23 de Noviembre de 2014
12 Noviembre de 2012 | Denuncias | (Colombia)

Delincuencia en las grandes ciudades

Delincuencia en las grandes ciudades
Foto:

La delincuencia es un fenómeno mundial prácticamente inevitable y más si se trata de ciudades como Bogotá donde cada vez hay más problemas e inconformidades.

Por empezar, la delincuencia en nuestra ciudad específicamente sucede porque hay pobreza, desazón, falta de oportunidades, hambre, descontento, rabia, falta de educación y demás factores que influyen en esta problemática.

Por ejemplo, en sectores aislados y descuidados por el gobierno alguna parte de la población no tiene más remedio que recurrir a la delincuencia para surgir, el hurto es el crimen más visto, aunque no se deben descartar cosas como asesinatos, extorsiones, y narcotráfico que también es muy visto en las grandes ciudades.

Ahora se preguntarán ¿Cómo sucede? Pues bien, el mecanismo es simple, el individuo padece, intenta por el buen camino y se le presentan diversos obstáculos que lo llevan al camino errado; aparecen oportunidades en el crimen, el individuo accede y listo. Como dice Esteves R: ‘’En una casa que falta el pan y hay hambre; Sólo se espera de ella a la larga miseria, pobreza y tintes de delincuencia. ’’

Pero la culpa de todo la tiene el de siempre, el causante de todos los males, la culpa es del gobierno, desde el presidente hasta los encargados de cada municipio o barrio. Por ejemplo el gobierno colombiano es tan miserable que sus funcionarios se roban cualquier cantidad de dinero y nadie dice nada. El gobierno roba, no educa adecuadamente, agrede, en fin, el gobierno es la desgracia del pueblo. Tal y como dice el político y escritor Francisco de Quevedo y Villegas en una publicación: ‘’ Menos mal hacen los delincuentes que un mal juez’’.

@PibitoEdwardSfe

Por: Edward Steeven Castro Velásquez/

VOTOS: 4
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (4 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí