19 de Septiembre de 2014
27 Enero de 2013 | Noticias

El innegable maridaje criminal de las Farc y Eln

El innegable maridaje criminal de las Farc y Eln
Foto:http://colombiaopina.wordpress.com/2013/01/26/el-innegable-maridaje-criminal-de-

Cuando las Farc cometen un crimen contra las personas y sus bienes, sus apologistas lo justifican hablando de “neoparamilitarismo” o de “paramilitarismo de tercera generación”, para referirse a las bandas criminales surgidas a raíz de la atomización de los cárteles narcotraficantes. Esas bandas criminales son Los Urabeños, Los Rastrojos, las Águilas Negras y otras tantas que abarcan el control delincuencial del narcotráfico, el microtráfico, la minería ilegal y muchas conductas punibles que se desarrollan principalmente en los centros urbanos.

Pero las bandas criminales no actúan solas, sus delitos los consuman de común acuerdo y en connivencia con las organizaciones armadas ilegales como las Farc y Eln en una especie de división del trabajo, con roles y jerarquías establecidas.

Es cierto que de las bandas criminales hacen parte muchos desmovilizados de las antiguas autodefensas ilegales y de las mismas narcoguerrillas, pero su participación en las organizaciones delictivas no obedece a consideraciones o motivaciones políticas, combatir las guerrillas, sino a una voluntad eminentemente criminal y dirigida contra la sociedad y el Estado colombiano, la misma que alienta a las Farc o al Eln aunque la disfracen de motivación “revolucionaria”. Es más, hoy el Eln actúa como “la oficina de cobros” de las Farc prestándoles por un precio los servicios sicariales y extorsivos a las Farc.

El poder económico generado por las rentas de la minería ilegal, el narcotráfico, el microtráfico, los préstamos a cuentagotas, las extorsiones, el saqueo de las rentas públicas locales y departamentales, son hoy el centro de gravedad de la existencia de las Farc, Eln y las Bacrim; las dos primeras han mutado de aparato político-militar de la izquierda a verdaderos holding del crimen organizado.

Es gracias a ese maridaje criminal que las Farc pueden percibir anualmente unos ingresos calculados en 1.754 billones de pesos, discriminados así: 895 mil millones de pesos; la extorsión, por 666 mil millones, y la llamada minería ilegal, con ingresos por 193 mil millones de pesos[1].

Es un hecho que las Farc, por razones logísticas y de conveniencia política, solo manejan desde hace tiempo y de manera directa el 30 por ciento de la droga que producen, mientras que el 70 restante se le confía a redes locales e internacionales de narcotráfico[2], esa es la razón por la cual ahora no hay combates entre las narcoguerrillas y las Bacrim, excepto algunas escaramuzas por control territorial, pues son aliadas naturales en el delito de narcotráfico y las demás conductas punibles que ejecutan para obtener provecho económico.

En las cosas menudas, el accionar conjunto de esas organizaciones criminales ha quedado evidenciado en Bogotá, Cali y Medellín. Además del control del microtráfico, los juegos de azar, la prostitución, la extorsión y el terrorismo, las Bacrim han configurado verdaderos centros de atención en salud y paso a los miembros de las narcoguerrillas. Es una acción de doble beneficio, estas ciudades se ha convertido en una especie de despensa para las Farc administrada por las bandas criminales. A las ciudades llegan subversivos para surtirse de alimentos y medicamentos; para ir al médico, e incluso para descansar.

Además, el grupo guerrillero busca servirse de los combos que delinquen en los barrios para desarrollar las actividades que les beneficien, hacer inteligencia sobre posibles objetivos criminales y encargarle a las bandas la ejecución de los secuestros, el cobro de las extorsiones o la instalación de artefactos explosivos para amedrentar a las víctimas.

Estas alianzas han quedado descubiertas y evidenciadas en estas ciudades, como lo denuncian recientemente las autoridades de Medellín donde gracias a la laxitud de las recientes administraciones las narcoguerrillas y los combos han vuelto a reposicionarse en las comunas populares, convirtiéndolas de nuevo en santuarios del crimen. En la edición del 1 julio de 2012, en una investigación de El Colombiano, quedó registrado que Medellín es una de las rutas obligadas para el grupo narcoguerrillero. Así lo confirmó en ese entonces el general Yesid Vásquez Prada, comandante saliente de la Policía Metropolitana quien afirmó que "Medellín antes que ser un objetivo de la guerrilla, es un muy buen sitio para tener todo ese trabajo logístico de abastecimiento de municiones, armas y alimentos, incluso guerrilleros que han sido heridos o se enferman los traen acá".

Lo mismo acontece en Cali, Bogotá y otras ciudades donde amparados por la tolerancia de las autoridades políticas, los narcoguerrilleros y sus milicianos vistiendo de civil andan a sus anchas. Cuando son capturados además de contar con la complacencia de algunas autoridades judiciales, los narcoterroristas llegan a ser presentados como defensores de los derechos humanos o luchadores sociales no sólo por las organizaciones que les sirven de parapeto sino por funcionarios públicos infiltrados por el PC3.

Vale la pena preguntarse desapasionadamente cómo es que los ayer enemigos irreconciliables y protagonistas de las más sangrientas páginas de nuestra historia de violencia, hoy son nuevos mejores amigos en la tarea de deslegitimar al Estado y sus instituciones democráticas a través de ONGs, Colectivos de abogados y otros aparatos políticos que hacen apología abierta del narcoterrorismo. La luna de miel del maridaje criminal.

[1] EL NUEVO DIA. Por la cocaína, las Farc obtienen 1 billón de pesos. Abril 1 de 2012. En: http://www.elnuevodia.com.co/nuevodia/actualidad/j,udicial/139012-por-la...

[2] CARACOL. Así manejan las Farc sus finanzas. Enero 31 de 2005. En: http://www.caracol.com.co/noticias/actualidad/asi-manejan-sus-finanzas-l...

 

Por: NUEVAS OPINIONES

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

1

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

Humo Report

Humo Report

29 Enero de 2013
9:51 am

Bacrim= Paramilitarismo, tambien terroristas