23 de Noviembre de 2014
27 Enero de 2013 | Noticias

Se equivocan el alcalde y los progresistas

Se equivocan el alcalde y los progresistas
Foto:http://colombiaopina.wordpress.com

No es descalificando e injuriando a quienes promueven el mecanismo democrático de la revocatoria como Petro y sus seguidores deben asumir el hecho, la defensa del alcalde debe fundarse en sus obras y logros como administrador de la capital de la república y no en actitudes de intolerancia, soberbia y prepotencia.

 

Las Farc y el PCC han calificado el movimiento popular que busca la revocatoria como un “golpe de estado”[1], los progresistas se desgañitan tratando de convencer a los ciudadanos que la iniciativa no surge de los ciudadanos sino de un grupo de políticos y empresarios privados que no quieren perder privilegios en la contratación pública en Bogotá[2].

Quien acude en auxilio de Petro con estas declaraciones no es otro que el contratista Emilio Tapia Aldana que en noviembre pasado llegó a un acuerdo con la Fiscalía para purgar 13 años de prisión domiciliaria por los delitos relacionados con la contratación en la anterior administración distrital encabezada por el Polo Democrático del cual hacía parte el actual alcalde.

¿Qué beneficios tendrá Tapia Aldana por sus declaraciones? Es evidente que judiciales ninguno, porque promover la revocatoria de un mandatario no constituye un delito sino el ejercicio de un derecho constitucional (arts. 40 y 103 de la Carta), de tal manera que sólo podrían ser políticos, económicos o para tener en cuenta a terceros recomendados por él para seguir contratando con el Distrito Capital. Es bien sospechoso y parece que la institución de los ‘falsos testigos’ hace metástasis en la capital.

Petro, los progresistas y demás defensores de su gestión no pueden equivocarse ahora. Reconocer los errores cometidos en materias como las basuras y corregirlos sería el comienzo de su reivindicación, pero mantenerse tercamente en sostener que lo acaecido del 18 de diciembre hacia acá es un éxito no demuestra más que una obtusa radicalización que no se resuelve atizando el odio de clases y la polarización política de la ciudad ya de por sí agobiada por múltiples problemas que generan climas de tensión y eventualmente de respuestas violentas como la movilidad, la inseguridad, el “raponazo” al espacio público con argumentos pseudosociológicos, entre otros.

Los hechos son, ellos sí con razón, tozudos y no pueden ocultarse con discursos “clasistas” que invitan al matoneo contra quien opine lo contrario, al estilo chavista.

Diego Fernando Otero Prada[3], en su blog Avanzar del movimiento político autodenominado de “avanzada democrática”, al salir en defensa de Petro habla de la conjura de los “lanudos” bogotanos, el mismo término de por si es utilizado peyorativamente, que quieren atribuirle a Petro problemas de vieja data sin dar lugar a que cuente con el tiempo para desarrollar su programa de gobierno. Reivindica mientras tanto el “resultado de las políticas económicas y sociales implementadas por las tres últimas administraciones de Bogotá de orientación de centro izquierda”[4].

Muy poco defendibles son cosas, así las haga la izquierda, como lo acaecido con la administración de Samuel Moreno Rojas, del Polo Democrático, de las que hizo parte Petro y sólo salió a criticarlas cuando el barco se hundía por el propio peso de sus acciones. Mucho menos lo que sucede ahora en materia de comedores comunitarios o de instituciones eficientes y eficaces de educación para la infancia y la adolescencia que se cierran para dar paso a un modelo “socialista” donde impera la burocracia petrista, hechos que afectan principalmente a las clases menos favorecidas como lo demuestran las marchas y protestas de madres de familia en Ciudad Bolívar y otras zonas deprimidas, que seguramente también serán consideradas “lanudas” por los defensores del Alcalde.

Lo de la Empresa de Acueducto no tiene nombre, no sólo es el escandaloso e injustificado incremento del sueldo de Diego Bravo en un 50% y el establecimiento de una nómina que rinde culto al nepotismo clientelista más aberrante. Es lo sucedido con relación al tema de las basuras y la poca transparencia del modelo impuesto a la brava sólo para alimentar el odio clasista y el modelo socialista de empresa. Ahí están los cerca de 600 trabajadores sonsacados con engaños de los operadores privados que han tenido que realizar tres protestas laborales en menos de un mes porque no les pagan sus salarios, ¿También son lanudos conjurados?

En el periódico de la Universidad Nacional, que no es precisamente un centro de educación superior de los “lanudos bogotanos”, Elizabeth Vera Martínez y Carlos Andrey Patiño hacen un interesante análisis de lo que en materia de costos ha significado para Bogotá el manejo de la movilidad en las tres últimas administraciones[5]. Una ciudad inmovilizada, obras detenidas y unos platos rotos que paga la ciudadanía es la descripción de la capital que hoy sufrimos quienes vivimos en ella, como lo demuestra sin discusiones al plan de valorización que Petro insiste en poner en marcha.

Ahora no se trata de darle más tiempo a una administración para desarrollar un plan de gobierno, en un año de ejercicio esta administración ha hecho gala de irresponsabilidad e improvisación frente a los temas que afectan a todos los ciudadanos y al país mismo, de ahí la acogida a la propuesta del ejercicio democrático de la revocatoria. La administración no puede seguir respondiendo a las inquietudes de los bogotanos con insultos, descalificaciones y mentiras.

No es una cosa de rivalidades políticas o desprecio por la izquierda democrática, es una cuestión de supervivencia de una ciudad hastiada del mal trato promovido por quienes impulsan la lucha de clases y un modelo político que no tiene acogida por el 70% de sus habitantes.

 

Por: NUEVAS OPINIONES

VOTOS: 3
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

4

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

Humo Report

Humo Report

29 Enero de 2013
9:46 am

Publicidad politica pagada?

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

27 Enero de 2013
10:13 pm

Se equivoca la estrategia planteada del escrito con todo su esplendor...Aunque intenta demostrar subrepticiamente la ausencia "clasista" del mismo, denota una clara manipulación del objetivo a alcanzar, afirmándolo en el párrafo de inicio y confirmandolo en el párrafo final, negando en su totalidad los argumentos planteados "cogidos de los cabellos". Es decir, la supuesta "civilidad" que plantea, no es real, más bien, es una "politización" del hecho, colocando de "parapeto" a la ciudad y al supuesto "bienestar" de los ciudadanos. Estoy en contra de la manipulación y en favor de la libre determinación de la argumentación y el análisis
"Bien dije yo, tan sólo masa había
donde soñé encontrar un buen relleno:
¡Desilusiones de la vida humana
soñar con carne y encontrar un hueso!"

nelsonmartin

nelsonmartin

27 Enero de 2013
7:36 pm

La lucha de clases no es solo en la alcaldia tambien en el gobierno de santos o cree que tenemos un gobierno que esta ayudando a la clase baja colombiana? claro que no. Petro es al unico que se le ve lo malo por obvias razones...

osgir

osgir

27 Enero de 2013
6:17 pm

Serio este tema y está tratado con seriedad.