30 de Julio de 2014
21 Noviembre de 2012 | Noticias | (Colombia)

La adaptabilidad de las ciudades latinoamericanas al cambio climático

La adaptabilidad de las ciudades latinoamericanas al cambio climático
Foto:Camilo RIncón

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, adoptar medidas locales de mitigación climática, diseñadas para lograr cambios voluntarios, promover la inclusión de la sociedad civil y fortalecer las alianzas entre las ciudades latinoamericanas, son las temáticas que contempla el Pacto de la Ciudad de México en el marco de la Cumbre de Ciudades y Cambio Climático realizado en Bogotá.

La lucha contra el cambio climático en las ciudades latinoamericanas se ha convertido en un tema que busca crear soluciones inmediatas, fundamentalmente entre los procesos de urbanización y los sistemas naturales, que permitan ser ejecutados de manera equitativa y sistémica, para finalmente fortalecer las dimensiones sociales, económicas y ecológicas.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego afirma que “la discusión frente al cambio climático no es puramente tecnológica, la discusión es política y eso es lo que hemos aprendido en la ciudad, a mitigar y adaptar el cambio climático es una discusión social-política conflictiva”.

Para el representante de la Fundación Avina, Bernardo Toro “la ciudad es un bien público, es decir que debe ser un bien que nos convenga de la misma manera a todos, para vivir dignamente, pero los latinoamericanos tenemos el problema de no conocer los bienes públicos y si una ciudad acepta que hay una educación de dos calidades diferentes, una más valorada que la otra, esa ciudad no tiene educación pública”.

La política distrital de Bogotá está enfocada en una ciudad que disminuya y se logre adaptar al cambio climático, organizándose alrededor de los espacios de agua, en la que se contrarreste las formas de segregación y discriminación a través de programas como: movilidad humana, programa de gestión integral de riesgos y basura cero.

El experto en gestión de riesgo en Colombia, Gustavo Wilches-Chaux afirma que “todos los cambios frente al cambio climático, hay que hacerlos de todas maneras con o sin cambio climático, además quiero enfatizar que la sostenibilidad de las ciudades no está en los límites de la ciudad hacia adentro, sino que es todo el resultado de la capacidad de interacción equitativa y solidaria de los cascos urbanos (en el caso de Bogotá son 40.000 hectáreas aproximadamente), garantizar agua en cantidad y calidad, capacidad de adaptación y el tema de seguridad alimentaria”.

La secretaria de Medio Ambiente de México, Martha Delgado sostiene que “en términos climáticos nuestra región está en una cuenca cerrada y nuestra principal fragilidad consiste en que esta ciudad se creó en medio de un sistema lacustre (el ambiente de un lago), que con la conquista española y con las prácticas de desecación del agua se construyó una enorme ciudad y la naturaleza produjo una fragilidad particular, ya que en cien años se ha elevado la temperatura en cuatro grados”.

En el 2012 la Ciudad de México lideró la Cumbre Climática Mundial de Alcaldes (CCLIMA), que tuvo como resultado la firma del Pacto Climático Global de Ciudades (Pacto de la Ciudad de México) con lo que la está convirtiendo en una ciudad líder en la lucha contra el cambio climático.

El representante de la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), Ricardo Mena afirma que “frente al espacio urbano estamos promoviendo la campaña mundial “Desarrollando Ciudades Resilientes (habilidades para hacer frente a las adversidades), mi ciudad se está preparando”, en la que se ha determinado que los conceptos de ordenamiento territorial que hemos seguido hasta el momento, no han dado resultado, debido a que la calidad de construcción es bastante mediocre, sin normas y sin códigos de construcción coherentes”.

Bogotá frente al cambio climático

El alcalde Petro sostiene que “dejar de vender el agua en bloque para impedir los procesos de urbanización que sepultan con cemento los humedales, los ríos, las quebradas y la sabana de Bogotá, como lo ha interpretado una parte de la sociedad, hacer pensar a los bogotanos, porque como no lo piensan los habitantes de los municipios de la sabana, que saben bien de lo que estamos hablando, pensar que es una medida dictatorial que busca matar de cerca a la población que vive en los municipios de Cajicá, Chía, Zipaquirá; no se le vende agua a los municipios, se le vende agua en bloque a los grandes constructores particulares”.

En Bogotá el análisis de la vulnerabilidad de la población por eventos climáticos extremos entre 2007 y 2011, reportó a las localidades de Suba, Engativá y Kennedy con el mayor número de notificaciones en materia de encharcamiento y remoción en masa (es el proceso geomorfológico por el cual el suelo y la roca se mueven cuesta abajo por la fuerza de la gravedad).

Según la Política Distrital de Salud Ambiental para Bogotá 2011-2023 “la distribución por fuentes de emisión en Bogotá son: energía con el 60% (por la presencia de transporte e industrias, por el uso de combustibles fósiles) y la producida por residuos 22%, particularmente de origen orgánico por la presencia de una población de más de 7 millones de habitantes.

La cumbre contó con la participación de alrededor de cincuenta delegaciones latinoamericanas y de ciudades de otras partes del mundo, en las que se trabajaron temáticas como: la planificación y ordenamiento integral de asentamientos, ciudades y regiones, estrategias integrales de adaptación y mitigación en la ciudades, infraestructuras urbanas resilientes y servicios públicos inteligentes y el agua como eje articulador del cambio climático.

Por: CAMILO ANDRES RINCON VELOZA/

VOTOS: 1
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (1 voto)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí