23 de Julio de 2014
2 Febrero de 2013 | Denuncias | (Colombia)

Los contrastes del verano en la ciudad bendecida por Dios

Los contrastes del verano en la ciudad bendecida por Dios

Las excesivas temperaturas que le achacan al cambio climático han generado una ola de calor sin precedentes y la reducción dramàtica de los niveles del río, en los que se forman inmensos playones que dificultan la navegación por el hoy angosto y poco profundo RÍO Magdalena. Las transportadoras fluviales han tenido que obligar a los pasajeros a caminar un inmenso y calcinante playon para lograr un sitio un poco màs profundo y así poder avanzar.

En contraste, los pescadores aprovecharon la subienda esperada para esta época, en la que el pescado sale de la ciénaga, huyendo para no quedar atrapados en un cuerpo de agua que baja ostensiblemente su nivel y sube su temperatura corporal.

Es el momento de capturarlos en masa, grandes y pequeños, sin distingo alguno, utilizàndolos como 'presa' para capturar a los compradores que bajan en masa a los puertos, atraidos por la oferta de carne blanca barata, para aprovisionarse y hacer rendir sus alicaidos bolsillos, así sea que compren pescados de peso y talla no permitidos porque estàn a $500 y $1.000.Este grado de irresponsabilidad afecta el ciclo de vida del pescado y amenaza a futuro con reducir el número de especies que se vayan a capturar en estos tiempos de abundancia, por cuenta de quienes por hacer dinero estàn acabando con la especie nativa, porque no son conscientes de la situación.

Y Barrancabermeja, una ciudad bendecida por Dios porque ademàs de estar ubicada en una posición geoestratégica aèrea, terrestre y fluvial, se encuentra rodeada de humedales que desembocan a ciènagas y al río. Empero, el crecimiento desordenado, la falta de plantas de tratamiento y el surgimiento de invasiones ha hecho que quebradas y caños se contaminen de aguas negras a las cuales son arrojadas enormes cantidades de basura y elementos que bn pudieron ser reciclados, los cuales terminan generando montañas de residuso fliotantes que van a terminar a las ciènagas y el río.

Dos de ellas estàn practicamete acabadas: la ciènaga Juan Esteban, que bordea el sector sur de la ciudad y la Miramar, localizada en pleno casco urbano de la ciudad, contaminadas pero con vida subacuática aún. Aunque se proyectó un Plan Maestro de Alcantarillado para captar el amplio numero de corrientes contaminantes que desembocan a ciènagas y ríos, sin duda la falta de cultura ciudadana es un factor preponderante que estàn matando nuestros cuerpos de agua.

En cierta forma, la mano del hombre incosciente està jugando un papel prepoderante en la contaminación ambiental que està amenazando gravemente el futuro de nuestros cuerpos de agua y la vida subacuática que ellos aportan para el consumo humano. Ello sin duda se reflejarà en la pérdida de nuestro ecosistema y la disminución de la pesca con la consecuencia económica y sobrevivencia para la cadena humana que depende de los frutos del agua.

Por: DANIEL BARBA/

VOTOS: 2
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí