22 de Diciembre de 2014
13 Noviembre de 2012 | Deportes | (Colombia)

¡Son humanos!

¡Son humanos!
Foto:www.leomessigol.com

¡Son humanos!

Se dice que actualmente el Fútbol Club Barcelona es el mejor equipo del mundo, Lionel Messi y el resto de sus compañeros de equipo, se encargan de que cada ocho días veamos goleadas tremendas en la liga española. Ya estamos acostumbrados a ver como sus partidos pueden quedar fácilmente con una diferencia de 6 goles sobre sus rivales y esto ya no nos asombra, no nos impresiona.

En la liga BBVA son pocos equipos que pueden hacerles frente, entre ellos el Valencia, el Atl de Madrid, y el Sevilla, pero hasta en ocasiones a la hora de enfrentarlos parecen partidos de tramite, exceptuando el clásico contra el Real Madrid, equipo que también es considerado ser de otro planeta y el cual le planta cara cada vez que se tienen que encontrar.

Pero en esta ultima jornada del campeonato de clubes más importante de Europa, la UEFA CHAMPIONS LEAGUE, se vio una cosa muy distinta. El Barcelona que para muchos es la perfección del fútbol por su eficacia, por sus triangulaciones y por sobre todo, por su espectáculo a la hora de tener el balón no la iba a tener tan fácil en esta ocasión.

Los culés se enfrentaban al Celtic, en Glasgow, la capital escocesa. Era un partido que parecía iba a ser uno mas para los dirigidos por tito Vilanova. El Celtic por su parte, llegaba de hacer un gran partido en el Camp Nou donde complicó bastante al barsa, perdió 2- 1 con un gol de Jordi Alba al último minuto, pero avisaba que podía confundir a los blaugranas.

El partido no podía empezar mejor para el Celtic, a los 20 minutos se adelantó en el marcador con un cabezazo de Wanyama, poco pudo hacer Valdés. Lionel Messi trató de conducir a los suyos hacia el empate, pero sus intentos eran frustrados una y otra vez por la férrea defensa escocesa, y por los palos, que en más de una ocasión escupieron los disparos del equipo español. Neil Lennon, entrenador del equipo escoses recurrió en el segundo a tiempo a esperar al Barcelona, su equipo le cedió el balón y lo esperó con la intención de que en cualquier momento podría llegar la ocasión para marcar el segundo, y así fue, en el minuto 82 Watt, un chico de tan solo 18 años aprovecho un despeje que la defensa culé no supo neutralizar y batió nuevamente a Víctor Valdés con un disparo potente de derecha cruzado. Marcador parcial 2-0 y se esfumaban las esperanzas de Xavi, Iniesta, Pedro, Álves; de estos extraterrestres que poco a poco los bajaban de su nave espacial recordándoles que son humanos y que aunque Lio Messi marcara al final de poco les iba a servir.

Al final el Celtic Park estallaba, sus hinchas no lo podían creer y mucho menos el técnico Lennon que lloraba y se abrasaba con su colaboradores y mas tarde en rueda de prensa aseguraba que era un triunfo histórico para el club en su cumpleaños número 125.

Un dato curioso que queda de este encuentro es que se registró la mayor posesión del balón por parte de un equipo en la historia del fútbol, el Barcelona registro en el segundo tiempo un 97% de tenencia de balón mientras que el modesto Celtic tan solo logro el 3%, en resumidas cuentas el conjunto escoces tan solo tuvo el balón en su dominio 47 segundos de los 45 minutos de la segunda mitad, así y todo marcó el gol definitorio.

Queda comprobado nuevamente que en el fútbol no hay nada imposible, que se le puede ganar a cualquiera por mas invencibles que se vean y sin la necesidad de atacar todo el tiempo.

Como lo afirmó Andrés Iniesta: “lo que hace maravilloso a este deporte es que hay diferentes estilos de juego”.

Twitter: @santysaray

Por: Santiago Saray

VOTOS: 3
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí