01 de Agosto de 2014
11 Diciembre de 2012 | Entretenimiento | (Colombia)

Los héroes somos de lidia

Los héroes somos de lidia
Foto:Daniel Steger

 Haciendo un intento de reflexión...

“Hijo, los héroes somos de lidia” esa frase me la decía mi padre desde que nací. Llegué al mundo en un hogar bien particular donde mi madre, una hembra espectacular de armas tomar, llena de sueños, un día conoció a mi padre, un tipo de una apariencia que ahuyentaba hasta al más valiente de los policías.

Como la mayoría de historias al principio de conocerse, no lograron esa conexión que vemos en esas películas de amor, de hecho mi madre gritaba a los cuatro vientos que jamás en su vida pensaría en tener algo con un tipo como papá, y por supuesto por parte de él, un macho herido por esas palabras, manifestaba por doquier que mi madre no era de su tipo. Con el tiempo el destino les mostró qué grandes mentiras eran las versiones de cada uno y los unió de tal forma que los dos aprendieran como vivir el uno con el otro como un castigo de amor para toda la eternidad.

Desde el día que se unieron mamá y papá, han tenido una vida de lujo. Mi madre me cuenta que papá la llevaba a los mejores lugares, conocieron cantidades de personas y vivieron grandes experiencias que a la postre fueron las que convirtieron al gruñón aquel del principio de la historia, al héroe más grande que jamás yo he conocido. Progresivamente con la llegada al mundo de mis hermanos y yo, de apoco mi padre fue cambiando, ya no era el mismo de un tiempo en adelante, las cosas que pensaba antes de conocer a mi mamá se habían replanteado y la conformación de nuestro hogar, lo confrontó de frente a una decisión difícil: mi padre quería seguir los pasos del abuelo, era un gran cambio, pero él quería ser artista.

Hay que hablar del abuelo, conocido en el mundo del arte como “el loco lidia” era un actor de la vida, de esos que recorren ciudades grandes llenado las más grandes plazas, pero que sin importar a la semana siguiente, podía seguir por los pueblos más pequeños haciendo sus actuaciones y dejando marcas imborrables a su pasar. Amaba los aplausos, no solo eran la gasolina de avión que lo transportaba al estado más puro del ser humano, la felicidad, si no también él veía el aplauso como el sonido con más valor contable en el mundo entero. Eso era lo que quería sentir mi padre, sentir la misma emoción del abuelo en sus buenas épocas y que nosotros nos sintiéramos orgullosos de él, y así fue, y así es.

Como todos dicen el mundo artístico es difícil y para mi padre no fue la excepción, como todo gran artista tuvo que iniciar desde abajo con muchas dificultades y haciendo los trabajos más pequeños, “grandes sacrificios traerán grandes recompensas” palabras que me repetía y que hoy con el deslace de su vida, las entiendo completamente. Empezaron a recorrer cuanta plaza se encontraban y así fue como se embarcó junto con sus amigos en una aventura que lo llevaría por muchos sitios. Sabíamos de antemano que no iba a tener grandes posiciones de cara al show donde participaba, era nuevo en el tema y tenía que servir en los ensayos como el personaje principal, pero hasta ahí, entendíamos (creo más que él) que la fama estaba en ese momento lejos de su alcance.

Después de unos meses sin saber nada de mi papá, recibí una carta donde nos expresaba de forma corta su sentir: “Hijo me encuentro lejos de nuestra ciudad, pero nunca lejos de nuestros sueños, y mucho menos de mi sueño. Por cada pueblo o ciudad donde pasamos, encontramos gente que nos recibe con enorme efusividad, las presentaciones en las plazas cada vez son más y más imponentes y la gente siempre sale muy feliz. Hemos cambiado muchas veces de integrantes del grupo ya que cada vez que hacemos un show, el protagonista al parecer no aguanta la presión del arte y no lo volvemos a ver más. Sé que la oportunidad llegará mientras siga trabajando por ella de la misma manera que siempre lo he hecho y de la misma manera que quiero que tú trabajes por tus sueños. Te quiero, los héroes somos de lidia”

¡La emoción al leer algo de él fue inmensa! Después de tanto tiempo sin saber una sola palabra, nos informaba que su proceso iba de la mejor manera, se le veía completamente positivo y la esperanza se asomaba en sus letras. Desde ese momento, en adelante sus cartas fueron más constantes, nos contaba que cada vez tenía más oportunidades de entrar un día al show, nos comunicaba los nombres donde se presentaban sus compañeros, nombres, que pasaban desde los bailes más chistosos como “La Macarena”, por momentos parecía que se presentaban en iglesias como “La Santa María” y en diferentes sitios que desde mi punto de vista eran solo sitios, lo importante era el sueño de papá.

Por obra del destino, llegó el día de su estreno, llegó el día donde mi héroe iba a cumplir su sueño y nos iba a dejar a todos con un completo estado de orgullo, y para comunicármelo me escribió:

“Hijo después de todo el trabajo y de toda la planeación el momento ha llegado, seré el protagonista de la obra donde desde hace ya un largo tiempo vengo trabajando. Será una tarde espectacular, la gente aplaudirá y coreara al unísono ¡olee!, esa exclamación de alegría flamenca hacía mí. Quiero que todo el proceso que viví por alcanzar este sueño, lo tengas como la referencia para alcanzar los tuyos.

La vida siempre te mostrará las diferentes caras de lo que pueda pasar, tú tienes que descubrir cual es el lado donde todo encuentra sentido, el lado por donde todo tiene que ser. Al parecer las cosas están cambiando para nosotros, al parecer el destino nos sonríe, pero aparte de eso, se una tendencia diferente en busca de la verdad y la igualdad, y recuerda siempre que la diversión no justifica el herir de alguna manera a nadie. Si piensas eso para tu vida, serás parte del cambio, recuerda que los héroes somos de lidia”.

Por: Juan David Garzon /

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (8 votos)

Opiniones

2

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

moderador

moderador

11 Diciembre de 2012
1:19 pm

Cordial bienvenida a Soyperiodista.com, un medio cudadano de libre expresión.

osgir

osgir

11 Diciembre de 2012
1:03 pm

TODO UN ARTÍSTA.