20 de Abril de 2014
20 Enero de 2013 | Noticias | (Colombia)

Suerte y dicha en el compartir de la creación

Suerte y dicha en el compartir de la creación
Foto:foto de archivo

Como siempre,tan única, entre los homenajeados,este año,en pleno fandango de la ciudad de Sincelejo estuvo Elvia Chadid de Feris,en el campo de la literatura y las artes se le concedió una distinción por su prolífica actividad en este mundo.Fue la encargada de leer este texto que vale la pena leer en estas páginas digitales.

Me permito felicitar al Fondo Mixto para la Cultura y las Artes de Sucre, al ejecutar este acto de tanta importancia para las letras de nuestro terruño, donde se ha manifestado el interés gubernamental de reconocer a la bienhechora labor de escribir y el de componer prosas para alimentar el alma de los que nos leen y nos escuchan.

Estas notas acerca de los vínculos entre cultura, política gubernamental y desarrollo de las artes, en buena hora ha vuelto a renacer en nuestro departamento gracias al interés de este Fondo por contribuir a la comprensión de las implicaciones socioculturales referidas a la gesta de nuestro desarrollo del intelecto con la consabida sensibilización de los planificadores de esta gran labor, donde han tenido en cuenta la importancia de la cultura y, por último, al permitir que afloren algunos factores o componentes de los procesos de este cambio social en las letras de Sucre.

Me permito expresarle amable auditorio que el nivel de generalidad de las ideas expuestas busca trascender lo estrictamente particular del humilde concepto de esta servidora, para reflexionar sobre algunas de las grandes dimensiones que se han de adquirir en nuestro inmediato futuro, donde han de repercutir en las entrañas de la relación desarrollo-cultura y además, con modestia, insinuarle a este ilustre departamento que complemente su gesta cultural en aceptar las formulaciones de las proposiciones teóricas sobre el papel fundamental de las políticas culturales tradicionales de Sucre y de proceder en aceptar la implícita agencia humana letrada de Sucre a fin de poder implementar los complementos de las dinámicas sobre la cultura que ustedes están promoviendo y desarrollando de acorde al desarrollo cultural de las sociedades contemporáneas de la tercera centuria.

 

Gracias a esta meritoria labor hoy los conceptos de desarrollo y cultura van de la mano en Sucre y ya no son aquellas palabras –fetiches- de anteriores tiempos aciagos que se daban en la confusión de las vanas promesas de la politiquería; no solamente ello, si no porque todos los conceptos emitidos hoy en día, lo sean de alguna manera u otra, puedan poder pretender describir con cierta precisión una categoría coherente de fenómenos socialmente relevantes como es el desarrollo de la cultura, lo fehaciente de esta afirmación, lo sostenemos en lo que pasó en este inmediato 2012 con relación a la actividad cultural, también, porque se han actuado como poderosos “filtros intelectuales” en la comprensión del mundo contemporáneo del desarrollo de las artes y de las letras y las formas de actuar del mismo estado territorial sucreño en él mismo compendio del reconocimiento de la labor cultural de los demás.

 

Sin duda, estas actuaciones y decisiones se constituyen hoy en Sucre ideas, planes, programas, proyectos y fuerza del pensamiento humanista del escritor y del compositor, con la guarda del reconocimiento de su tesonera labor, tal como lo determinan las directrices de la acción de la evolución de las letras bajo el denso humedecimiento de la ideología filosófica del poder escribir y de poder componer respetando los gustos, las ideas y el pensar de nuestros lectores y escuchas, sobre todo, cuando se trata de nuestros conciudadanos y coterráneos.

Hoy, esta nueva dimensión que ha adquirido el desarrollo cultural de Sucre, de cierta manera nos hace evocar la red ideológica que pretendieron entretejer los que nos antecedieron, donde las políticas del olvido trataron de opacar y volver frágiles esas espirituales manifestaciones, sin embargo, la tesón de ellos y el inatajable deseo de hacer prosperar la literatura en Sucre y en nuestra región, imperaron por sus nobles propósitos y fueron compensados, por qué donde deben estar, como es la gloria celestial, según las creencias de nuestros abuelos; hoy estamos recordando y reconociendo sus escritos, sus poesías y sus canciones, siendo reflejados hoy en el reconocimiento que nos brinda el Fondo Mixto de la Cultura.

 

En este día, me siento muy agradecida por la distinción de que he sido objeto de parte de usted señor director, invitación a este acto cultural del cual me honra, no solo por hacer parte de ello, si no por las ilustres personas que me acompañan. Espero tenga la gentileza de aceptar esta actitud de agradecimiento. Con base a lo expresado acepté la invitación sin dudarlo. Y debido, cuando trabajamos en letras donde casi a todo tratamos de buscar una explicación en bien de nuestros lectores y escuchas dentro del discurrir de la vida de los artistas los “por qué” ya no son tan necesarios. Los hechos nos buscan y nosotros los vivimos, nunca los desechamos, por que el alma del artista es un crisol donde se amalgama la felicidad de los demás. De hecho somos fruto de lo que vivimos, pero también de lo que no vivimos. ¡Verdad que sí!

 

Por ello es un placer encontrarme aquí con ustedes, y tener la oportunidad de compartir la historia de nuestras letras que, a veces, nos depara la enorme dicha de vernos reconocidos, porqué es casi la única forma de compartir las vivencias del alma y que después son buscadas por la inquietud espiritual que nos acosa, y cuando las encontramos y nos las reconocen ¡Qué suerte y dicha compartirlas!

 

 

Me permito felicitar al Fondo Mixto para la Cultura y las Artes de Sucre, al ejecutar este acto de tanta importancia para las letras de nuestro terruño, donde se ha manifestado el interés gubernamental de reconocer a la bienhechora labor de escribir y el de componer prosas para alimentar el alma de los que nos leen y nos escuchan.

Estas notas acerca de los vínculos entre cultura, política gubernamental y desarrollo de las artes, en buena hora ha vuelto a renacer en nuestro departamento gracias al interés de este Fondo por contribuir a la comprensión de las implicaciones socioculturales referidas a la gesta de nuestro desarrollo del intelecto con la consabida sensibilización de los planificadores de esta gran labor, donde han tenido en cuenta la importancia de la cultura y, por último, al permitir que afloren algunos factores o componentes de los procesos de este cambio social en las letras de Sucre.

Me permito expresarle amable auditorio que el nivel de generalidad de las ideas expuestas busca trascender lo estrictamente particular del humilde concepto de esta servidora, para reflexionar sobre algunas de las grandes dimensiones que se han de adquirir en nuestro inmediato futuro, donde han de repercutir en las entrañas de la relación desarrollo-cultura y además, con modestia, insinuarle a este ilustre departamento que complemente su gesta cultural en aceptar las formulaciones de las proposiciones teóricas sobre el papel fundamental de las políticas culturales tradicionales de Sucre y de proceder en aceptar la implícita agencia humana letrada de Sucre a fin de poder implementar los complementos de las dinámicas sobre la cultura que ustedes están promoviendo y desarrollando de acorde al desarrollo cultural de las sociedades contemporáneas de la tercera centuria.

 

Gracias a esta meritoria labor hoy los conceptos de desarrollo y cultura van de la mano en Sucre y ya no son aquellas palabras –fetiches- de anteriores tiempos aciagos que se daban en la confusión de las vanas promesas de la politiquería; no solamente ello, si no porque todos los conceptos emitidos hoy en día, lo sean de alguna manera u otra, puedan poder pretender describir con cierta precisión una categoría coherente de fenómenos socialmente relevantes como es el desarrollo de la cultura, lo fehaciente de esta afirmación, lo sostenemos en lo que pasó en este inmediato 2012 con relación a la actividad cultural, también, porque se han actuado como poderosos “filtros intelectuales” en la comprensión del mundo contemporáneo del desarrollo de las artes y de las letras y las formas de actuar del mismo estado territorial sucreño en él mismo compendio del reconocimiento de la labor cultural de los demás.

 

Sin duda, estas actuaciones y decisiones se constituyen hoy en Sucre ideas, planes, programas, proyectos y fuerza del pensamiento humanista del escritor y del compositor, con la guarda del reconocimiento de su tesonera labor, tal como lo determinan las directrices de la acción de la evolución de las letras bajo el denso humedecimiento de la ideología filosófica del poder escribir y de poder componer respetando los gustos, las ideas y el pensar de nuestros lectores y escuchas, sobre todo, cuando se trata de nuestros conciudadanos y coterráneos.

Hoy, esta nueva dimensión que ha adquirido el desarrollo cultural de Sucre, de cierta manera nos hace evocar la red ideológica que pretendieron entretejer los que nos antecedieron, donde las políticas del olvido trataron de opacar y volver frágiles esas espirituales manifestaciones, sin embargo, la tesón de ellos y el inatajable deseo de hacer prosperar la literatura en Sucre y en nuestra región, imperaron por sus nobles propósitos y fueron compensados, por qué donde deben estar, como es la gloria celestial, según las creencias de nuestros abuelos; hoy estamos recordando y reconociendo sus escritos, sus poesías y sus canciones, siendo reflejados hoy en el reconocimiento que nos brinda el Fondo Mixto de la Cultura.

 

En este día, me siento muy agradecida por la distinción de que he sido objeto de parte de usted señor director, invitación a este acto cultural del cual me honra, no solo por hacer parte de ello, si no por las ilustres personas que me acompañan. Espero tenga la gentileza de aceptar esta actitud de agradecimiento. Con base a lo expresado acepté la invitación sin dudarlo. Y debido, cuando trabajamos en letras donde casi a todo tratamos de buscar una explicación en bien de nuestros lectores y escuchas dentro del discurrir de la vida de los artistas los “por qué” ya no son tan necesarios. Los hechos nos buscan y nosotros los vivimos, nunca los desechamos, por que el alma del artista es un crisol donde se amalgama la felicidad de los demás. De hecho somos fruto de lo que vivimos, pero también de lo que no vivimos. ¡Verdad que sí!

 

Por ello es un placer encontrarme aquí con ustedes, y tener la oportunidad de compartir la historia de nuestras letras que, a veces, nos depara la enorme dicha de vernos reconocidos, porqué es casi la única forma de compartir las vivencias del alma y que después son buscadas por la inquietud espiritual que nos acosa, y cuando las encontramos y nos las reconocen ¡Qué suerte y dicha compartirlas!

 

Por: federico santodomingo zárate/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (1 voto)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí