30 de octubre de 2014
20 Febrero de 2013 | Noticias | (Colombia)

Política y amor, punto de equilibrio

Política y amor, punto de equilibrio
Foto:lad

Muchas circunstancias en la vida del presidente Venezolano desde que inicio mandato en 1999 como presidente del país, ha traído consigo, que los medios escritos de avance, de opinión internacional y hasta faranduleros, se atrevan a especular, tergiversar, sesgar opinión y hasta propender a endilgarle título de loco, lo cual hizo que el mundo en general le diera el estatus de líder, tanto por los países latinoamericanos como también, a los ojos y estigmas cautelares de los gobernantes del mundo en general. Y claro, ¡siempre ha salido con la suya!

Si lo comparamos con Fidel Castro en tiempos de la revolución Cubana, los mismos entes de la radio, Televisión y prensa, lo enseñorearon divulgando sus proezas, para luego después de décadas, desestimarlo como mandatario en contra del régimen capitalista.

Dejando de lado el comparable, el regreso misterioso de Chávez a su patria y las especulaciones que se han fortalecido cada vez entre la oposición manejada por caudillos escépticos al chavismo, hacen que el regreso del mandatario en recuperación o totalmente delicado de salud, si es que está en Caracas, procure entre su capital social, positivismo, a la vez sometimiento y creencia a las reglas que rige el partido de gobierno, como también, la regeneración de pensamiento, credibilidad en su liderazgo y poder de gobernante, bien desde su lecho de postración o desde cualquier nicho, para borrar dudas sobre el liderazgo como mandatario y frenar la avalancha de suposiciones por parte de la oposición, que en muchos frentes lleva a la población en particular al chavismo, a interpretaciones erróneas del manejo de salud, gobernabilidad y procesos actuales en cuestión de política pública.

No es gratis cuando el presidente Chávez anuncia como sucesor al Vicepresidente Maduro, como tampoco es de balde que el Vicepresidente y el presidente de la Asamblea Nacional, ambos en contienda, se encuentren a pie de lecho, como tampoco es gracioso que el Señor Maduro salga ante las cámaras del mundo luciendo una camiseta con los ojos de su maestro.

¡Son jugadas caudillistas! Este esquema de amor palpable en el común de observadores electrónicas del mundo, en particular de las clases populares chavistas de la región Venezolana, trae confianza y total respaldo hacia el jefe de la colectividad presidente electo Chávez, y , aunque los contradictores infundan por la región críticas y temas políticos sesgados hacia el mandatario en cuanto al misterio que rodea su enfermedad, los seguidores continuarán perteneciendo al partido de gobierno y estarán pendientes de los proyectos sociales trascendentales del país. Es cierto cuando afirmo que las clases populares consolidan el partido en particular a su director, que el mismo día que llegó el mandatario, sus huestes le hacen gran manifestación a nivel nacional, tanto por su llegada como por un mejoramiento rápido de salud.

Es bien claro, que al presidente Chávez le es más conveniente para la salud del pueblo venezolano, tomar posesión del cargo en lecho de enfermo 2013 – 2019 y cuanto antes, por la Suprema Corte de Justicia, que dejar a sus rivales promover una nueva elección presidencial. Y es bien concebida esta propuesta, porque en el momento que deje el cargo por alguna razón, se hará visible como nuevo candidato, Maduro, que hará la continuidad del proyecto socialista Bolivariano de cambio en beneficio de las clases disímil del territorio.

Entrando a conclusiones rápidas, la llegada cautelosa del presidente Chávez a su patria, se define por: -Una oposición arengando por doquier las inhabilidades del presidente electo, entrando a convencer es decir a polarizar la opinión nacional en contra de Chávez, exigiendo respeto que según sus antagonistas, merece el pueblo que eligió y empoderó a Hugo Chávez. -Dar sustento a las distintas fuerzas nacionales, como al ejército, policía, la marina y a todos los entes económicos. Claro que hay otra causa muy cercana y es que: Puede alistarse un levantamiento militar, debido al tiempo acéfalo en que se encuentra el poder ejecutivo. –Y una más contundente: Dejar a la opinión pública, la puesta política hecha entre Maduro y Chávez cuando se dirigió a la Habana, para que a criterio del chavismo “el pueblo”, tomen las armas del voto y elijan como sucesor, al vicepresidente Maduro como nuevo líder de los destinos de la república.

¡Pues sí amigos! El caminar y acompañar al jefe, usar camiseta alusiva al mandatario y permanecer a pie de lecho, hace que la población se interese por éste próximo mandatario, a la vez que no se da paso a otros partidos que no sean de la proyección continuista del lider.

 

Por: Luis Alejandro Díaz/

VOTOS: 5
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (5 votos)

Opiniones

2

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

luisalejandrodiaz

luisalejandrodiaz

22 Febrero de 2013
9:26 am

Gracias a todos los que han leído el rexto

osgir

osgir

21 Febrero de 2013
5:55 am

La política arrasa con todo . Hasta con el amor.