26 de Noviembre de 2014
15 Enero de 2013 | Recomendaciones | (Colombia)

Al rescate de nuestros valores

Al rescate de nuestros valores
Foto:Taringa,net

Dentro de un mundo de transformaciones constantes, de altibajos políticos, sociales y culturales, de tendencias disímiles y filosofías foráneas, ajenas a nuestra cultura, nuestro sentir, pensar y actuar, el “tira y afloje” en el cual nos vemos afectados y afectados procedemos, nos crea una disyuntiva de grandes proporciones que amenaza con derrumbar el andamiaje moral y ético que nos ha sostenido por generaciones y hace parte de nuestro derrotero de vida.

Brújula de importancia trascendental que le da sentido a nuestro ser y estar, además, de las proyecciones y esperanzas en un mundo mejor en beneficio de nosotros mismos, nuestras familias, nuestros hijos y la sociedad en general, como punta de lanza propia y acorde en busca de un mejor destino, se encuentra amenazada nuestra organización social por la pérdida sistemática de nuestros valores.

La crisis global que nos afecta, no deja de extender sus tentáculos destructivos y opresivos afectando e inmiscuyéndose en nuestras propias conciencias y nuestras vidas, erosionando nuestros principios y abriendo una brecha de duda en aquello que considerábamos verdad frente al impulso demoledor de las “nuevas formas de vivir y educar” acordes con las exigencias que la sociedad en su conjunto impulsa para poder sobrevivir en la contienda.

Ninguna clase social se escapa de la deshumanización que la corroe, la afecta y la destruye. Las filosofías materialistas y las marcadas tendencias hedonistas en donde prima el placer y el dinero como fuente de “poder” y “libertad”, la competencia insana y malintencionada y las “jugarretas” de la trampa, el engaño y la corrupción como seudo-valores enaltecidos, marcan el continuo de nuestras vidas soterradas, oscuras y engañadas produciendo el mal y destruyendo las confianzas y la honorabilidad que se ha de tener como regla de oro en nuestras relaciones con nuestros semejantes olvidada hoy en día.

Nuestra juventud se encuentra en un callejón sin salida, sin propósitos ni ideales, falta de proyecciones y constructos, en busca de ser y crear un mundo mejor. Se matriculan ilusamente en un sinsentido que los debilita antes de llegar a una adultez responsable. Grandes masas de jóvenes desorientados pululan a montones sin conciencia social, ajenos a sí mismo, vengadores de sus ancestros y de sí mismos que ven como impedimentos a sus fines de su mal llamada “libertad”.

Muchos víctimas de la “tómbola del destino” carecen de criterio, no formas grupos constructivos, sino hordas enajenadas entre los más pobres, y faltos de políticas sociales de progreso engrosan las masas de nómadas ambulantes en las grandes ciudades, bebiendo su consecuente destrucción: embarazos no deseados, agresión sistematizada y violencia generalizada, drogadicción y prostitución, delincuencia y conformación de grupos corruptos para poder sobrevivir en un medio altamente competitivo en busca del distorsionado ideal de llegar a ser… Dejando sus verdaderos ideales y carentes de sus verdaderos valores se alistan a ser desechados por una sociedad que a la vez que los produce es verdugo implacable adelantándose a sus verdaderos y fatales destinos.

El rescate de nuestros valores es de vital importancia, es la esencia misma de nuestra propia supervivencia y de todos quienes nos rodean. Cuando faltan los valores sólo basta mirar por la ventana, salir fuera y experimentar la desesperación de un mundo caótico y del peligro inminente que representan nuestros propios coetáneos. Solo nos basta ver la realidad del país en el que vivimos: abrir un periódico, ver un noticiero o relacionarnos con nuestros vecinos, atentos del otro, en busca de la trampa para no ser víctimas en donde por lo general terminamos siendo victimarios, nos vuelve ajenos a nuestra propia felicidad y merecimiento.

La metamorfosis que se experimenta a falta de los valores crea una sociedad enferma, proclive al delito y carente de ideales: Creciendo de pequeñitos, a los muy inocentes ya se les huele el alma a podrido. Más grandecitos – cuando pueden saltar – se transforman en “polimorfos perversos” y “resentidos apasionados”. Cuando pueden planear comienzan a arañar y morder, a patear, agredir y exigir. Volando se transforman en alimañas rapaces, ponzoñosas y destructoras.

Y de viejos – a punto de morirse – creyéndose inocentes de todo el mal que han sembrado, se dedican a solear sus frustradas existencias rememorando los placeres de su perversidad que los han acompañado. Y llenos de odio y frustración – no queriendo morirse – desean fervientemente que su “mala hora” se retrase un poco para tener el “placer visceral” de ver caer primero a los demás, satisfaciéndose paranoicamente de su insulsa suerte, hablando solos, contestándoles el diablo.

Los valores son la esencia misma de nuestras propias existencias: La Honestidad, la Tolerancia, la Libertad, el Agradecimiento, la Solidaridad, la Bondad, la Justicia, la Amistad, la Responsabilidad, la Lealtad, el Respeto, la Fortaleza, la Generosidad, la Laboriosidad, la Perseverancia, la Humildad, la Prudencia y la Paz que producen por su acción transformadora mucho más valores, son el bálsamo perenne que nos garantiza una verdadera existencia humana, en construcción constante con los demás.

Apostémosles a los valores.

El futuro no se hereda. Se sueña y se construye

¿De qué otra forma podríamos vivir, amar y compartir?

Amén

Por: CARLOS ALBERTO PINO RIVERA/

VOTOS: 3
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

6

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

luifernd

luifernd

18 Enero de 2013
3:40 am

Amigo ESCRIBANO13: Nota ¡INMARCECIBLE!.Felicidades!!!

Aracataka

Aracataka

17 Enero de 2013
8:24 pm

....certero! contundente...hace falta una catedra asi en las escuelas y en todos los rincones en donde exista mas de uno....

soyperiodista

soyperiodista

16 Enero de 2013
2:51 pm

Nota destacada en la red de portales. Gracias por el aporte.

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

16 Enero de 2013
3:13 pm

Con gusto. En beneficio del rescate de nuestros VALORES
Cordial Saludo

osgir

osgir

15 Enero de 2013
9:39 pm

Serio, trascendental, importante el escrito.

ESCRIBANO13

ESCRIBANO13

16 Enero de 2013
3:15 pm

Dádiva merecida a nuestros lectores y portaleros
Gracias por su aporte
Feliz tarde