01 de octubre de 2014
4 Febrero de 2013 | Denuncias | (Aruba)

50 años de pura guerra ¿Por qué ahora las guerrillas exigen cese al fuego?

Foto:Saludos de Paz.Imagen Google
Saludos de Paz.Imagen Google
Imagen asociada
Imagen asociada

Una de las falencias de las guerrillas latinas es su propensión a creer que hacer la violencia en las selvas y montañas equivale a tener el poder ya agarrado en la realidad y, desde la ilegalidad poder exigir como un Estado constituido al de verdad y legalmente constituido como si estuvieran en pié de guerra.
De allí se derivan sus teóricas e infantiles exigencias de propalar sofisticadas exigencias en cuanto lo que no han podido conseguir con las armas lo pretenden hallar ipso facto con los deseos mentales.

Es el juego infantil que tienen entre mente, para pretender conseguir efectos positivos entre la población, en este caso la colombiana. Si supieran que sus hazañas con las cuales tratan de ganarse las simpatías del pueblo al estilo Robín Hood, se han tornado todo lo contrario, si lo supieran y tuvieran conciencia de que en la realidad ha acontecido en la población colombiana más que más pura y latente adversidad, se entregarían a montones por todos los lugares donde siembran muertes y secuestros, sin ningún tipo de exigencias, y a pagar con cárceles los daños que le han hecho al pueblo colombiano y a los países vecinos.

De manera que las exigencias que han tenido con descaros de exigir, entre otras cosas las de cese al fuego, no corresponden en nada en absoluto a lo acordado en la difícil agenda que según el Doctor Enrique Santos Calderón se firmó en La Habana, Cuba, donde de seguro tiene desconcertados a Fidel Castro Ruz, quien es la persona que ha fundamentado la teoría de que ya no es viable tomarse el poder por las armas, como ellos lo hicieron en Cuba. De la misma manera debe estar Chávez, de quien se dice los apadrina en Venezuela y quien de verdad parece que quiere la paz para Colombia como el mismo lo ha manifestado a voz en cuello por todos los medios de comunicación.

Se debe seguir a pie juntillas la Agenda Acordada de antemano en Cuba y no dilatar con teóricas y con posiciones salidas de lo acordado, y tomadas de los que en nada en absoluto benefician al pueblo, porque no solo no tiene el respaldo de la inmensa mayoría de los colombianos sino del mundo entero en toda su plenitud que los sigue en absurdas distorsiones de exigir sobrepresiones de manera subrepticias los de que terminen las hostilidades del ejército de Colombia, hechos que no fueron acordados en la agenda pactada por las partes.

Con demasiada razón que la Dra. Clara López Obregón pide al gobierno un intermediario internacional imparcial. Esta solicitud es en primera instancia es para convencer a las mentes obtusas e ilusas convencidas por ilusiones que crea la lucha en las selvas y montañas de ir por los caminos previstos de antemano, y en segunda instancia, con la finalidad de que convenza a los representantes de las guerrillas en la mesa de conversaciones de que lo que se ha pactado una agenda es de colateral asentimiento, lo que implica que de esta obligatoriedad no se pueden salir ninguna de las partes, si no que por rigurosa y acordada regla, hay que cumplirla al pie de la letra en conversaciones que lleguen a unos pactos para acordar la Paz en Colombia...
 

Por: luifernd

VOTOS: 5
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (5 votos)

Opiniones

2

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

luisalejandrodiaz

luisalejandrodiaz

4 Febrero de 2013
11:24 am

Para mí los únicos que quieren dejar las armas son estos negociadores del secretariado con fines polícicos. Porque los jefes de regimientos o como los llama el gobierno bloques, no todos están de acuerdo con que la guerrilla se termine en el país. Miremos únicamente los últimos días y un ciego entendería lo que está sucediendo. Como ejemplo las AUC. Una supuesta entrega de los líderes y los bloques tomaron nombres distintos. Ahí siguen delinquiendo, desapareciendo, masacrando, secuestrando y todo lo terminado en ado.

osgir

osgir

4 Febrero de 2013
7:35 am

Cuando por hablar de paz se habla de negocios, el asunto se convierte en una contradicción fatal.

Ser guerrillero en Colombia es tener un negocio que produce invirtiendo balas y lisiados a cambio de poder del malo.