21 de Abril de 2014
14 Enero de 2013 | Recomendaciones | (Colombia)

'Topo Gigio': Un recuerdo que no se puede olvidar

'Topo Gigio': Un recuerdo que no se puede olvidar
Foto:elmorrocotudo.cl

De improviso me encuentro caminando por los pasillos, el cuadro del Topo Gigio, pintado por un niño. Y no deja de impactarme y recordarme aquel mundo maravilloso, de gratos recuerdos asombrosos, en que alguna vez fuimos niños de inocencia plena sin responsabilidades y sin pena.

Nada más difícil para nosotros los adultos, el tratar, de plasmar en un escrito los ensueños que palpitan las escurridizas palabras danzarinas; componer una melodía armónica que rompa el silencio con coloridas pompas de jabón; moldear una escultura que al pulsar con la yema de los dedos, vibre de alegría y emoción; hacer rimar un poema que robe una sonrisa al más escéptico y, haga huir la oscuridad por entre los recovecos de las piedras, o; trazar sobre un lienzo la sagrada inocencia de un niño, teniéndolo como un tesoro guardado en su corazón que palpita, recreando lo irremplazable de su mundo maravilloso, fantástico y celestial en cuyo paraíso siempre viven y siempre estarán.

La inocencia, candidez y ternura del émulo ratoncito “empiyamado” y el inigualable Braulito, engrandece la fragilidad que por la fuerza de su amor resplandece la vida de nuestros niños, en una armónica sinfonía de colores pirotécnicos, iluminando el ancho y hermoso cielo de nuestros ensueños y cristalizando eternamente el mundo de los niños en compañía de sus amigos mágicos, ilusorios y asombrosos.

Ese inigualable “orejón” rosadito, regordete y menudito, trastabillando en su inocencia, o dejando caer sus tiernos ojitos cuando le daba vergüenza, o por aquello de la sana picardía quería conseguir algo, todas las noches aparecía para dar el “parte” de felicidad en la tele a todos los niños dispuestos al descanso antes de entregarse a sus sueños y sus oníricas aventuras en los brazos de Orfeo, muy alegres de seguirlas una vez despertaran y les siguiera sonriendo el Sol y calentar sus hermosas almas y sus tiernos cuerpos de filigrana ..

“A la ca-mi-ta…”, “A la ca-mi-ta…” repetía en estribillo invitando al descanso seguro, amable y placentero, no sin antes contar una historia, cantar una canción o encomendarse a San Peppino con su oración. Y como no recordar “En un bosque de la china, una china se perdió…” tarareando entre balbuceos, hasta quedar dormido, con el santo y seña de su protector y elegido del “besito de las buenas noches” que le hacía sentir protegido, seguro, amado y querido por su gran bienhechor, el Braulito amable, cariñoso y bonachón, además como un poco barrigón

Nosotros los adultos hemos perdido el asombro y la inocencia viviendo en un mundo que nos parece extraño y falto de sensibilidad, y de ese picante que nos hacia soñar y sentirnos a gusto. Creemos haberlo olvidado para siempre, haberlo perdido todo embargándonos “ocultamente” la nostalgia que nos hace rememorar tiempos aquellos, que ya nunca volverán… Pero lo anterior, es fantasioso. Siempre llevamos un niño adentro que pugna constantemente en salir, amar, querer y compartir. Es la grandeza de nuestras almas y el amor y el acompañamiento que nos han brindado lo que nos hace y debe de hacernos amar a nuestros niños, como niños, por ser nuestros niños, como fieles amigos del inigualable Topo Gigio.

Tiempos idos aquellos, en que la inocencia era sagrada, la bondad, el cariño, el don de gentes y la diligencia muy apreciada. A igual que el respeto y la decencia eran valoradas. Una sonrisa, un abrazo, un beso y un “te quiero” sin precauciones mal intencionadas, ni engaños rastreros de utilización engomada.

Sin embargo….

Todos llevamos un “Topo Gigio” muy adentro de nuestro ser que desea salir, danzar, reír, cantar y vivir para darlo a nuestros niños, como el regalo más preciado de nuestros cariños.

 

- “…Lo di-je yo pri-me-ro…”

- “…Lo di-je yo pri-me-ro…”

- “…Lo di-je yo pri-me-ro…”

¡Volvamos a ser los niños que fuimos!. No perdamos ese toque maravilloso que recrea – nuevamente – nuestra infancia, en la sagrada infancia de nuestros niños

¡Buenas Noches!!!....

Y felices sueños con muchos mimos.

Por: CARLOS ALBERTO PINO RIVERA/

VOTOS: 8
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (8 votos)

Opiniones

12

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

luisalejandrodiaz

luisalejandrodiaz

14 Enero de 2013
6:05 pm

El personaje me recuerda una novia fans del retoncito. Buen recuerdo. Era muy didáctico y con mensaje para todos

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

14 Enero de 2013
6:11 pm

Me alegra su recuerdo, Luis Alejandro
Saludos

Sandra Mercedes

Sandra Mercedes

14 Enero de 2013
11:59 am

Hermoso personaje, inolvidable. Topo Gigio, Petete y el Chavo del ocho, siempre estarán en nuestra memoria.

jogafi

jogafi

14 Enero de 2013
4:51 pm

Petete, el inolvidable pinguinito didactico... y su libro gordo.. te enseña, el libro gordo entretiene y yo te digo contento, hasta la clase que viene...
Igual que personajes como el Topogigio, marcaron una época donde se educaba en buena forma y con buenas bases... Que diferencia a la visión social actual...
S. Cordial.

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

14 Enero de 2013
2:42 pm

Sandra Mercedes: Realmente encantador y evocador de las buenas formas y vivires
Gracias por su aporte reconfortante
Saludos

D_cecilia

D_cecilia

14 Enero de 2013
11:13 am

Los niños de hoy ya no crecen viendo Plaza Sésamo... lo hacen al son de "balas perdidas" video juegos violentos,
El Tierno ratoncito ha sido reemplazado por agresivas y cinicas ratas que dicen ser nuestros padres de la patria...
"A La canita" es que deberian ir esa jauria de roedores de corbata-.
Feliz y tierno dia !

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

14 Enero de 2013
2:46 pm

Da dolor y melancolía ver a nuestros niños, con todos aquellos con los que compartimos a nuestro alrededor en la educación, como las nuevas formas y los "nuevos intereses" culturales y tecnológicos, están haciendo de sus vidas un "espanto" imposible de superar.
Buena Tarde D_Cecilia
Gracias por su aporte

antonin

antonin

14 Enero de 2013
12:24 pm

A la canita... a la canita. jejeje. Bien Ceci,por la sugerencia

antonin

antonin

14 Enero de 2013
10:33 am

Todos llevamos un niño adentro,que a veces sale a relucir.
Los años maravillosos de la niñez,viviràn por siempre en un rinconcito del corazòn.
Bien Escribano,la nota aunque habla de pañales es muy madura y nos hace reflexionar acerca de la inocencia perdida en los niños de hoy

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

14 Enero de 2013
2:50 pm

Antonin -tín -tín le cantaría un niño inclinado a sus afectos y es el mejor regalo que nos puedan dar.
Gracias por su comentario
Feliz jornada.

Lucho_perez

Lucho_perez

14 Enero de 2013
9:50 am

Como "nos cambian los tiempos y los personajes" antes quien decia "a la camita...con tierna voz era el Topo Gigio"... Ahora quienes dicen "a la camita" con inusitado erotismo, y una tarifa de "prepago" son las mujeres siliconadas de las series que ahora son "el modelo" como Pablos, y Carteles de Sapos...
Y ahora se preguntan porqué la niñez "juega" a embarzarse y a matar con armas de verdad...

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

14 Enero de 2013
3:10 pm

El mundo ha cambiado y los valores y buenas tendencias se han alejado, Quien sabe a donde iremos a parar con una sociedad descompuesta, Los niños son el reflejo de nuestra sociedad
Gracias por su aporte
Buena tarde