20 de Septiembre de 2014
2 Diciembre de 2012 | Recomendaciones | (Colombia)

¿ExcreMental, o sacraMental?

¿ExcreMental, o sacraMental?
Foto:freepik.es

Definitivamente la involución nos golpea inmisericordemente. No se puede entender cómo se entremezclan conceptos impares y diametralmente opuestos en sus concepciones y principios, de naturalezas antónimas y difíciles de alinear para crear una exabrupto conceptual, que, por obvias razones, no llegarán de parte y parte a conclusiones objetivas, creando una amalgama desabrida, confundiendo aún más y creando – de paso – la involución conceptual de la que escribo –

Ante los hechos, no podemos menos que separarlas en alusión a las declaraciones del Senador Garlein sobre la uniones gay: “el sexo entre hombres es sucio, asqueroso y excremental” – apostrofó – el insigne representante; dando el aval, que es lo mismo decir que, “el Congreso entre los hombres que lo representan es sucio, asqueroso y excremental”, como podemos ver, ambos conceptos se anteponen y por tal, tienen su propia carga de verdad…

A lo mejor lo que quiso decir “nuestro” representante, no fue “excremental”, sino “sacramental”, dada su posición conservadora cristiana, apostólica y romana, con cuya aureola está dispuesto a defender sus “principios”. Pero una cosa es el sexo, y otra, la carga semántica con que lo dijo embadurnada de poder manipulador y excluyente, y una cosa son las leyes de la naturaleza y otra las elucubraciones fantasmagóricas mentales ancladas en una gaseosa conceptualización idealista conservadora de su propia cosmovisión particular.

¿Cómo poder interpretarlo a fin de cuentas?. ¿Es un político “ducho” colombiano en estas lides del engaño y la manipulación? ¿Ginecólogo, tal vez?, ¿Estudioso de la antropología?, ¿Defensor de los derechos humanos de alguna ONG?, ¿Representante “honoris causa” de la Iglesia?, ¿Fiel creyente “salvado de antemano y separado de la “turba infame” condenada que representa?, o a lo mejor, ¿Psicólogo o psiquiatra especializado en lo que produce la miseria, la violencia y la pobreza en nuestro país? ¿Sexólogo, a lo sumo?. Todo es una exabrupto conceptual, como cierto político de nuestro acontecer nacional “No dije todo lo que está, ni está todo lo que dije”

Ante la manifestación fáctica de la naturaleza, lo excremental es un sacramento, una máxima de su manifestación. El sexo en su esencia es visceral y sagrado, regulado por el sistema endocrino mediante un sistema de glándulas de secreción interna segregado de las hormonas mediante señales químicas, regulando el estado de ánimo, el crecimiento, los tejidos y el metabolismo, compartiendo sus funciones con las llamadas glándulas exocrinas como las salivales y las glándulas del tracto intestinal. De seguro las declaraciones de nuestro representante no corresponden a un especialista en el ramo, calificando erróneamente el sexo entre hombres como sucio, asqueroso y excremental, digno paciente de Freud; bueno…¿En qué estamos?, ¿es político o especialista?. Bien sabemos. El comentario es hibrido, sin ninguna conceptualización seria, más bien política.

Es así, que, en una relación íntima sexual – como todos sabemos – participan caricias, besos, roces, fluvios químicos y detritos en donde el placer vence al dolor y las ganas al asco. Todo el organismo se encuentra en una disposición tal de poseer y ser poseído, en una integración en busca del “uno”, rompiendo los diques de represión cultural, dándole paso a su natural función de acuerdo a las expectativas compartidas entre los participantes, manifestando sus niveles controlados de sadismo y masoquismo dentro de la amalgama sagrada de la complicidad en su privacidad, conjurando al mundo fiscalizador, sin pre-juicios, repulsiones, suciedades ni asquerosidades como mal anota, desconocidas por el tartufo de turno.

Y sin más preámbulos, la “poesía” que nos da asquerosidad…

EL PLACER VENCE AL DOLOR Y LAS GANAS AL ASCO

Donde la ¡mierda! fuera un manjar,

un exquisito pasabocas de melcochita apelgamada,

una dona provocativa y azucarada

con sabor de ambrosia y endulzada,

acaramelada y saladito como un bizcochito derico pastelito,

estaria muy pendiente y enamorado del hornito degustado

y el tamalito de mil formas disfrutado y conquistado.

¡Pero no es así!,

¡además que importa!.

Embadurnado de lo más rico de un ortico calientico y cerradito,

nunca dejara de ser un rico postre

de un manjar muy exquisito.

Por: CARLOS ALBERTO PINO RIVERA/

VOTOS: 7
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (7 votos)

Opiniones

8

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

KarlosFer

KarlosFer

3 Diciembre de 2012
10:14 am

Sacramental, la forma pútrida en que nos están gobernando...

osgir

osgir

3 Diciembre de 2012
6:18 am

Le están poniendo mucha MENTA a esta vaina.

KarlosFer

KarlosFer

3 Diciembre de 2012
10:13 am

Menta? Menta la que le estan poniendo al caso Colmenares,,,hay que preguntar a los noticieros y en especial al programa SEPTIMO DIA, cuando billete $$$$$$ estan recibiendo por dedicarle mal contados CINCO programas a ese caso.. Como si en Colombia, fuera el único homicidio con "extrañas" actuaciones de la mal llamada justicia.

analitica25

analitica25

2 Diciembre de 2012
6:06 pm

Lo excremental es inevitable, todos los seres vivos "excretamos" Seguramente Gerelein y quienes creen que su concepto es una "màxima" no defecan,,,, y ello puede explicar de que estàn llenos....

colext

colext

3 Diciembre de 2012
11:08 am

Entonces a comer excre....

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

2 Diciembre de 2012
7:19 pm

Buen punto reflexivo.
Todo cambia, todo excreta
Saludos

eugenio miltorres

eugenio miltorres

2 Diciembre de 2012
5:25 pm

La dulzura de un beso sin enjuague bucal,
y si la lengua ávida todo toca,
el "perfume" que se huele en la boca,
¿convierte el beso en , excremental?

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

2 Diciembre de 2012
7:16 pm

Aunque no lo admitamos, animales somos, de muchas sensaciones, apetencias y colaciones particulares, muchas veces desconocidas por los otros, que no participan - por obvias razones - del individual "juego repugnante", impulsados por su psiquis y su libido
Gracias por su aporte