SOYPERIODISTA.COMImprimir

Comente el anunciado plan de erradicación de la pobreza extrema > Noticias | 2 Enero 2013 - 9:47am

Made in Syria

Por: darkjota | Soyperiodista.com

La pregunta no es si Bashar al-Assad va a continuar en el poder, ya que pocos coinciden en que pueda sobrevivir sin el apoyo ruso que cada vez parece más débil, sino lo que puede suceder en un eventual pos-conflicto. La otra pregunta es el tipo de salida que pueda tener el conflicto, que en general se encontraría en dos opciones: uno, los rebeldes toman Damasco por asalto y derrotan al ejército sirio; dos, se consigue una salida negociada, que sin duda incluiría la salida del mandatario actual. Ninguna de las dos parece estar en el próximo amanecer del futuro sirio.

Mientras el conflicto continúa, los refugiados que huyen a las fronteras ya hacen parte de una crisis humanitaria, que como todas las guerras, dejará una profunda huella en la milenaria cultura del cercano oriente. Ya se habla de miles de muertos y de epidemias ante la llegada del invierno, donde parece que la tuberculosis atacará con más saña que los mismos bandos en conflicto.

Estados Unidos y la ONU seguirán empujando fuera del poder a un líder que ha decidido mantenerse en la silla presidencial en parte gracias a los tornillos provistos por Rusia y China. Sin embargo los rusos empiezan a notarse cansados de mantener una realidad que parece insostenible y los chinos han decidido mantenerse como jugadores solamente en la mesa del Consejo de Seguridad, turnándose la ficha del veto a las resoluciones con los enviados de Putin.

La sombra de las armas de destrucción masiva (ahora denominadas solamente armas químicas por el gobierno de Obama, evitando cualquier recuerdo de las justificaciones nunca probadas de G.W Bush), se levanta nuevamente como respaldo del apoyo estadinense a los contrarios al gobierno oficial sirio. Curiosamente la prensa conservadora, enemiga de cualquier movimiento de Obama, apoya rabiosamente el rumor de la posesión de armas químicas por parte del ejército sirio y constantemente lo recuerda en cada emisión de noticias y artículo de prensa relacionado con el conflicto.

De raíz se descarta una intervención militar estadinense de forma directa en Siria, pero el argumento de las armas químicas sigue surtiendo un efecto profundo en la psicología del contribuyente norteamericano que justifica el respaldo financiero, armamentístico y estratégico aportado a los rebeldes.

A este peligroso coctel molotov se suma la posibilidad de que el conflicto sea exportado a los paises colindantes tratando de incendiar toda la zona. Si al-Assad se ve en serio peligro puede acudir a sus aliados del Hezbolá para desestabilizar al Líbano y usarlo como válvula de escape. Si consigue mantener en el poder podría presentarse el escenario, menos probable, de que el Partido Kurdo del Kurdistán (PKK), uno de sus otros aliados busque fortalecerse para conseguir la independencia del Kurdistán turco, algo que Ankara no querrá permitir. Por otro lado, de presentarse una victoria rebelde en Siria, los tribus que reclamar autonomía sobre el norte iraquí, rico en petróleo, se sentirán fortalecidas y aumentarán la presión que ya ejercen sobre el gobierno de Baghdad.

Finalmente se agrega a esta compleja situación la cercanía religiosa y étnica. Debe recordarse que las facciones sunitas y chiitas del Islam han estado históricamente enfrentadas y los kurdos han buscado su independencia de ambas.

La complejidad de la escena es enorme y las consecuencias de un devenir u otro serán profundas y probablemente serán como un terremoto con réplicas a través de toda la región, incluidas Irán e Israel. Avanzará 2013 y veremos.

Dirección web fuente:
http://www.soyperiodista.com/noticias/nota-17783-made-in-syria