23 de Abril de 2014
19 Enero de 2013 | Noticias

La fábula de las Multinacionales

La fábula de las Multinacionales
Foto:http://colombiaopina.wordpress.com

Apoyados por sus sempiternos apologistas los narcoguerrilleros, con el disfraz de ambientalistas, buscan desesperadamente convencer a la sociedad colombiana de que las zonas de consolidación de la seguridad democrática tienen como objetivo servir a los intereses de multinacionales para convertir los campos en zonas de cultivos de los llamados biocombustibles o de otros megaproyectos.

Así por ejemplo, al hacer referencia a Chaparral, en el Tolima, de donde fueron desalojados los narcoterroristas, ahora se señala que las operaciones militares no se desarrollaron para recuperar ese territorio del dominio terrorista de Alfonso Cano y sus secuaces sino para favorecer la construcción de una hidroeléctrica.

Anncol, la agencia desinformativa de las Farc, atribuyendo quejas de los campesinos de la región señala que estos “dicen que lo que se busca es sacar no sólo a los guerrilleros sino a todos los campesinos que se resistan a un proyecto hidroeléctrico que se pretende impulsar en la región hacia finales de marzo; es decir, “limpiar” el territorio para que este proyecto pueda avanzar sin ninguna clase de resistencia, ni armada ni cívica”[1].

Si hay un proyecto hidroeléctrico de Isagen, empresa nacional, sobre el río Amoyá  localizado al sur del departamento del Tolima, en jurisdicción del municipio de Chaparral, a unos 150 km de Ibagué. Pero en manera alguna es un megaproyecto que requiera desplazar campesinos, el Proyecto tendrá una capacidad instalada de 80 MW para una generación media anual estimada en 510 GWh/año.

Las obras para el aprovechamiento hidroeléctrico consisten en la construcción de una pequeña presa-vertedero con una captación con reja de fondo ubicada aguas abajo de la desembocadura del río Davis en el río Amoyá, un canal de aducción, tres desarenadores, un tanque de carga, un túnel de conducción, una casa de máquinas subterránea y un túnel de descarga.  El túnel de carga tiene 8,7 km de longitud y 3,5 m de diámetro. En la caverna de máquinas se instalarán dos unidades de generación accionadas por turbinas tipo Pelton de eje vertical. El túnel de descarga tiene 2,9 km de longitud y un diámetro de 3,8 m.

El proyecto es conocido y aceptado por los habitantes de la región que han tenido la oportunidad de socializar sobre el mismo, expresar sus preocupaciones y exponer sus perspectivas sobre el mismo. El proyecto cuenta con Licencia Ambiental, otorgada por CORTOLIMA en 1999 y en 2006. El plazo para la construcción de las obras es 34 meses y su inicio estaba previsto para el segundo semestre del año 2008, una vez se realice la negociación con los propietarios de los predios requeridos para la ejecución de la obra.

ISAGEN ejecuta el Proyecto en un marco de paz y convivencia, con la participación de las comunidades. El compromiso es prevenir, mitigar y compensar los impactos ambientales que genere la construcción de la obra, fomentar el respeto por los derechos humanos, contribuir al desarrollo humano sostenible y a la creación de condiciones de sostenibilidad ambiental en la cuenca del río Amoyá.

La Empresa, valorando un proceso de participación comunitaria que culminó con la elaboración de un Acta de Acuerdos, el 18 de diciembre de 2007, suscrita entre las comunidades del corregimiento Las Hermosas representadas por ASOHERMOSAS, la Gobernación del Tolima, la Alcaldía de Chaparral, La Personería Municipal e ISAGEN, se comprometió a desarrollar los compromisos establecidos en el documento entregado por la comunidad, correspondientes a la  concertación de beneficios sociales y ambientales para la región, enmarcados en el Plan de Manejo Ambiental y la responsabilidad empresarial de la Compañía.

No hay pues tal inconformidad, ni desplazamiento de campesinos o campañas de represión para desarrollar el proyecto como dice Anncol, allí hay una cosa distinta, la creación de aparatos de fachada para hacer creer que son las comunidades las que se expresan y que son representadas por miembros de la Marcha Patriótica y milicianos que ni siquiera pertenecen a la región. En este caso las Farc crearon un aparato llamado Asociación Campesina del Sector, ASTRACATOL (adherida a FENSUAGRO), que es la que se pronunció en contra de este proyecto manifestando que se oponen a los planes del Estado de “implementar su plan contrainsurgente de control social y sus megaproyectos”[2]

Otro objetivo de estos aparatos de fachada es el de utilizarlos como elementos de división de las comunidades y de amedrentamiento para que no se denuncie la presencia de milicianos y otros narcoterroristas, denunciando como violación de los DD.HH y criminalización de las organizaciones sociales las capturas de bandidos o las muertes en combate señalando que son “falsos positivos”.

Así por ejemplo aparatos como SINTRAGRITOL (Sindicato de Trabajadores Agrícolas del Tolima) o ASCATRATOL tienen como tarea oponerse a las desmovilizaciones y señalar a quienes se acojan a ellas[3], fueron precisamente estas organizaciones de fachada las que trataron de crear un ambiente de rechazo a la baja de Alfonso Cano señalando que “No existe, según la Constitución, la pena de muerte, pero en la realidad sabemos que existe. Porque ver gente dormida y bombardearla, o cogerlos y decirles que son milicianos y entonces matarlos, es aplicar la pena de muerte”[4].

Pero la fábula se les agota y seguramente ante la poca atención que las falsas denuncias tienen, muy pronto veremos la romería de milicianos y miembros de la Marcha Patriótica desplazándose hacia Chaparral para crear artificiales protestas contra un proyecto tan beneficioso para la comunidad de ese municipio y del Departamento del Tolima, como ya lo han hecho en otros lugares en el mismo Tolima, el Huila, el Cauca donde el Estado ha comenzado a hacer realidades los sueños aplazados de miles de campesinos e indígenas porque el progreso llegue a sus

[1] GUTIÉRREZ D. José Antonio. ANNCOL. Se consolida la represión y el terror de Estado en La Marina, Chaparral (Tolima). 18 de enero de 2013. En: http://anncol.eu/index.php/colombia/derechos-humanos/1374-ene-18-colombia-ametrallamientos-y-bombardeos-con-el-unico-fin-de-la-entrada-de-las-multinacionales

[2] Ibíd.

[3] Ibíd.

[4] Ibíd.

Por: NUEVAS OPINIONES

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (2 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí