15 de Septiembre de 2014
9 Diciembre de 2012 | Noticias | (Venezuela)

El carisma de un mortal...

El carisma de un mortal...
Foto:ultimasnoticias.com.ve

A todos los pro-chavistas y anti-chavistas: promotores de un cambio social en América Latina, detractores del llamado “populismo” socialista en Venezuela; fieles representantes en contra de la injerencia norteamericana en nuestro continente; amantes del “statu-quo” capitalista aliados del “laissez faire” - libre mercado -; defensores incondicionales contra el guerrerismo, la intervención y la usurpación de nuestros recursos; aliados del sionismo internacional, ideólogos y monólogos en defensa y contradictores del raicísmo latinoamericano; populistas y clasistas; desarraigados y acomodados; miserables, pobres y esclavizados; ricos, opulentos; iletrados y corruptos ilustrados; revolucionarios y gobiernistas; conservadores y socialistas; guerreristas o pacifistas; creyentes y ateos; indecisos, confundidos y excluidos; ángeles y demonios camuflados, escondidos y asegurados; Netanyahus o “trineros”; los que piensan con el hemisferio izquierdo o el derecho, utilizan ambos o se abstienen de no utilizar ninguno; a los que toman partido o los sin partido; idealistas o materialistas, va dirigida esta nota, preservándome  de la influencia nefasta del sectarismo ideológico, teniendo como conector al presidente Hugo Chávez, de acuerdo a sus últimas declaraciones y acontecimientos de su viaje a Cuba para ser tratado por la aparición de células malignas generando un cáncer más nefasto que lo puede dejar impedido o en metástasis generada, y su aval o “guiño” a su vicepresidente Nicolás Maduro, como el hombre indicado para proseguir los lineamientos de la Revolución Bolivariana.

Sea, como sea, interese o no las posiciones del personaje en su ámbito político, lo resaltable radica en la internalización consciente que debe tener todo mortal frente a una realidad inexorable frente a la terminación existencial de caras a la muerte, en donde ningún poder – sea cual sea - sobre la tierra logrará mitigar el desenlace fatal del no-ser, corresponde a nuestra reflexión.

Rescatar el sentido de nuestro legado y el porqué de nuestra existencia en nuestra individual cosmovisión, es el aporte, que el personaje con su entereza de decisión de  cara al mundo transmite.

El epitafio es claro: “mi tiempo se acabo”. La materialidad es transitoria, la vida, al final es excluyente y lo que verdaderamente trasciende es lo creado mientras tuvimos la oportunidad de nuestro tiempo y espacio, el legado de lo que fuimos, la seguridad en torno a los nuestros que sembramos, el ejemplo de vida y la trascendencia del mismo, dándole sentido al ser, hacer y quehacer que buscamos y delegamos, debe de ser la esencia y el carisma de todo mortal.

Este fenómeno accidental cancerígeno dentro de la particularidad que le confiere al presidente, ha de entenderse desde las consecuencias y los cambios dentro de una sociedad altamente polarizada, y no tanto el personaje en sí. En fin de cuentas “todos nos morimos”, y en nuestra cultura, aunque se le da relevancia al hecho  de morir, en nuestro inconsciente es permeado como segunda importancia, dado el caso de su deceso o de su impedimento para gobernar, creando oportunidades para unos, conflictos para otros y desconcierto para las mayorías ajenas a las intenciones internas y externas  en busca de un cambio de gobierno, con repercusiones impensables para una sociedad en proceso de parto sin anestesia.

Ese es su carisma particular y su legado como ser mortal. Y las repercusiones, consecuencias, desaciertos -  en caso de su ausencia - solo  corresponde a los resultados inciertos de acuerdo a la madurez política de los gobernantes y gobernados, las injerencias oscuras de intereses políticos nacionales e internacionales y el consecuente aprovechamiento en río revuelto que marcara el destino de un país y del continente.

 “Sólo que esta realidad no es ninguna garantía para vos o para nadie, salvo que la transformes en concepto, y de ahí en convicción, en esquema útil. El sólo hecho de que vos estés a mi izquierda y yo a tu derecha hace de la realidad por lo menos dos realidades, y conste que no quiero ir a lo profundo y señalarte que vos y yo somos dos entes absolutamente incomunicados entre sí salvo por medio de los sentidos y la palabra, cosas de las que hay que desconfiar si uno es serio”

Julio Cortázar (Rayuela)

La vida, cuando se toma con seriedad para nadie es fácil, y entre más difícil parezca, los resultados son más satisfactorios. Es y corresponde a la realidad del hombre mortal y sus particulares consecuencias que nadie puede eludir.

…Y para todos un sorbete:

 “¡Qué descansada vida

la del que huye del mundanal ruido,

y sigue la escondida

senda por donde han ido

los pocos sabios que en el mundo han sido!”

fray Luis de León

Por: CARLOS ALBERTO PINO RIVERA/

VOTOS: 5
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (5 votos)

Opiniones

4

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

osgir

osgir

10 Diciembre de 2012
12:51 pm

MÁS QUE CARISMA PIENSO, RESPETUOSAMENTE, QUE SU UTILIZACIÓN DE LOS HAMBRIENTOS HA RESULTADO NO CON CARISMA SINO CARÍSIMA PARA LAS DEMOCRACIAS SERIAS.

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

10 Diciembre de 2012
2:38 pm

Gracias por su aporte Dr. Osgir. Nada es perfecto en la tierra de los mortales
Buena jornada.

colext

colext

9 Diciembre de 2012
10:13 pm

Unos se van primero y luego marcharemos los demas.

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

10 Diciembre de 2012
2:42 pm

A todos, tarde que temprano, NOS CANCELAN EL CONTRATO.
Saludos.