20 de Abril de 2014
20 Febrero de 2013 | Denuncias | (Aruba)

¡Un cese al fuego bilateral con verificable claridad, sin ninguna trampa!

Foto:Guerrillero herido,Imágen
Guerrillero herido,Imágen
Imagen asociada
Imagen asociada

Un cese al fuego con garantías que se atestigüen de parte y parte. Es decir, tanto de las guerrillas como de las fuerzas armadas de Colombia. Ese tipo de convenio bilateral entre las partes en conflicto sí que es posible y humaniza la guerra puesto que le garantiza a la población civil, sobre todo a las criaturas infantiles, ancianos(as) y mujeres la vida de manera real.

¿Pero qué acontece, entonces, con las personas que se encuentran secuestradas?

¿Entrarán en la propuesta de verificación la devolución de aquellas personas que llevan años secuestradas?

Ya la candidata a la presidencia Dra. Clara López Obregón había propuesto que se introdujeran mediadores internacionales con destinos precisos o a objeto de verificar de manera precisa las acciones de las partes en conflictos, lo que equivale a la propuesta de un “cese al fuego bilateral verificable” en el conflicto, que es la nueva propuesta del Dr. Jorge Leyva Durán. Propuesta a la cual los colombianos le dan su aquiescencia, ipso facto, sobre todo quienes están en medio del conflicto de guerra que son los más susceptibles de ser afectados por esta guerra sin cuartel.

Importante es que en las observaciones [Primordial es que parte de observadores sean internacionales y parte nacionales compuestas de jóvenes imparciales y bien calificados para estas lides], de los hechos verificables se señalen de manera clara y precisa cuáles sectores sean promotores de ponerles palos en la ruedas a las acciones o caminos de la consecución de la Paz negociada en Colombia.

Los verificadores tiene que ser de manera clara veedores de acciones positivas y de acciones negativas. O sea, de sectores existentes en Colombia, ¡y de que los hay los hay!, y que sean susceptibles de ser demandadas penalmente ante los estrados judiciales con los propósitos de que la sociedad colombiana y el mundo entero conozca quiénes de han pretendido y pretenden de manera constante sacar utilidades y provechos de toda índole de constantes y eternizantes sufrimientos del pueblo colombiano.

De esa manera sí que es susceptible desatar este nudo gordiano que nos tiene jodidos hace más de medio siglo, y sobre todo, que no les da pena a la clase dirigente incluyendo a los presidentes contados uno a uno, de la misma manera que a los guerrilleros, que hoy se divierten en La Habana con objetos mecánicos del sistema que critican y combaten, como las motos que usa la juventud norteamericana que con esas mercancías en la realidad van a lavar sus dólares adquiridos con el secuestro y el narcotráfico, que Latinoamérica y el mundo los señale como coadyuvadores de la guerra intestina, que de manera falaz se prolongue por tanto tiempo, como si con ella ambas partes, como Nerón en su pleno apogeo en Roma, fueran gozosos de un eterno y agradable festín de fuego y sangre...

Esta guerra fratricida es costosa y Colombia ha sido vehemente de conservarla mediante enfrentamientos con una guerrilla torpe que no ha dejado construir partidos y es base concreta para que todo aquel o aquellos que se formen fuera de la férula de los tradicionales sean tildados de guerrilleros, anquilozando al pais en un status conservador dificil de tomar caminos hacia una democracia abierta. Entonces el status quo se prevale de estas reyertas para armar al ejercito cuyos capitales gastados en equipos de guerra y sostenimiento de personal del combates es uno de los más grandes de latinoamerica y que en vez de utilazarlos en bienes sociales para las mayorías pobres los invierte en las guerras internas intestinas inacabables:De allí nuestro inveterado atraso tipo sociedades primitivas Crogmanon...
 

Por: luifernd

VOTOS: 6
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (6 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí