01 de Septiembre de 2014
22 Enero de 2013 | Noticias | (Colombia)

Vidas con sentido después del orfanato

Vidas con sentido después del orfanato
Foto:

A Colombia llegan personas con el deseo de colaborar con las poblaciones infantiles vulnerables y generar procesos de desarrollo en niños menos favorecidos. Es el caso del neoyorkino Andrew Stein y The Orphaned Starfish Foundation.

El neoyorkino Andrew Stein ha estado interesado desde pequeño en ayudar a los demás. Cuando aún era un niño participó en un par de maratones hechas con el fin de recaudar fondos para menores enfermos de su país. Luego se involucró en las Olimpiadas Especiales, hasta llegar a ayudar en la ejecución de dicho programa en Nueva York.

 

Estudió Economía y Negocios Internacionales en la Universidad de Virginia (graduado en 1986) y solía trabajar en la Banca de Inversión de Nueva York en el tema de financiación y proyectos de infraestructura. En alguna oportunidad lo enviaron a Filipinas y aprovechó para involucrarse en misiones de ayuda y trabajo en orfanatos.

Fue tan gratificante para él ayudar a los niños en ese país que cuando regresó a Nueva York, para luego ir a cubrir América Latina, le puso como condición a cada uno de los gerentes del Banco Chase de los países a visitar, que al viajar a prestar sus servicios, ellos tenían que encontrar un orfanato y apartar una fecha y una hora en la cual Andrew pudiera ir a ayudar a los niños.

Su interés y amor por los pequeños le significó hacer un viaje anual a cada uno de los orfanatos visitados en aquella ocasión, en donde ayudó a los niños con las tareas, les enseñó a hacer animales con globos y los divirtió con números de magia. La tercera vez que fue a Santiago de Chile, las monjas le explicaron que a los 18 años los jóvenes tienen que dejar el orfanato y algunos empiezan a vivir en la calle o se prostituyen.

 

Esta información fue un choque emocional para Andrew y fue tan fuerte para él saber que algunos de los niños que alguna vez ayudó sufrían o padecían en las calles, que decidió crear en 2001 una fundación para romper el ciclo de pobreza y el abuso. Así comenzó The Orphaned Starfish Foundation (OFS), dedicada a la educación de los huérfanos y a la capacitación laboral de la juventud mundial en riesgo.

 

Andrew supo acerca de Conexión Colombia gracias a Manuela Mejía, entonces directora del capítulo de Miami de la Corporación. Le contó acerca del objetivo de The Orphaned Starfish Foundation y el deseo de comenzar en Colombia con un Centro de Informática para una población infantil vulnerable. “Nos decidimos por Fundamor en Cali y el año pasado construimos nuestra primera Sala de Cómputo OSF allí y planeamos expandirnos en todo el país”. El norteamericano asegura que la relación con Colombia ha sido excelente y cataloga a Conexión Colombia como uno de los socios más valiosos de Orphaned Starfish.

 

Andrew tiene 48 años y dedica su vida a la ejecución de The Orphaned Starfish Foundation, por eso se mantiene en contacto con cada una de las sedes en las que opera la fundación. “Ahora tenemos 21 centros de formación en 12 países: México, Costa Rica, Panamá, Bolivia, Chile, Brasil, República Dominicana, Haití, Etiopía, Puerto Rico, Colombia y la próxima semana empezamos en El Salvador”, afirmó. Estará de visita en Fundamor en febrero para ver cómo van los programas en la sala de cómputo, saludar a los menores que viven con VIH/Sida y compartir con ellos un rato agradable.

 

Los niños huérfanos y enfermos del mundo pueden tener un final feliz gracias a personas que como Andrew Stein se comprometen con su desarrollo y crecimiento con el único ideal de verlos felices y darles la oportunidad de tener una vida productiva.

 

Por: Conexión Colombia/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (5 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí