24 de octubre de 2014
12 Diciembre de 2012 | Recomendaciones | (Colombia)

Navidad, Navidad, a recobrar la bella Navidad

Navidad, Navidad, a recobrar la bella Navidad
Foto:

Andrés Piñeros Latorre

@andinauta

Voy en una estrecha buseta, que a los trancazos busca cumplir su ruta. El espíritu decembrino se siente por doquier, pero los pitos y tambores son remplazados por las bocinas y los ruidos de los motores que arrancan y frenan sin parar, o más bien que frenan y frenan sin conseguir avanzar.

Todo hace parte de lo que hemos llamado "el nuevo espíritu navideño", donde la paz y el recogimiento se transforman en el afán y el desespero. "Entre pitos y tambores" de buses y automóviles se desarrolla esta fiesta que debería ser de paz y hermandad.

Y es ahí cuando se siente el paso de los años, cuando a la memoria vuelven los tiempos de padres y abuelos. Cuando los juegos de los aguinaldos, la natilla y los buñuelos eran la esencia de estas fiestas decembrinas.

Pero todo cambia como dirían los viejos, como decimos ahora nosotros. En la era del BB o el what’s up resulta imposible preguntar y no contestar o jugar al sí y al no. La tecnología nos acerca pero al mismo tiempo nos aleja.

La Navidad se vive en una competencia inverosimil. Entre más luces y entre más lleno el carro del mercado, entre más costosos sean los regalos y ruidosas las fiestas de Fin de Año, mejor serán las festividades.

Y el espíritu, el "profundo recogimiento" del nacimiento del niño Jesús, la alegría del reencuentro familiar, la música de panderetas y timbales, la reflexión del año que termina y los profundos deseos de lo que traerá el que viene. Poco o nada de esas intenciones y buenos deseos sobreviven al agite y el mercantilismo de la Navidad del siglo XXI. 

Sin embargo, así como la comida orgánica busca competir con los transgénicos, es posible anhelar que las viejas costumbres recobren un espacio en la actualidad.

Esa búsqueda de espiritualidad y el auge de la religiosidad pemiten pensar que fiestas como la Navidad tienen todavía esperanzas de revivir. Cómo? No sé. Es difícil, pero probablemente aplicando algo de la creatividad que se usa en todas las herramientas informáticas, en las invasoras redes sociales podrían utilizarse para que volviera el espíritu de fraternidad y amor.

Por: Francisco Latorre

VOTOS: 5
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (6 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí