25 de Noviembre de 2014
16 Abril de 2012 | Recomendaciones | (Colombia)

El fantasma de la muerte súbita

El fantasma de la muerte súbita
Foto:Foto El Espectador

El fútbol profesional ha dejado de ser deporte de mediano riesgo, para mudarse a peligrosa actividad que no permite rango de error. La elevada competencia lo convirtió en encuentro de gladiadores exigiendo rendimiento por encima de lo humano y lo deportivo. Se transformó en disciplina de alto riesgo que ha cobrado numerosas víctimas en pleno campo de juego como acaba de ocurrir con el italiano, Piermario Morosini. El centrocampista del Livorno se desplomó al pasado sábado 14 de abril víctima de un paro cardíaco fulminante durante un partido de la Serie B italiana. Apenas tenía 25 años.

Además de sonados casos como los de Marc Vivien Foe (2002), Miklós Fehér (2004), Serginho (2004), Antonio Puerta (2007) y Dani Jarque (2009), todos en el más alto fútbol competitivo, son muchos los eventos fatales, la mayoría poco publicitados. En 1996 Otoniel Tascón, portero del Cortuluá, murió después de una práctica. El ecuatoriano Mario Reinoso falleció a los 23 años antes de un examen de su estado físico. En 2004, el peruano Daniel Uribe y el portugués Bruno Baiano, ambos futbolistas y de 17 años de edad, fueron víctimas de “muerte súbita” en plena actividad. En el 2003, en Chipre, un futbolista murió al correr a ayudar a un compañero lesionado. Michalis Michael, delantero del Onisilos Sotiras, se desplomó cuando iba a ayudar al portero.

Las “espectaculares” muertes producidas en deportes de alta competición, particularmente en el fútbol, obligan a un proceso de seguimiento para determinar mecanismos preventivos. Las causales son discutibles especialmente cuando se trata de futbolistas jóvenes. No hay duda que el compromiso del sistema cardiovascular apunta hacia un desequilibrio de origen genético con componentes adquiridos o agravantes. Las investigaciones actualizadas demuestran que son los futbolistas profesionales quienes tienen un mayor riesgo de sufrir episodios de muerte súbita. Su incidencia entre los deportistas rentados es de 1,6 muertes por mil frente a los 0,70 por mil fallecidos entre atletas no profesionales.

Algunos datos nos sugieren que el deporte de alta competición incrementa sensiblemente el riesgo de sufrir muerte súbita mientras se realiza una actividad deportiva intensa. Durante el ejercicio el incremento de la demanda energética por parte de la musculatura provoca que el gasto cardíaco aumente hasta unas ¡seis veces más! de lo habitual. Precisamente, los principales mecanismos involucrados en las muertes súbitas se atribuyen a los cambios circulatorios y electrofísicos que se producen durante la actividad física.

Una situación particular de daño al corazón es la posibilidad de recurrir al dopaje con estimulantes como efedrina, fármaco que no es desconocido en el fútbol, y que puede provocar trastorno del ritmo del corazón con riesgo de infarto fatal. Existen estimulantes, psicotrópicos y anabolizantes que cuando se asocian con el deporte profesional o de máxima competición, dejan al jugador en una situación incierta frente a una grave contingencia.

El riesgo de muerte repentina aumenta en los deportistas cuando se practica en condiciones ambientales adversas como alta temperatura y humedad o en alturas por encima de 2600 metros sobre el nivel del mar. Igualmente con la falta de un buen acondicionamiento físico que desadapta al sistema cardiovascular volviéndolo vulnerable a elevadas cargas. Pero su origen esencial, es de orden genético, lo cual dificulta la prevención.

Si bien el fútbol es tal vez el deporte más popular y querido en el mundo, hoy está acosado por el fantasma de la muerte súbita, lo cual exige medidas más seguras en la competencia. Y posiblemente, modificar ciertas reglas que eviten el desborde hacia un espectáculo medieval y guerrerista, modulando la elevada competencia y la presión sobre el resultado que ponen en riesgo la vida de sus principales protagonistas.

Apostilla: Siga este enlace para conocer “Cómo prevenir la muerte súbita”: http://www.youtube.com/watch?v=PREhFDakmkA&feature=relmfu

fabio121@gmail.com

 

*Campeón del Mundo, JMS, especialista en Ciencia Deportiva, felow en fútbol, UFRGS, Brasil.

Por: FABIO AREVALO ROSERO MD/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (9 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí