02 de Septiembre de 2014
18 Diciembre de 2012 | Deportes | (Colombia)

El fútbol, metáfora de la vida colombiana

El fútbol, metáfora de la vida colombiana
Foto:foto isidra de la vega.

En medio de un tremendo aguacero, Flash,el mas pretigioso columnista del caribe, Edgar García, me llamó desde  la famosa Cueva para  que participase en un conversatorio sobre Fútbol y Literatura.

Pese a la dificultad, fui. Allí se esbozaron  al lado de ese gran intelectual, como pocos en Colombia, conocedor de esta disciplina: Javier Castel, planteamientos, muy destacados por cierto a nivel nacional por El Heraldo y la cadena Caracol de T. V.

Quiero recomendar su libro—De la mano con el fútbol—como una joya, en un país donde los  comentaristas estaba participando en el evento Poemarío ,en uno de los salones del  Amira de la Rosa, en medio de un de esta disciplina se aferran a una jerigonza, ausente de un lenguaje creativo  y lleno de faramallas ininteligibles para el público.

Ese día frente a una entrevista de la periodista, yo calificaba al fútbol como una especie de karma que padece el pueblo colombiano que mágicamente convierte a muchachos humildes en millonarios, en una verdadera metáfora de vida, descrita por muchos textos literarios. Aproveché, para leer mi texto, El zoo de los dólares de mi libro Fe de Rico monta la caballa.

Afirmaba, que también el fútbol es una especie de religión sin dios, pero con un sanedrín  detrás, una especie de para-estado transnacional. En estos conversatorios  se trata de analizar los fenómenos en forma colectiva  pero es inevitable  que se ocupen  de las personalidades que integran  estos colectivos. A mí que siempre he sido víctima de los policías, me preguntaron sobre el Bolillo Gómez. Y  respondí sin tapujos que me caía mal porque a veces, con horror le endilgan, el  brillante título de profesor a  alguien que dijo que “él no ha leído ningún libro”.

Además de  sus aristas de dictador  que lo muestran como un hombre intolerante, perseguidor de quien opina algo como  le aconteció  a Teo, el valeroso nieto de Aura y sus exquisitas fritangas en La Chinita. Jamás, pensé que iba a  ser  arrasado por las glorias femeninas como apuntaba el metalenguaje de la mencionada publicidad. Otras de las inquietudes allí planteadas tuvo que  ver con la falta del triunfo final  de nuestro país.

En mi opinión cada selección se parece  a sus habitantes. A los colombianos nos rodea un escepticismo, nuestro pueblo ahogado, sin recursos para divertirse, siempre  engañado, no coronados exitosamente en sus tareas, sabe, malicia, que hay un negocio  en el que  no participa. Quien no sabe que la FIFA se lleva las ganancias de estos eventos sin gastar un peso en el desarrollo de las estructuras sociales del país donde llega.

No se necesitó mucho tiempo para descubrir el pastel del espectáculo de inauguración, muy parecido a la elitización del carnaval.

Mientras el departamento clama por ayudas, en Barranquilla las casas rodantes de El Bosque y de los Altos de Campo Alegre  no tienen soluciones. Mientras tanto, la alcaldía dotó de una pantalla multimillonaria al estadio para ver los goles de la derrota. Ahí, los vimos iguales a Pinto, Bolillo, Lara pegados como los gobernantes colombianos a principios dictatoriales con esquemas desuetos.

A ellos se suma el icono de la elegancia, verdadero maniquí de las transnacionales de los ajuares deportivos, quien en una argentinada que nada tiene que ver con el espíritu de lucha de ese pueblo nos dijo que “perder es ganar un poco”.

El entrenador gana, algunos futbolistas, en este esclavismo de nuevo tipo cotizan sus bolsas para ingresos millonarios, los colombianos perdemos, una vez más, en nuestras ilusiones. Aquí quiero recordar a Cabrera Infante quien escribió:

“Ese juego nefasto incita a la violencia porque es violento en sÍ mismo: se juega con los pies y pocos movimientos hay tan feroces como el que supone dar una patada”. Aunque siempre el espectador en su conciencia puede escoger entre el troglodita que patea o salir de los males que le aquejan, en una especie de catarsis que proporciona esta danza millonaria del fútbol profesional.

Por: federico santodomingo zárate/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (2 votos)

Opiniones

2

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

osgir

osgir

18 Diciembre de 2012
5:46 pm

EL FUTBOL ES BIEN AHORA
DEPORTE TRADICIONAL
ES UNA CLARA METAFORA
DE LA VIDA NACIONAL

Fercho_Salazar

Fercho_Salazar

18 Diciembre de 2012
1:46 pm

El futbol en Colombia para muchos una verdadera pasión para otros una perdición.