16 de Abril de 2014
9 Noviembre de 2012 | Noticias | (Colombia)

Con palas y cemento construimos el futuro del Tolima

Imagen asociada
Imagen asociada

Los Ingenieros Militares re escriben día a día la historia de Santiago Pérez, Planadas, El Cóndor y todo el sur del Tolima, departamento golpeado por la violencia y con serios retrasos en infraestructura debido a la antigua presencia de grupos armados al margen de la ley.

"Hasta la policía se fue. Esto era tierra de nadie. Mucha gente dejó el pueblo, el comercio se acabó, todo el mundo dejó tirada sus tierras, por miedo" Cuenta Nelly Durán, habitante de Santiago Pérez. "El pueblo era un centro de abastecimiento de las veredas cercanas, pero por la violencia a todo el mundo le tocó irse. Yo no me quise ir, pero si quedaban 100 casas habitadas era mucho"

Esa era la realidad de este corregimiento, ubicado en el departamento del Tolima. Sin una vía que permitiese la salida de los productos agrícolas, así como la comunicación con el resto del país y un conflicto cada vez más difícil, sumado a la ausencia de las autoridades, la única solución de los habitantes fue dejar el corregimiento y buscar suerte en las cabeceras municipales, aumentando la larga lista de los campesinos desplazados por la violencia. Pero todo esto, empezó a cambiar hace dos años, con la llegada del Batallón de Construcción No.52, adscritos a la Brigada Especial de Ingenieros, y con ellos, llegaron las obras de consolidación y progreso para sus habitantes.

"Antes el paso era muy difícil " afirma el Sargento Segundo David Isaza, efectivo del Batallón de Construcción No.52 "Como no era pavimentado, pues no habían obras de arte ni alcantarillado, las aguas lluvias se iban al camino de trocha que existía, formando cráteres e inundando la vía, impidiendo el tránsito. Antes de Santiago Pérez a Planadas, el trayecto duraba casi cuatro horas. Con la primera fase de la vía Ataco-Planadas que entregamos en octubre del ño pasado, el trayecto ahora es de solo hora y media."

Con la llegada de los Ingenieros del Ejército, también llegó la Policía Nacional, a prestar seguridad al pueblo. Y poco a poco la gente empezó a retornar.

"El pueblo ha cambiado mucho, el comercio ha mejorado notablemente, la productividad y la gente ha retornado al pueblo. Ahora incluso hay policía. El orden público es diferente, ya no tenemos tanto miedo ni tanta presión" Comenta Milena Góngora, habitante de Santiago Pérez. "El Ejército nos ha colaborado mucho, ellos hacen presencia, prestan seguridad, construyen vías, pavimentan calles y los sábados a veces, traen recreación para los niños."

Santiago Pérez, otrora pueblo fantasma fue cobrando vida de nuevo. Los habitantes regresaron e incluso, empezaron a poner negocios en la plaza principal del pueblo.

"De 100 familias pasamos a casi 500 familias en menos de un año" afirma el teniente Coronel Ricardo Roque Salcedo, comandante del Batallón de Construcción No.52 "El Batallón ha traído la seguridad en una mano y el progreso en la otra. En una mano el fusil y en la otra la pala. Los beneficios económicos son enormes, pues ha permitido que 60.000 habitantes regresen a su cotidianidad, además la empresa privada ya empezó a invertir. Productos agrícolas como el cacao, aguacate, el café ya tienen salida en las cabeceras municipales. Antes el promedio de vehículos que transitaban era de 6 al día. Ahora hablamos de entre 50 y 60, antes las empresas de transporte solo tenía un una ruta diaria ahora ahí hasta seis.. Incluso la misma obra ha generado alrededor de 70 empleos directos"

El valor mismo de la tierra se ha triplicado. Una hectárea que años atrás rondaba los 700.000 ahora puede costar alrededor de 3.000.000.

"Antes solo entraban burros y carretas. Ahora entran buses último modelo, eso jamás se había visto en esta zona. Incluso el comercio era muy limitado. Habían pocos compradores y al campesino le tocaba acomodarse a estas situaciones, evidentemente perdiendo. Ahora hay mucha más demanda y el beneficiado directo es el hombre del campo. Conozco también mucha gente que ha enviado a sus hijos a estudiar a Ibagué y gracias a la vía que estamos realizando, ellos pueden visitarlos a menudo, en mucho menos tiempo que antes y con excelentes condiciones de seguridad" Comenta el Sargento Segundo David Isaza.

"Es un proceso muy bueno, en cuanto al desarrollo de nuestra región, sobre todo el sur del Tolima que ha estado olvido por el estado, el desarrollo al parecer está llegando, tarde pero está llegando" Dice Yesid Briñez, docente de Santiago Pérez. "La obra nos ha acercado mucho a la civilización, hace más o menos tres años y medio, nos demorábamos tres horas y media en un bus, ahora es solo una hora y quince de aquí a Ataco."

Pero los Ingenieros Militares no solo se encuentran en la construcción de la vía y prestando seguridad. También realizan otros proyectos alternos, como fue la pavimentación de lagunas vías internas de Santiago Pérez y la construcción de un comedor comunitario para los niños de la vereda El Cóndor.

Se trata de beneficiar a 35 niños de la escuela primaria del lugar, con la habilitación de un comedor comunitario que sin duda, impactará positivamente en su diario vivir. Este proyecto se está llevando a cabo con el apoyo de la oficina de Asuntos Civiles de Estados Unidos y se prevé terminarlo en 20 días aproximadamente.

La guerrilla le tiene más miedo al asfalto que a las balas afirma el Jefe de Ingenieros, el señor Brigadier General Guillermo Arturo Suárez Ferreira. Saben que con el desarrollo social se les acaba el discurso y el poco respaldo que les queda

Y es así como los Ingenieros del Ejército Nacional llevan progreso y prosperidad a las zonas más necesitadas, con obras como estas y muchas más que se desarrollan en los lugares más apartados de la geografía Colombiana, trabajando con eficiencia y transparencia, obras de calidad y sobre todo con el corazón, obras con amor, sacrificio y Fe en la Causa, para construir la Colombia que queremos.

Por: Ingenieros Militares de Colombia/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí