01 de octubre de 2014
27 Febrero de 2013 | Deportes

Volvió la alegría al fútbol

Volvió la alegría al fútbol
Foto:www.eldiaro.com.ec

Recuerdo cuando recién compré una consola de video juegos, por allá por el año 2005, el primer juego que tuve fue el FIFA. En esos momentos aún estaban con los cortos puestos grandes jugadores de la historia como Zinedine Zidane, Ronaldo, Paolo Maldini, Roberto Carlos etc. Pero había un brasileño que nos encantaba a todos: Ronaldinho.

Siempre fue un jugador impresionante. Jamás olvidaré verlo en los comerciales de Nike haciendo sus jueguitos, sus jugaditas e incluso cosas que parecían de otro mundo para nosotros la gente del común. Era un deleite verlo con esa #10 del Barcelona.

Hacia cosas que en mi vida había visto. Tenía una de las mejores gambetas, un regate envidiable, cobraba las pelotas paradas como los dioses, simplemente la pelota hacía lo que él quería que hiciera. Tenía una gran velocidad, y lo que es aún más destacable, una impresionante velocidad y regate con la pelota pegada al pie. Ese mágico pie derecho que hizo goles de chilena (contra el Villareal), o goles a gran velocidad mientras dejaba gente en el camino como en un clásico frente al Madrid. Lo más destacable, aparte de todas sus aptitudes era su alegría al jugar. Lo disfrutaba, siempre con una sonrisa en su rostro.

Con el paso de los años Ronaldinho empezó a bajar de nivel en el Barcelona considerablemente y a preferir la fiesta antes que la pelota. Todo esto le trajo bastantes inconvenientes en Catalunya hasta el punto de hacerlo salir del Barca. No salió como merecía de allá, pero dejó un recuerdo envidiable.

Paso por el AC Milan y por el Flamengo, hasta finalmente recaer en el Atlético Mineiro de su país.

Verlo jugar 5 años después de su momento cumbre, y ya con más de 30 años, igual sigue siendo un deleite verlo jugar. Aunque por cosas de la biología, ya no está tan rápido como lo era antes, y no deje regados a los jugadores mientras lleva la pelota pegada a su mágica diestra, sigue siendo igual, o más rápido pero de pensamiento. Sigue jugando con una precisión impresionante, una calidad envidiable, y un entendimiento del juego admirable.

La pelota sigue haciendo lo que él quiere luego de tantos años. Sigue yendo a donde él pone el ojo. Sigue enamorada del 10. Y ojalá que así siga siendo.

Es bueno verlo a Ronladinho volviendo a un gran nivel, con algunas características distintas a la que le vimos en aquel Barcelona, pero igual sigue siendo un genio. Ojalá y siga con su alza, que lo ha llevado a que lo vuelvan a convocar a la selección brasilera y a que brille en Suramérica con el Atl. Mineiro. Esperemos, por el bien del fútbol, recobre ese nivel y poderlo disfrutar el año entrante en lo que muy posiblemente puede ser su último mundial.

 

Por: Thrashard

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (4 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí