22 de Agosto de 2014
11 Octubre de 2012 | Noticias | (Colombia)

Recordar para no repetir

Recordar para no repetir
Foto:foto google

Hace 25 años la extrema derecha colombiana  acabo con la vida del maestro Jaime Pardo Leal.

Venía por la carretera que de la Mesa (Cundinamarca) conduce a Bogotá en compañía de su esposa, doña Gloria Flores de Pardo y de sus hijos, él mismo conducía el vehículo que lo traía a Bogotá cuando  fue alcanzado  por un Renault 18 azul desde donde fue atacado con una ráfaga de ametralladora; el campero que conducía quedó inservible en una cuneta  y doña Gloria y sus hijos en medio de la angustia trataron de parar algún vehículo para que los auxiliara, nadie lo hizo, solamente una flota se detuvo gracias a la presión de los pasajeros que obligaron al chofer a recoger al herido, tirado en el piso de la flota y herido de muerte Jaime Pardo Leal  llegó al hospital de la Mesa donde finalmente falleció a pesar del esfuerzo de los médicos por salvarle la vida.Se  cumplía así la sentencia que contra su vida había lanzado  el paramilitarismo.

Meses atrás, finalizando tercer de año de derecho, un día el maestro Pardo Leal entro a clase y antes de comenzar a dictar su cátedra, nos hablo de él, cosa que nunca hacia en ese espacio, ese día estaba serio pero no asustado y nos contó que de una fuente muy  creíble había sido informado que contra él estaba en marcha un atentado,el atentado venia del Magdalena Medio y nombro a un tal Pablo Guarín.''Sepan muchachos que es la gente de Pablo Guarín la que me va a matar'', continuó diciendo.

Nos dijo también  que el secretariado de las Farc estaba dispuesto a recibirlo y brindarle protección , pero comentó que él ya amablemente les había mandado decir que muchísimas gracias por la invitación y  preocupación pero que el seguía en Bogotá y, con su habitual sentido del humor, nos dijo que él estaba muy viejo para andar por allá en el monte haciendo estorbo.

Sabíamos perfectamente que ni estaba viejo, ni hacia estorbo  nuestro maestro no era hombre de armas, todas sus batallas las había ganado en la legalidad con los códigos en la mano, con una oratoria que ya nadie maneja y con una sensibilidad social que desde siempre lo acompaño Jaime Pardo Leal era un monumento a la integrada y el valor y eso lo teníamos claro en la facultad de derecho de la Universidad Nacional.

Pocas semanas después, finales de agosto de 1987,  el grado de amenazas, sufragios, coronas, llamadas insultantes eran tal que el doctor Pardo Leal no pudo volver a la Nacional, estaba sitiado en su propio apartamento de Colseguros  y el  examen final de Penal Especial tuvimos que presentarlo sentados en el comedor de su casa, allí nos recibió  en camisa, con su amplia sonrisa , la calidez de siempre.No se hablo  del drama que él estaba viviendo  nos limitamos a responder a los casos hipotéticos que el maestro nos planteaba  , uno  a uno fuimos evaluados , nos escuchaba en silencio , a veces , sonreía e intervenía para darnos luces en el desarrollo de la respuesta,  fue la última vez que el maestro Pardo Leal pudo evaluar a sus alumnos y la ùltima vez que lo vimos con vida.

La  alianza de narcotraficantes, polìticos y miembros de fuerza pública , ponìa, asì, una nueva vìctima de la Uniòn Patriotica,el doctor  Pardo Leal habìa sido candidato a la presidencia de la Repùblica por este partido polìtico y cuando lo mataron era el presidente de la U.P, hasta el dìa de hoy su muerte esta en la impunidad pues ningùn autor intelectual ha sido condenado.

Por: carmen arevalo

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (8 votos)

Opiniones

14

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

ObservadorLegendario

ObservadorLegendario

16 Octubre de 2012
1:20 pm

Señora Carmen, "la razón de la sinrazón que mi razón deshace", escribía Cervantes en boca de Sansón Carrasco...

El asesinato de Jaime Pardo Leal, quién hasta entonces era el miembro de la izquierda que mayor cantidad de votos había obtenido en una elección presidencial, fue el preámbulo de un plan paraestatal de exterminio de la U.P., ya develado por la historia, como usted bien lo dice.

Es parte de la locura natural en los hombres que aún creen que acallando la voz del líder silencian también al pueblo, sin saber que hace falta más que eso para vencer la voluntad. Un asesinato tras otro: José Antequera, Bernardo Jaramillo, Manuel Cepeda Vargas, Carlos Pizarro Leongómez, entre otros, se sucedieron en esta barbarie de la que aún no nos recuperamos.

Requiescat in pace y hasta siempre.

carmen arevalo

carmen arevalo

18 Octubre de 2012
4:59 am

Se llevaron hombres y vidas maravillosas, pero como bien tu lo dices no han vencido la voluntad de quienes siguen creyendo en un mejor paìs. Cordial saludo y hasta siempre.

jogafi

jogafi

15 Octubre de 2012
3:07 pm

Carmen mejor no lo puedes concluir: un proceso de selección a la inversa, donde la "fruta más podrida" es la que queda.
Aqui se ha aniquilado a hombres brillantes y capaces, por el pecado mortal de ser "honestos"...
Saludo cordial.

carmen arevalo

carmen arevalo

18 Octubre de 2012
4:57 am

jogafi gracias por tu visita y opiniòn, un abrazo.

JCHEA

JCHEA

13 Octubre de 2012
11:33 pm

Lo peor es que hay lugares épocas, en los que estos sucesos provocan cambios en la colectiva, pero en colombia, pese al desangre ideólogico que hemos tenido, todo queda en manos de las autoridades "competentes" y nos siguen dejando sin ideólogos, huerfanos de lideres....pasa de todo, pero no pasa nada...buena nota.

carmen arevalo

carmen arevalo

15 Octubre de 2012
7:13 am

Ha sido un proceso de selecciòn a la inversa. han matado a lo mejor y van quedando lo peor. Un codial saludo para ti JCHEA

osgir

osgir

12 Octubre de 2012
3:16 am

Apreciada Carmen:

Toda extrema es viciosa.

Yo a Jaime lo recuerdo mucho, y lamento que se haya seguido repitiendo y con más descaro y sofisticación lo que nos preocupa.

UN ABRAZO.

carmen arevalo

carmen arevalo

12 Octubre de 2012
5:37 am

Osguir: Que agradable y que alegrìa, madrugar y encontrar tu comentario. Lamentablemente la historia se sigue repitiendo. Un abrazo.

Homotauro

Homotauro

11 Octubre de 2012
2:14 pm

Otro prohombre muerto por las balas asesinas de la siempre violencia insulsa que ha marcado nuestro País, un gran ser humano de los que ya se extinguieron, si es bueno recordar, aunque triste y vergonzoso para Colombia, tantas muertes por la ceguera que la violencia imprime a la razon y al corazón, colega buen articulo. Un abrazo y saludo afectuoso

carmen arevalo

carmen arevalo

11 Octubre de 2012
5:07 pm

¡Igualmente para ti un gran abrazo!

luisalejandrodiaz

luisalejandrodiaz

11 Octubre de 2012
10:14 am

Recuerdo por aquellos entonces la muerte del señor Leal, y se decía y especulaba que había sido un crimen de estado, debido al manejo político que se tenía por la UP, grupo político de las FARC, cuando se hicieron acercamientos con el presidente de la época. Buena recordación.

carmen arevalo

carmen arevalo

11 Octubre de 2012
11:21 am

Fue un crimen enmarcado en una política de Estado. Así lo corroboran las sentencias internacionales contra Colombia por el genOsidio de la U.P

Lucho_perez

Lucho_perez

11 Octubre de 2012
9:44 am

Jaime Pardo un hombre que pensaba diferente y actuaba diferente (no en comunión con la corrupción) razón por la cual le mataron, y tal como concluyes hasta el día de hoy y hasta la eternidad, otro magnicidio que quedará en la impunidad..

carmen arevalo

carmen arevalo

11 Octubre de 2012
11:21 am

Si el era único y especial.