19 de Abril de 2014
23 Diciembre de 2012 | Entretenimiento | (Colombia)

El día en el que nada pasó

El día en el que nada pasó
Foto:http://www.hola.com/viajes/2012121462381/leyendas-fin-mundo-maya/

 21 Diciembre del 2012, aunque mucho se ha hablado de misteriosos sucesos, y hasta del fin del mundo, éste, podría ser un día normal, donde solo nos imaginaremos fenómenos naturales, y cualquier cosa que pase (que no estamos excentos), será señales del fin.

Otros hablan de cambios energéticos, en la faz de la tierra, alineaciones planetarias y cósmicas, aguijeros negros y cambio de dimensión, la gente se convenció mas por el fin del mundo, y los que quedaría del mundo como lo conocemos y que los mayas solo terminan un ciclo ésta fecha, y alguien dijo: "fin del mundo", mas bien eso puede ser el cambio en las personas, al final, nos estamos matando unos a otros, accidentes, asesinatos, violencia familiar, intolerancia...

Estamos en la etapa en la que los valores, son los valores de las cosas, pero las personas se olvidaron del don mas grande que es de compartir, valorar, respetar, escuchar y dialogar, si acaso debatir y tomar decisiones sin presión o polarizado por una sola cosa. El valor de la amistad, del amor, de las relaciones sociales, el valor de ayudar, de una sonrisa, en fin, nos olvidamos de vivir, compartir y tolerar.

Dicen que en el día final, los malos morirán y los buenos son los que quedarán para la nueva era, y si, tal vez sea así, pero sin muertes, está demostrado que somos materia, somos cuerpos, átomos, energía, y nos relacionamos con los vientos solares, polos magnéticos, vientos, calor, frio, lluvia, en fin, todas estas cosas nos tocan y nos afectan, tanto en el entorno, como en lo personal, asi mismo, para el cambio de era, si hay alineación planetaria, o si hay un real cambio energético del universo, y cambiamos de dimensión, nos llegará una energía positiva, que nos alimentará el alma, mas no el cuerpo ni la carne, nos dará paz y sabiduría, paciencia, reflexión y perdón, es una etapa nueva la que se inicia, en la que reinarán los buenos, ya está visto que el Karma y el Dharma, aplican para toda situación real, el Karma es una fuerza invisible, y que yo no catalogaría como energía, sino como algo mas, que se encarga de ponerle orden a la vida de cada ser, si haces el mal, se te regresa, así la justicia humana haga sus leyes, te irá mal, si has hecho el mal, a veces se tarda en llegar y otras llega casi inmediato, y en algunas religiones se considera que pagas por hechos de las vidas pasadas en tu vida actual, y el Dharma, es una fuerza similar al Karma, pero positiva, mientras siembres el bien, se te regresará el bien, mientras actues de buena fe y con convicción de ayudar y no dañar, se te regresará, en proporciones inmensas de favores recibidos, que no esperabas, lo bueno de éste es que generalmente se cumple, lo añorado, se aumenta la recompensa; llego a ésto, porque la vida, y el universo son cíclicos, y asi como empieza, termina, y nada queda suelto por ahí, y una de las cosas importantes es, cerrar circulos, si has peleado, gritado u ofendido, deberás perdonar, agachar la cabeza y aceptar, o si algo te traumó, debes sanar heridas, cicatrices, y avanzar, pero no pretender avanzar sin cerrar ciclos, un ciclo abierto es como una bola de nieve, crece y crece cada vez mas, y no puedes avanzar con éxitos, hacia lo que sueñas.

Será una etapa nueva y positiva de cambio desde el 21, pasarán cosas energéticas importantes, los planetas y el cosmos nos hablarán, y los mayas tenían razón en sus cálculos, es el cambio de era, y es la oportunidad para ser alguien mejor, para perdonar, para crecer en valores, y a los que hicieron el mal, les pesará, pero a los que hicieron el bien, les recompensará esa paz y esa satisfacción de haber obrado de buena fe. Es la etapa para la tolerancia, el respeto, la aceptación y de acabar el orgullo, volver a ser personas, seres de amor, que valoran lo que tienen, porque pronto puede irse.

Esperemos que suceda lo que deba suceder con paciencia y calma, y mientras tanto, reflexionemos en nuestras propias vidas, no sigas mirando la paja ajena, sin mirar la propia viga, el secreto no está en cambiar a los demás, está en cambiar cada uno desde su interior, sanarse y transmitir ese cambio, para que los demás lo hagan, podemos hablar mucho, pero cambiar a alguien, eso solo lo puede hacer esa persona, nadie más!

Por: Esteban Camargo Montoya/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (2 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí