cómo que siempre ha existido en todo el país y más bien de allí derivó a configurar el talante santandereano. Sea cómo fuere se trata de una enfermedad que aquí yo bautizo como "la enfermedad colombiana".

Una vez más se está hablando en el actual gobierno de unas nuevas conversaciones con los grupos guerrilleros y una vez más el poder mediático está dedicado todos los días y en todo momento a efectuar cábalas respecto a sí la paz está vez si se dará en Colombia y cómo será el futuro desde ese instante. Y partiendo de ahí se  crean esperanzas y algunos diseñan ya el decorado de una nueva Colombia en donde todo es armonía, todo es bello como en un cuento de las mil y una noches. Pero yendo más al fondo del problema surgen las angustias respecto de si Colombia efectivamente vivirá en paz cuando haya acuerdo entre guerrilleros y gobierno para acabar con esa guerra que lleva más de cincuenta años.

Sin ánimo de cometer sacrilegio, hay que sostener que así Colombia firme la paz con estos insurrectos, la paz no se dará así no más porque en este terruñño hay muchas formas de violencia qu son el pan de cada día. Quedan los paramilitares que con el eufemístico nombre de "bacrim" viven de la violencia, están los narcotraficantes, está la violencia de cuello blanco, está la  violencia común, la violencia que se vive en todos los  hogares, en las escuelas, en las fábricas, en los sindicatos, en los gremios, en los equipos de fútbol, en fin en todas partes y esa violencia a la que poca atención se le presta continuará ahogando al país que ilusionado cree que con la firma de un convenio entre guerrilleros y gobierno todo se arregla. Eso no va a ocurrir.

Y esa es la "enfermedad colombiana". Acá todo el mundo está acostumbrado a discutir, a enfrentarse, a pelear, a demostrar la machera. Si usted conduce su carro recibe los efectos de la violencia en la forma de conducir. Sus hijos tendrán enfrentamientos en el colegio o en la universidad. En la fábrica habrá choques entre empresarios y trabajadores. Y en fin en cualquier esquina por cualquier cosa le dicen que usted es un hp y demás similares. De tarde en tarde ve uno mujeres agarradas de sus cabelleras en plena calle, gente que rompe los vidrios de un carro, tiros que resuenan, etc. Y para todas esas manifestaciones no hay tratamiento alguno.

Cuando escribí mi libro "Nociones de Paz para un Nuevo Colombiano" sostuve la tesis de que la paz comienza en cada hogar, de que cada uno de nosotros debe buscar la paz en cada familia. Porque esa armonía no nace solamente porque el ejército colombiano no tenga que guerrear o porque los guerrilleros se dediquen a otra actividad. Y después de trece años de haber dicho lo anterior, lo que se ve es una vida recalcitrante en todos los rincones de Colombia, más amarga cada día. Hasta en la televisión nos dicen "denuncie".

El Estado que saca todos los días leyes de toda clase tal vez hace un tiempo vislumbro ese lío y ordenó que para demandar en los procesos judiciales era obligatorio que las partes debían concurrir previamente a una audiencia de conciliación, quizá con la fe en que esa diligencia sirviera para atemperar los ánimos. Después de casi diez años, la verdad es - ***** y lironda - que las partes concurren porque es obligatorio ir a ese trámite, pero ninguno tiene interés en solucionar allí su conflicto. Que se miren las estadísticas para ver cuantos pleitos se han evitado. Muy pocos. El ciudadano colombiano quiere es luchar, pelear, ir a la guerra. 

Entonces comencemos por reconocer que hay una "enfermedad colombiana", que es necesario combatirla, que los gobernantes no tienen interés en ella y que mientras ésta subsista no habrá paz que valga. Exactamente lo que se dice de los paramilitares. Muchos de los que constituían esos ejércitos se alejaron de tal calidad pero se fueron a otros entes que se llaman ahora muy elegantemente "bacrim", pero de que siguieron, siguieron siendo delincuentes. El lío continuó. La "enfermedad colombiana" proseguió y proseguirá y otras generaciones nacerán y morirán en la violencia. ¿ Usted que piensa hacer en pro de la paz ? En cuanto al gobierno, es su obligación generarle una buena vida al ciudadano y eso implica consolidar una política por el bienestar colectivo en todos los órdenes. Hasta ahora no la hay. Y ningún dirigente la tiene en su agenda ( perdón . . . ¿ hay dirigentes ? ).

Por: Jorge Enrique Acevedo Acevedo/

VOTOS: 4
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (4 votos)

Opiniones

3

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

jogafi

jogafi

11 Noviembre de 2012
10:46 pm

Jorge Enrique, cálida bienvenida a S.P.
La enfermedad de Colombia no se compone de un solo mal (naturaleza bélica) hay otras quizá mas nocivas: indiferencia, insolidaridad, envidia, falta de dignidad...
Totalmente de acuerdo: el concepto que se tiene para la Paz en éste terruño es mayoritariamente erróneo. La paz no solo la hacen o la infringen las Farc. Hay un sin número de actores , factores e items que hacen la verdadera paz, y nada mas cierto cuando afirmas que la paz se construye desde el seno de cada familia, la paz no puede estar solo en cabeza de un gobierno. Respecto a las conversaciones de y por la Paz, se puede decir que las han convertido más que en un show mediático, en otro realitie de mal gusto, que igual que los otros parece ser "libreteado" y muy mal actuado.Saludo cord

Aracataka

Aracataka

11 Noviembre de 2012
10:34 pm

..certera y contundente lectura...grato leerle!
..saludos!

Aracataka

Aracataka

11 Noviembre de 2012
10:33 pm

..la paz como tal es una ilusion individual casi personal, cada cual puede encontrar su rinconsito para vivir en paz! aunque esto implicaria no socializar! ..en conjunto, como Usted dice es imposible por las razones que tan certeramente plantea, la "enfermedad colombiana" esta tan arraigada como el bambuco, el sancocho o las empanadas...es tan pasional como un partido de footbol entre Santa Fe y Millos...o Cali y America! sin embargo mediante un proceso de re-educacion, de rehabilitacion, si, como si se tratara de un vicio, se podrian romper esos sintomas de la "enfermedad colombiana".es lamentable que en las escuelas hoy dia no se dicten clases de moral y buenas costumbres, tal vez asi re-educandonos podriamos entonces disfrutar de una paz en colectividad, sin tantas mentiras y disfraces.