19 de Abril de 2014
30 Noviembre de 2012 | Noticias

A merced de la delincuencia

A merced de la delincuencia
Foto:

Estamos quedando las personas de bien con el incremento desmesurado de las bandas delincuenciales con la anuencia de las autoridades, porque no es posible que a diario se asesine a personas incautas sólo por robarle un celular o el dinero que saca del banco, y las autoridades no hagan absolutamente nada para controlar este flagelo, porque jueces y fiscales conceden la libertad inmediata a quienes la policía ponga a su disposición.

Ya estamos llegando al desplazamiento y lo peor es que no tenemos para donde irnos, porque la delincuencia tiene al país en jaque; y entonces, tendremos que emigrar a otros países. Eso fue lo que le ocurrió a un comerciante del barrio La Pradera en Barranquilla, a quien le dieron 48 horas para que se mudara al oponerse pagar vacuna, y al siguiente día de haberse trasladado de lugar, lo buscaron, lo encontraron y lo asesinaron, y ya van mas de siete comerciantes asesinados y cinco atentados explosivos por negarse a ser extorsionados ¿y las autoridades? Muy bien gracias.

Lo peor de todo es que desde las cárceles se opera el delito, los cabecillas de las bacrim presos en las cárceles del país tienen la potestad de dirigir y ordenar las extorsiones a través de celulares, apoyados por guardas, y hasta la misma dirección carcelaria es posible que se haga la de la vista gorda, por el grado de corrupción que diezma al país.

En Barranquilla y en el departamento del Atlántico todos los martes se reúnen las autoridades civiles y militares en los famosos Consejos de Seguridad, y la inseguridad es la que reina. Pueden colocar un policía por casa y de nada sirve, porque se ha vuelto un círculo vicioso la captura y libertad de los delincuentes.

El Gobierno está en mora de decretar el Estado de Emergencia, hay que eliminar la actividad delincuencial desde las cárceles, militarizar las ciudades más agobiadas por la delincuencia, y más que todo ajustar los códigos, en tal forma que ningún delito quede en la impunidad, y que a ningún delincuente se le deje en libertad ni se le otorgue la casa por cárcel, diría yo.

Por: José Bejarano Pérez/

VOTOS: 4
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (4 votos)

Opiniones

1

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

Sandra Mercedes

Sandra Mercedes

30 Noviembre de 2012
4:25 pm

Lo que pasa es que en Colombia se están perdiendo los valores. Nos estamos desangrando, aquí en Colombia la Ley del más fuerte y del avivato es la que manda. Sin valores no hay camino.