24 de octubre de 2014
31 Diciembre de 2012 | Entretenimiento | (Colombia)

Si es el amor quien convida

Si es el amor quien convida
Foto:foto dina luz pardo

SI ES EL AMOR QUIEN CONVIDA

In memoria

Federico Santodomingo Zárate.

Nada me sorprende de la inteligencia de Simón, el médico brillante, columnista, poeta y fabulista. Ahora con sus Cuentos infantiles para adultos y seniles, expresa, seguramente que sin proponérselo, los dilemas de las fases de los textos escriturales de hoy.

Después de que Freud descubriese las complejidades del niño, el desarrollo de su conciencia humana, aún contra las consideraciones de la iglesia, los párvulos han ingresado al escenario humano, vistos en la complejidad de su naturaleza histórica.

Sólo así podremos comprender porque estos relatos van dirigidos a adultos y seniles, esta etapa tan difícil del hombre. El lector podría preguntarse si son cuentos porque están escritos en forma de versos y no en prosa.

El relato está metamorfoseado y el autor se va a la esencia de la escritura como es la fabulación ,así comprenderemos que esta forma antigua de comunicación ,quien lo creyese ha vuelto a desdoblarse en la publicidad, de los mass media, por eso vemos a los perros hablando, a la rana enseñando al burro, el gato Clístenes,ronroneándome con un clamoroso abuelo y Otto, el perro de mi hijo Gabo, con su plato en la boca, pidiéndome que le lea el capítulo de Los viajes de Gulliver donde los caballos son más inteligentes que los prehumanoides.

EL autor, Simón Orozco, despliega a través de sus relatos, y sus personajes las inquietudes del hombre contemporáneo, la añoranza de los ideales perdidos, en fin ,las eternas contradicciones ,en su discurrir de la lucha y unidad de contrarios que los meandros de la vida suelen anteponer como un escudo atómico, en el papel difícil de encontrar las soluciones a la problemática de su existencia.

El poeta nos grita: “ y jamás llegó la muerte, más el alma si murió renegando de la suerte que al necio correspondió”. En otra de sus fábulas, atina, recordándonos a Teócrito, con la queja de Cupido adolorido por la picada de una abeja, olvidándose de las profundas que él causa por el amor, ahora remasterizado en un muñeco solitario: “Si cometes un desliz, alguna vez en la vida, por siempre serás feliz, si es el amor quien convida”.

Por: federico santodomingo zárate/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí