17 de Abril de 2014
24 Abril de 2013 | Denuncias | (Colombia)

Estamos metiendo a nuestros niños en una licuadora sin control

Estamos metiendo a nuestros niños en una licuadora sin control
Foto:

Conmovida con la noticia del padre que mató a golpes a su pequeña hija de ocho años por las malas notas escolares, pero más allá de analizar la conducta desde todo punto reprochable del señor en cuestión, enfoquémonos hasta qué punto estamos metiendo a nuestros hijos en una licuadora sin control por culpa de un sistema educativo retrogrado.

Las instituciones educativas son también culpables de los estados de intolerancia de algunos padres, toda vez, que exigen a los niños de manera sobrehumana, dejan tareas ridículas y sobrecargadas de excesos, las notas y evaluaciones son subjetivas y acomodadas, no dejan espacio para compartir en familia pues padres e hijos estamos atiborrados y saturados de tareas absurdas.

¿Eso es buena educación?, me disculparan todos aquellos que piensen que sí, pero yo me aparto de manera rotunda de esa supuesta “buena educación”.

Si nosotros como adultos, nos alardeamos en decir, “Que es de humanos equivocarnos” “Que cada quien a su propio ritmo y su capacidad” “Que todos somos buenos para algo pero ciertamente tenemos muchas debilidades” “Que es prohibido llevar trabajo a la casa” ¿Entonces por qué a los niños y adolescentes, no se les da también esas prerrogativas?

¿Por qué los colegios no miden la capacidad de cada niño, olvidándonos de las mal llamadas calificaciones? Una calificación es un invento absurdo de alguien que no vio más allá de un simple diez.

Los talentos, las capacidades, los esfuerzos, la dedicación no se miden con notas ni con tareas extenuantes.

Ir al colegio se está convirtiendo en un típico castillo del terror, matoneo, profesores insensibles, rectores inhumanos, tareas perversas. Aunque hay excepciones, aclaro que mi intención no es generalizar.

El colegio debería ser un espacio de aprendizaje personalizado independientemente del número de estudiantes, modalidad o naturaleza del colegio, no todos tenemos la misma capacidad de entendimiento, entonces ¿Cómo califican a todos los alumnos por igual? ¿Por qué no se clasifican a los niños por vocación?

Es decir, a todos no les interesa o se les facilita aprender determinada materia, entonces por qué obligarlos, por qué mejor no reforzar en lo que le gusta al niño, en lo que le va bien, por lo general se escoge una profesión o un oficio de acuerdo a la pasión o al don que se tenga.-

De otra parte el ICFES con su famoso examen que no mide competencias sino más bien mide una información memorizada y fácilmente olvidable.

Y para completar los padres de familia que queremos hijos perfectos, hijos excelentes, que saquen 10 en matemáticas, sociales, biología, español, algebra y recreo, que además sean trilingües, que no se les ocurra comportarsen como niños o adolescentes, que toquen a la perfección tres instrumentos musicales y ¿por qué no? que también y por los laditos sean medallitas olímpicos.

Ya no más, la niñez se vive una sola vez, los niños quieren jugar, descansar, dormir, comer helado, reír, soñar, ir cine, al parque, aprender y estudiar claro que sí, pero de una manera cómoda, tranquila, original, moderna, divertida, una educación que en vez de señalar y tildar, por el contrario, estimule, apruebe, ayude y refuerce talentos, y no que resalte y juzgue las dificultades.

Esa licuadora sin control la estamos llenando con niños y adolescentes asustados, estresados y enfermizos, con ideas de suicidio por la obtención de malas notas, porque si no se suicidan sus padres los asesinan.

Qué tristeza.

 

Por: Sandra Mercedes

VOTOS: 3
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

5

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

Sandra Mercedes

Sandra Mercedes

25 Abril de 2013
7:02 am

Gracias por la lectura,. sus puntos de vista, sus comentarios.-

Adri83

Adri83

24 Abril de 2013
5:56 pm

Cuando se habla de EDUCACION mi querida Sandra, NO se puede ni se debe excluir la ESENCIA , de la verdadera educación, de la "más importante" de la Vital y DEFINITIVA, y no es otra que la EDUCACION DEL HOGAR, la que se da desde el vientre.
Es donde se comprueba las graves y constantes fallas de la sociedad, que olvida la responsabilidad de la familia como "núcleo de la sociedad", mientras una mayoría rechaza el matrimonio igualitaria, esa misma mayoría se condena al caos y la perdición; tanto corrupto, drogadicto, sicario, politico, violadores, pederastas, son hijos provenientes de donde? De familias "normales" como diria el dinoasurio Gerlein, pero "por sus frutos los conoceréis"...Y según lo que estamos viendo los ejemplos que se dan son pésimos!

Sandra Mercedes

Sandra Mercedes

25 Abril de 2013
7:02 am

Es una constante evolución y estamos estancados desde la educación en casa como refieres, nos enfocamos en distractores mientras la esencia queda en el olvido. Gracias por el comentario.-

osgir

osgir

24 Abril de 2013
3:53 pm

Soy un niño de acuerdo al penúltimo párrafo.

QUE VIVA MI AVANZADA INFANCIA.

Sandra Mercedes

Sandra Mercedes

25 Abril de 2013
7:00 am

Y la mía también.....