20 de Diciembre de 2014
6 Diciembre de 2011 | Recomendaciones | (Colombia)

Cómo ganarse el Baloto

Cómo ganarse el Baloto
Foto:

Los recursos de la salud han dependido en muchos países del mundo en buena parte del producido de un sector económico no vital. Una propuesta interesante ha sido “golpear” aquello que de alguna manera es contrario al desarrollo salubre como el tabaco, el alcohol, los sitios de juerga, etc. Se obligan a compensar parcialmente el atentado contra la integridad humana. Pero así mismo se han buscado recursos en esferas frívolas como las apuestas y juegos de azar.

Las loterías, rifas y máquinas deben aportar un importante producido para programas de salud. La aguda crisis de las loterías impide que haya apoyos generosos como en otras épocas. Ahora se venden menos por la situación general del país y porque fueron sorprendidas fuera de base con la incursión de la multinacional del "Baloto", un juego electrónico con una particular seducción y carnada que cautiva desde el más humilde “en rines” hasta los más encopetados ejecutivos.

El Baloto tiene una logística, montaje y estructura que le permiten mantener una clientela creciente y engolosinada creando expectativas soñadoras: para crear y “vivir” las propias fantasías no queda otra opción que comprarlo, huyéndole a la propia conciencia y realidad que afirman lo contrario. Los más sensatos saben que lo hacen por diversión o para contrarrestar un poco la abulia diaria. Otros seguramente porque les sobra unos pesos y no les duele “tirárselos”.

El “boom” del juego es tal que ha alterado sectores de trabajo informales y preocupa socialmente por la manipulación a los millones de apostadores semanales que incrementan su "felicidad" paradójicamente en la medida que nadie lo gana –ni siquiera ellos mismos- fantaseando con una pesadilla de apropiación.

Después de un serio estudio a partir del pensamiento creativo la pregunta es: ¿cómo ayudar a estos felices infelices para que logren ganarse el Baloto? La cosa es complicada pero posible. La realidad muestra que la probabilidad de ganárselo es coherente con la cantidad de números posibles puestos en venta que, en este caso, son más de 8 millones (8.145.060). Si comparamos la estadística con tener un accidente en un parque de diversiones (una en 14 millones) vemos que no es tan dificil después de todo.

Para tener 100 por ciento la seguridad de obtener el premio mayor habría que comprar todos los números que costarían unos 40 mil millones de pesos. En estas circunstancias, mi recomendación científica es esperar a que el acumulado al menos sea de unos 44 mil millones; a partir de allí, asociarse con tres “inversionistas’ aportando cada uno 10 mil millones de pesos para cubrir el costo de todos los boletos. El triunfo está asegurado quedando 4 mil millones libres, mil millones para cada asociado. Otra alternativa es que Ud. consiga todo el capital, compre todas las boletas y queda solo con toda la ganancia.

El mensaje final, no es la técnica exacta o la técnica lógica que es exacta: compre todas las boletas cuando el acumulado sea superior a su costo, sino provocar una reflexión respecto a como aprovechando la situación de aguda crisis social, se vende la idea del dinero ganado de manera fácil. Parece que jugar con la ilusión y las esperanzas de la gente no es lo adecuado y menos con el azar. La vida privilegia la justeza y descarta lo incierto.

Corolario: Los matemáticos, estadísticos y brujos, no son de los más ricos. Los mejores, son tal vez de los más pobres en metálico. Nunca apuestan.

fabio121@gmail.com

Por: FABIO AREVALO ROSERO MD/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (20 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí