20 de octubre de 2014
3 Febrero de 2013 | Noticias | (Colombia)

Más que en armas, la seguridad debe basarse en el recurso humano

Más que en armas, la seguridad debe basarse en el recurso humano
Foto:

Nelson y Jenifer permanecen día y noche atentos a lo que ocurre en la puerta del edificio. Aunque no es de su propiedad, ellos dedican su tiempo y sus vidas a cuidar los bienes y la seguridad de las personas que lo habitan. Así son más de 240 mil hombres y mujeres que en Bogotá y en las grandes ciudades del país, arriesgan sus vidas y sacrifican su descanso para proteger a los ciudadanos de edificios, condominios y barrios en general que, a partir del nuevo esquema de propiedad horizontal, requieren mayor seguridad y de manera más profesional.

A lo largo de su labor, estos dos guardas de seguridad se han dado cuenta de que el asunto no depende de las armas de fuego que porten, el asunto de cuidar adecuadamente las viviendas y bienes de otros colombianos está en una mejor capacitación y en mejores formas de comunicación.

Esto motivó la creación del Sistema Nacional de la Seguridad Privada, Sinacsepri, una empresa conformada por guardas de seguridad, administradores, abogados y profesionales en este complejo tema que busca mejorar las condiciones de las personas que se dedican a proteger los bienes y vidas de los ciudadanos colombianos.

Aunque pareciera que se estuviera hablando de una empresa de seguridad privada, Alfredo López, el gerente de la compañía, precisa que lo que buscan ellos es asesorar al gobierno y en especial al Ministerio de Defensa y a la Superintendencia de Vigilancia en el proceso de mejoramiento del sector. “La idea surgió a partir de un documento de un Consejo de Política Económica y Social, Conpes, del año 2008, que determinaba los lineamientos que debían adelantar las entidades del Estado para formalizar la actividad y la profesión de los celadores en el país”, precisa López quien, luego de 18 años trabajando en esta actividad, reconoce la importancia de que la propuesta, que lideró quien era en ese entonces ministro de Defensa, el actual presidente Juan Manuel Santos, se convierta en una realidad.

Entre las diferentes disposiciones emanadas del documento Conpes 3521, se destacan que el Ministerio de Protección Social debe establecer “un control efectivo y eficaz del respeto integral de los derechos laborales de los trabajadores del sector”. El ordenamiento que debía estar funcionando en su totalidad en julio de 2009, no ha logrado implementarse en su totalidad luego de casi cuatro años de la implementación del documento Conpes.

Este documento se dirigía a mejorar la calidad de vida de los guardas de seguridad, quienes son elemento primordial del esquema de protección de las ciudades, ya que contribuyen activamente en programas como el del plan cuadrante, en colaboración con la Policía Nacional.

Sinacsepri nació entonces como una entidad que busca llenar un enorme vacío en el manejo y control del gremio de la seguridad privada. Luego de un análisis profundo, se encontró que existen básicamente tres áreas que se deben fortalecer para que este servicio básico de la sociedad pueda cumplir con su cometido: educación, aspecto laboral y empresarial, y, control y calidad del servicio. Y es precisamente en este último asunto que Sinacsepri ha decidido centrar todas sus energías.

Así, luego de un estudio profundo, la empresa decidió centrar sus esfuerzos en el tema del control y la calidad del servicio. Con estrategias como la entrega de insignias e identificaciones, la uniformidad en los trajes de los guardas, la clasificación de las diferentes actividades de acuerdo a la labor (hospitales, bancos y viviendas). Además, de la creación de un sistema eficiente de comunicación, que remplazaría a la línea 123, ya que ésta tiene grandes inconvenientes en su funcionamiento.

Mientras tanto Nelson y Jenifer se turnan la vigilancia de un edificio del norte de la capital. Ellos esperan que, así como permanecen atentos a la seguridad de la copropiedad, reciban un trato digno. Que su labor esté cobijada por todas las normas laborales que, en una actividad de algo riesgo como la que desempeñan, son definitivas.

Más allá de que las empresas de seguridad cumplan con todas las obligaciones de ley, debe existir un control detallado y unos lineamientos apropiados para que tanto guardas como ciudadanos tengan las cualidades y calidades requeridas por el servicio. Normas como las promulgadas por el Icontec y lineamientos para cada uno de los 240.000 guardas, que se calcula tiene el país, servirán de base para que Colombia tenga una fuerza de vigilancia privada con las características y condiciones adecuadas para contribuir a la seguridad de la Nación.

 

Por: Francisco Latorre

VOTOS: 0
Cómo le pareció esta publicación?
No hay votos

Opiniones

1

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

Francisco Latorre

Francisco Latorre

4 Febrero de 2013
9:27 am

Para discutir más acerca de este tema se adelantará el seminario "Participación de la seguridad privada en la Defensa Nacional" que se llevará a cabo en la Fundación Universitaria del Área Andina el próximo 12 de febrero en la ciudad de Bogotá. Inscríbase en el 3144702576.