31 de Julio de 2014
26 Diciembre de 2012 | Recomendaciones | (Colombia)

En memoria de los seres queridos, que han partido

En memoria de los seres queridos, que han partido
Foto:detalla.com.mx

El misterio no se hace esperar y la alegría de estas épocas se confunde con el efímero recuerdo o el olvido de quienes en el transcurso de nuestras vidas estuvieron presentes en tiempos anteriores a nuestro lado y a quienes quisiéramos que estuvieran disfrutando – igualmente - de nuestros logros, la realización de las promesas que alguna vez hicimos, el cariño y el afecto que alguna vez guardamos o la realización del cambio – que ellos – alguna vez albergaron, resumiéndose todo, en aquello que nunca dijimos, que nunca hicimos, a lo que nunca nos comprometimos, y, aquella esperanza que siempre evadimos sumido todo en la eternidad, de todo aquello quedando perdido en el olvido…

En memoria de nuestros seres queridos que han partido, ha de hacerse palpable con nuestro recuerdo en estas festividades como sacramento sublime en nuestro recuerdo. Sin ellos, no seríamos nosotros y la felicidad que podamos albergar es proyección de sus esfuerzos, de su permanencia y de su desinteresado amor postrero.

El solsticio de invierno sigue su curso inconmensurable, misterioso y epifenómeno movimiento, marcando inexorablemente su trascendente oscuro y profundamente glorioso mandato eterno; arrastrando consigo a los mortales atrapados en el tiempo de su sino quejumbroso e incierto a esperas del sublime reencuentro. Ciego, sordo y mudo no deja de moverse sin importarle el tic-tac de los dolores, añoranzas, alegrías o sufrimientos, de aquellos que claman al cielo suplicando una señal al firmamento; más bien, los cubre con su manto de misterio, haciendo caso omiso a sus éxitos o fracasados intentos apreciándolos solo como sus futuros viajeros, otorgándoles la oscuridad y el silencio eterno. Y así, dando a dichos mortales solo el bálsamo del recuerdo, los espera ansioso en la profundidad de su seno, mediante el legado de la muerte cuyo boleto será siempre cubierto.

Separemos un lugar en nuestro festejo que ellos separaran el nuestro cuando partamos a su encuentro:

LOS INMORTALES

“Hasta nosotros sube de los confines

del mundo en anhelo febril de la vida:

con el lujo de miseria confundida,

vaho sangriento de mil fúnebres festines,

espasmo de deleite, afanes, espantos,

manos de criminales, de usureros, de santos;

la humanidad con sus ansias y temores,

a la vez que sus cálidos y pútridos olores,

transpira santidades y pasiones groseras,

se devora ella misma y devuelve después lo tragado,

incuba nobles artes y bélicas quimeras,

y adorna de ilusión la casa en llamas del pecado;

se retuerce y consume y degrada

en los goces de feria de su mundo infantil,

a todos les resurge radiante y renovada,

y al final se les trueca en polvo vil.

Nosotros, en cambio, vivimos las frías

mansiones del éter cuajado de mil claridades,

sin horas ni días,

sin sexo ni edades.

Y vuestros pecados y vuestras pasiones

y hasta vuestros crímenes nos son distracciones,

igual que el desfile de tantas estrellas por el firmamento.

 

Infinito y único es para nosotros el menor momento.

 

Viendo silenciosos vuestras pobres vidas inquietas,

mirando en silencio girar los planetas,

gozamos del gélido invierno espacial.

El dragón celeste nos une amistad perdurable;

es nuestra existencia serena, inmutable,

nuestra eterna risa, serena y astral”

Tomado de Hermann Hesse (El lobo estepario) – anónimo –

 

A compartir y recordar con nuestros seres queridos que ya no están, para que cuando ya no estemos, aquellos que quedan, sepan compartir con nuestro recuerdo.

“La vida es la única verdad real,

vivirla es nuestro destino,

mostrarla desnuda es nuestro único deber.”

Biófilo Panclasta

¡FELICIDADES!

Por: CARLOS ALBERTO PINO RIVERA/

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

6

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

luifernd

luifernd

27 Diciembre de 2012
9:31 am

En " El Coronel..." Gabo dice lo contrario, ya los idos son felices, los que quedamos vivos deben ser las preocupaciones nuestras.Felicidades!!!

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

27 Diciembre de 2012
12:21 pm

Felices "preocupaciones" Luifernd, en este año que comienza
- Buen Viento y Buena Mar -
Gracias por su aporte

antonin

antonin

27 Diciembre de 2012
6:41 am

Los seres que ayer compartieron con nosotros y que hoy no estàn,nunca moriràn en nuestros corazones... permaneceràn en cada alegria,en cada logro,aun en cada tristeza de nuestras vidas.
Imperecederas son sus huellas e indelebles el alma las guardarà por siempre en el rinconcito mas preciado.
Nostalgia me da tu escrito,Escribano,pero me recuerda que existieron personas que nos alegraron la vida y aunque hoy no estàn,siempre las llevaremos en nuestros recuerdos.
Te deseo una feliz navidad y prosperidad para el año que viene

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

27 Diciembre de 2012
12:29 pm

La nostalgia es muestra que estamos vivos y somos condescendientes con nuestros queridos ancestros - aún así hallan partido -, muestra perenne de nuestra grandeza y origen
Muchas felicidades Antonin, en compañía de los tuyos
Se abre un mundo de posibilidades infinitas
Saludos

eugenio miltorres

eugenio miltorres

26 Diciembre de 2012
10:49 pm

Hasta que no mueren algunos seres cercanos a nosotros,no sabemos en dimension matematica,cuanto los queriamos. En la falta que nos hacen,en cuanto no dieramos por que siguieran a nuestro lado o cercania,es lo unico que nos aproxima al real amor que sentiamos.
Herman Hesse una de mis antiguas debilidades literarias,nadie escribe con tanta delicia esa prosa de rechupete, que buena excusa para releerlo. Un saludo cordial.

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

27 Diciembre de 2012
12:44 pm

Las emociones y sentires nos confirman que, seguimos siendo humanos, y los gratos recuerdos nos hacen pertenecientes al valor que representa nuestro legado, en busca de nuestra autenticidad propia, bálsamo de nuestra esencia émulo de Siddharta.
Un saludo cordial y prospero