01 de octubre de 2014
4 Enero de 2013 | Entretenimiento | (Colombia)

Mito V: Adonis como opción

Mito V: Adonis como opción
Foto:

Recientemente vi una película que llamó mi atención –lo que empezó como una receta para el aburrimiento post-navideño termino explotando en mi mente una curiosa idea- se trataba de la película “NO” protagonizada por Gael García Bernal el mismo que hizo de Che Guevara en diarios de motocicleta.

La trama se centra en como en el año de 1988 durante la dictadura de Pinochet se llevó a cabo un plebiscito para preguntar la continuidad o no del régimen del general. (Hasta ahora se nota como cualquier película independiente crónico-biográfica de esas que sirven para dormir la siesta de la tarde) lo verdaderamente curioso es que lo que empezó como una estrategia del gobierno para ganar legitimidad internacional terminó siendo el final de la era Pinochet.

La pregunta sería ¿Cómo se pudo derrocar un gobierno tan asesino y lleno de dinero? Simple, la estrategia recayó en manos de un grupo de publicistas quienes por 15 minutos vendieron la idea de NO más Pinochet sin apelar a la moral o la conciencia sino vendiéndola como un producto fresco e innovador, un producto útil el cual se veía tentador para las víctimas del régimen y para la nueva generación que había nacido durante el mismo. Aquí es donde mi atención se centró, el hecho no es simplemente buscar lo “bueno” para todos sino hacerlo agraciado, hacerlo bello convertir la opción en todo un adonis.

Revolviendo historias particulares del mundo hemos encontrado ideas de todo tipo, algunas tan nobles y otras crueles pero las que han llevado a cabo una verdadera innovación en el mundo han sido ideas que son adonis, ideas útiles que la gente no puede desaprovechar no importa su naturaleza pueden llevar a genocidios o frenar olas de asesinatos políticos.

La idea de la imagen tiene un poder de convencimiento tan fuerte e imperdonable como la gravedad, no es una coincidencia que los creadores del mito de Adonis hayan sido los fenicios (excelentes comerciantes y publicistas) llegando incluso a anexarse a mitos nórdicos o incrustarse en el tan popular Adonaí cristiano. Una idea bella vende, más que una idea moral o que apele al bien-hacer. Es tal vez por eso que campañas como la del partido verde en las elecciones pasadas tuvo una gran acogida, pero en este país aún una campaña muy adonis no le gana al miedo y lagartearía (por ahora).

Lo bello mueve las más finas fibras del hombre, le quita el miedo y lo hace pensar que por un pequeño instante todo puede estar a su alcance, el problema es que las ideas bellas ciegan la razón en algún momento debido al enamoramiento psiquiátrico en el que se cae, y la gran mayoría de las veces al igual que el mito de adonis la idea termina persiguiendo su propio sonido, su eco, olvidando la belleza de los demás y ahogándose en un profundo lago en la búsqueda de sí mismo. ¿Pasa? De seguro que sí.

 

Por: andrés lugos/

VOTOS: 6
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (7 votos)

Opiniones

1

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

osgir

osgir

4 Enero de 2013
2:59 pm

QUÉ BUEN ARTÍCULO.