19 de Septiembre de 2014
27 Febrero de 2013 | Noticias | (Colombia)

Mientras la salud agoniza, reformas no resuelven la cura

Mientras la salud agoniza, reformas no resuelven la cura
Foto:minsalud

El juego real con respecto a la salud de los cuarenta y seis millones de habitantes a los cuales, cada día se atan nuevos síntomas y enfermedad fitocontagiosas venidas del desaforado cambio climático, y las depuraciones sistemáticas del efecto invernadero, no se compadecen con las reformas al nuevo sistema de salud propuesto por el gobierno, que en últimas si se aprueba en senado, seguirá la trascendental marcha de pacientes en busca de un remedio para sus enfermedades.

No es posible que el ministro de salud, Alejandro Gaviria, (economista no médico) se juegue por lo sano y no piense en el bienestar de los residentes, sino en proyectar las finanzas a una cúspide rentable, cuando lo principal y primordial debe ser la tención básica y especializada tanto del pobre, como del angustiado y esquizofrénico, que por falta de dinero no puede ni tiene acceso a estos regímenes, para mejorar su capacidad productiva y bien común.

Este proyecto que presentará al congreso el ministro en cuestión, configura vértices y lineamientos cerrados, que llevará en el futuro a los colombianos a las famosas tutelas, con el fin, que se preste una atención adecuada en citas médicas y medicamentos que se requieran para la enfermedad.

Otro punto negativo del ministro en cuanto a proyección referente a la nueva reforma a salud es, que los departamentos y municipios podrán contratar con organismos dedicados a la prestación de salud. Como bien es sabido, alcaldes y gobernadores y organismos medios, siempre han cabalgado políticamente con los recursos del estado, y en este caso se les está sembrando el árbol con la papaya, donde tienen el poder de abrir, conciliar con supuestos efectivos, y reconstruir sedes hospitalarias, que en los municipios se caen de lo viejos y un solo medico, para dilapidar los recursos propios de la salud de los residentes.

El panorama no es nada bueno cuando se permite integración vertical, entre las administradoras y la red de atención básica y especializada que serían las EPS, (cambiarán de nombre). Este sistema fue causa de robo, poca atención al paciente, dilatación de citas y falta de prevención hacia la propagación de enfermedades.

Se supone, porque toda vía no está reglamentado el proyecto, que la propuesta reducirá barreras en servicios, elevará la calidad y continuidad, no habrá intermediación financiera, dará transparencia, confianza, regulación y supervisión por el estado. ¡Todo lo bueno viene estampado en papel! Como cuando se interpretó la ley cien en 1993.

Por otro lado, “Mi – Salud” como entidad pública, me hace y nos hace sentir propietarios de la entidad, remontándonos a años atrás cuando existía el Seguro Social, (recordemos que lo saquearon los políticos de turno). Cuando teníamos que hacer fila para una cita médica desde las tres de la mañana o tarde anterior para obtener una ficha. No soy pesimista como algunos de los lectores han dejado entrever, pero las cosas se deben pensar a futuro, no limitarse a cosas pequeñas por salir del paso, se debe estimar hasta lo más minimo, no por darse un baño de popularidad como está sucediendo con el economista Gaviria que en nada a la medicina ni a la población aporta.

Este será un régimen descentralizado, con autonomía administrativa, financiera y presupuestal, (les recuerda al ISS) por lo que afilia, recauda y distribuye los recursos entre el régimen Subsidiado y Contributivo, consecuencia directa de la fuente de financiación para la salud con la reforma tributaria del 2012.

Redondeando la opinión, la reforma a la salud no toma en cuenta sectores responsables directos o anexos que nunca se han tocado, que licuan el dinero de los afiliados y del estado, socavando el control financiero y administrativo. Temos: Sistema General de Riesgos Laborales (SGRL), Seguro de Atención a víctimas de accidentes de tránsito (Soat) y la medicina prepagada.

¿Qué tienen en común con la Salud de los colombianos? Mucho: Estos entes colaboran con incrementar los costos de financiación de enfermedades por parte del estado. ¿Por qué? Todos sabemos que hay un tope de aseguramiento por parte de éstas. Ejemplo…, Juan se accidentó en su trabajo, la ARP o administradora de riesgos laborales le paga el tratamiento de Juan por su accidente a la EPS donde está afiliado, cuando termina el presupuesto o tope del seguro comprado por Juan a la ARP o Soat o medicina prepagada, este órgano le traspasa la totalidad del tratamiento a la prestadora de servicio de salud. Donde la EPS tiene que seguir con la atención de Juan. Esto es lo que no ve la reforma a la salud propuesta por el economista Gaviria.

No tiene fundamento alguno una reforma cuando no se promueven leyes o decretos, que estabilicen estas entidades anexas a la salud de los colombianos. En este contexto, queda nuevamente la mencionada reforma que se cruzará al senado para su estudio. Bien amigos, es un breve comentario a una reforma que no tiene lineamientos de cambio, cobertura ni en POS, el cual está contribuyendo en altos costos, porque se ingresaron con patentes y acuerdos farmacéuticos, que llevarán a reducir la prestación de servicios a pacientes así como su recuperación.

 

Por: Luis Alejandro Díaz/

VOTOS: 2
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (2 votos)

Opiniones

6

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

luisalejandrodiaz

luisalejandrodiaz

6 Marzo de 2013
10:46 am

Gracias por dar clic en el blog

antonin

antonin

28 Febrero de 2013
7:13 am

Lo que sucede es que a la salud la han tomado como una fuente de ingresos econòmicos,no còmo lo que deberia ser: UNA PRIORIDAD DE CARÀCTER HUMANITARIO
Bien Lucho,te saludo con aprecio

Lucho_perez

Lucho_perez

27 Febrero de 2013
8:15 pm

Mas que "reformas" lo que suelen hacer en Colombia son "mutilaciones" muy al estilo del fastuoso creador de éstas reformas,,, ahora ya no solo "despresan" compatriotas con motosierras, ahora es la salud a la que quieren despedazar.

Adri83

Adri83

27 Febrero de 2013
5:53 pm

Imposible que los colombianos permitamos que nuevamente nos desmejoren las condiciones de la salud, eso seria una eutanasia programada

jogafi

jogafi

27 Febrero de 2013
5:14 pm

El entonces "honorable" Senador ALVARO URIBE VELEZ, con su ponencia de la ley 100, dió la primera estocada a la salud en Colombia, obviamente perjudicando a los afiliados y beneficiando económicamente a los dueños del "negocito" ahora quieren darle el golpe de gracia, con las mismas consecuencias..
Saludo cordial.

osgir

osgir

27 Febrero de 2013
12:49 pm

LA CURA LA TIEN EL CURA CUANDO CURA LA CRIATURA.