01 de octubre de 2014
31 Enero de 2013 | Noticias | (Colombia)

¿La Ley de los Derechos, o el derecho de la ley?

¿La Ley de los Derechos, o el derecho de la ley?
Foto:cooperativa.cl

A simple vista la paradoja en torno al título de la presente nota, funciona en ambas direcciones. La ley es un derecho y dicho derecho, está sustentado por la ley - siempre y cuando - dicha ley sustente el derecho que la sostiene, y no que – dicho derecho – sea violentado por la ley que hace proyección del mismo y razón de ser de aquella, teniendo en cuenta – por obvias razones –el significado o no de dicha ley, que ha sido impuesta y el alcance de dicho derecho que alberga los alcances y principios que la sociedad que la ha implantado tiene como válidos en la aplicación del sentido de justicia del cual viene, y los alcances del mismo en la infraestructura social a la que pertenece.

El silogismo es válido cuando la ley es aplicable al derecho, y éste, se vale de aquella para su razón de ser, negando de plano el “derecho de la ley”, cuyos términos inconexos tienden a crear su propia interpretación como ‘derecho’ (de acuerdo a la evolución o decadencia de la sociedad que la asume) y “ley” (de acuerdo al poder impositivo que la gobierna, sin existir realmente derecho ni clara manifestación rigurosa de lo que es la ley.

Lo anterior es el paradigma planteado en torno al menor Wilson Reyes de 7 años quien fue esposado e interrogado en EEUU durante 10 horas en una escuela del barrio neoyorquino del Bronx, tras ser acusado de haber robado 5 dólares el pasado 4 de diciembre publicado por el diario New York Post.

El hecho en sí, causa confusión, extrañeza y disparidad entre nuestros postulados y alcances que determinan lo que entendemos como justicia, libertad, equilibrio de apreciación, respeto, protección, sensatez, objetividad y deducción lógica de lo que representa un comportamiento, rayando claramente en una violación al menor - peor que cualquier hecho material del mismo - dejando vulnerable al grueso de la sociedad, cuyo derecho frente a la ley, se ve peligrosamente menguado mediante una imposición, justificando cualquier acto de opresión sistemática por medio, no de los intereses de la ley, sino la ley establecida de intereses, que tienden al colapso de la sociedad que las aplica desde su interior.

Las bases primordiales de dicha sociedad se desboronan y tiende a crear el caos y la represión minando todos sus estamentos, que chocarán entre sí y crearan un colapso de grandes repercusiones en donde todos serán victimas de sus propias manifestaciones paranoicas, y en donde el “imperio de la ley” solo será manipulado por los más fuertes en todas sus manifestaciones sociales.

Sin duda la contradicción es palpable frente a los principios establecidos que marcan el derrotero propio del ejercer la ley en bien de la sociedad y la aplicación de la misma teniéndola como objetivo que tiende a minar los derechos del grueso de dicha agrupación. En tanto el grueso implícito del grupo en función de su bienestar y avance aboga por el equilibrio recurriendo a la ley como medio de supervivencia de sus miembros, la aplicación de dicho imperio crea los conflictos que todos conocemos de masacres sistematizadas, armamento de la sociedad civil, implicación de descontento social, leyes vulneradas, discriminación de culturas emergentes, terrorismo sistematizado estatal interna e internacionalmente, decadencia de valores y proyecciones guerreristas en busca de su propia auto destrucción dentro de los anales de la historia.

“…Dejad que los niños, vengan a mi…”

Para ponerlos presos:

El derecho de la ley…

 

Por: CARLOS ALBERTO PINO RIVERA/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (1 voto)

Opiniones

2

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

antonin

antonin

1 Febrero de 2013
10:45 am

Un niño de esa edad jamas debe ser esposado.
Entidades que protegen a los menores ¿donde estais?

osgir

osgir

1 Febrero de 2013
6:18 am

Un niño de hoy está preparado cuidadosamente para el mal por el " EX-BOX" y otros jueguitos en donde matar da premios , bonos y puntajes.