19 de Diciembre de 2014
8 Noviembre de 2012 | Recomendaciones | (Colombia)

Una academia de periodismo excluyente

Una academia de periodismo excluyente
Foto:Archivo Católicas por el Derecho a Decidir

Una academia de periodismo excluyente

Una de las falencias más grandes de la sociedad es fortalecer una educación en equidad de género y enfoque de derechos humanos, no solo en las humanidades sino en toda la formación universitaria, secundaria, primaria y preescolar; esto se da debido a la reproducción de modelos sexistas y anti derechos en la academia.

A través del oficio de Comunicador Social y Periodista se marca una gran deficiencia en aspectos como el lenguaje incluyente, carencia que, entre otros, se consolida al ver cómo en la academia, por ejemplo, solo se gradúan y se titulan “Comunicadores Sociales y Periodistas” no comunicadoras.

Formar profesionales desde una perspectiva que incluya equidad de género, enfoque diferencial y Derechos Humanos, promueve el ejercicio de un periodismo incluyente y no discriminatorio; de la misma manera que difundir los estudios de género y una educación que incluya estos elementos en los currículos de la educación superior, permitirá la eliminación de obstáculos políticos y sociales que limitan la participación de la mujer en el escenario de la toma de decisiones.

En la vida académica se manifiestan episodios que evidencian situaciones sutiles de discriminación al interior de la carrera; éstas refuerzan prácticas sociales discriminatorias, generalmente hacia poblaciones como mujeres, homosexuales o afrodescendientes y promueven modelos racistas aprendidos en la sociedad.

“Para contrarrestar este fenómeno es importante hacer una investigación cualitativa, Diagnóstico Rápido Participativo o DRP, que toma como punto de partida el conocimiento previo de la comunidad, convirtiéndose en un proceso de aprendizaje mutuo; el registro de la información mediante técnicas no convencionales, como dibujos, carteleras etc.”, según Eliana Riaño, directora de comunicaciones de la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

Esta metodología de trabajo exploratoria-descriptiva es la clave para reforzar los registros obtenidos, haciendo una confrontación entre los datos, las fuentes y las hipótesis formuladas.

También es importante hacer el reconocimiento de la realidad a los estudiantes universitarios como información preliminar fundamental en la indagación y enfocando el ejercicio desde una perspectiva de género que garantice la participación equitativa de hombres y mujeres en el ejercicio profesional.

Por: Katherinne Torres Martínez /

VOTOS: 2
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (2 votos)

Opiniones

2

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

ladypapa

ladypapa

11 Noviembre de 2012
2:53 am

Las sociedades no cambian por decreto, eso tendríamos que tenerlo claro, sobre todo las mujeres y tampoco debemos esperar ayuda de ningún tipo. Lo que si podemos hacer, sobretodo las profesionales que ejercemos el oficio de comunicación, ya sea desde el periodismo, la literatura o la dirección de empresas, es predicar con el ejemplo. Somos muchas las mujeres activas, ahora nos queda reafirmarlo en el día a día, eliminando, en nuestra cotidianidad el lenguaje sexista.

moderador

moderador

9 Noviembre de 2012
5:25 pm

Nota destacada en la red de portales. Gracias por el aporte.