31 de octubre de 2014
22 Enero de 2013 | Recomendaciones | (Colombia)

Doctorado en basuras

Doctorado en basuras
Foto:Alfonso Acosta Caparrós, Publicista, catedrático universitario, conferencista.

Observando los camiones blancos que importaron para recoger la basura, le escuché responder a su conductor ante la pregunta de un periodista sobre cuanto le pagaban: "...mi sueldo mensual es de un millón doscientos mil pesos..." contestó con satisfacción.

Como relámpago luminoso me vino a la mente el flashazo de la bata blanca de un médico, que atiende emergencias en un hospital ,  alquien a quien no hace mucho le escuché responder a mi indiscreta pregunta sobre cuanto le pagaban "...mi sueldo mensual es de un millón doscientos mil pesos..." igualmente contestó; pero con resignación.

En cierta forma son iguales, pero son diferentes.

El recolector de basura, se faja en intensas jornadas nocturnas y gélidas por las huecosas y oscuras calles de Bogotá, manejando a velocidad de tortuga su monumental y blanco camión cuya maquinaria emite bramidos y eructos de satisfación al deglutir la basura, después de abrir su inmensa bocaza metálica para tragarla.

Terminado el bocado, avanza lerdo y sigue buscando de esquina en esquina, llenar ese vientre casi insaciable y después, mucho después, agiliza el paso y se va a vomitar todo lo ingerido en un relleno que irónicamente, tiene un femenino aire señorial: doña juana.

El médico, también se faja en intensas jornadas nocturnas que en muchas ocasiones se juntan con diurnas , hasta el punto de que el galeno agotado y con su bata blanca blanca sapicada de sangre,  sudor y lágrimas, no sabe si afuera del recinto clínico en el cielo, está el sol que Eva María se fue a buscar a la playa o la luna consentida colgada del cielo, como un farolito que puso mi dios.

El recolector de basura, aprendió en relativo corto tiempo su noctámbulo oficio y mas allá de darle vueltas y vueltas al timón y mirar de véz en cuando el luminoso tablero para chequear en nivel de gasolina, aceite y agua, está pendiente de pocas cosas.

El médico, sumando todo su periodo de estudio y práctica aprendió en mas o menos 10 años y más allá de darle vueltas a los pacientes y mirar de véz en cuando el luminoso tablero para chequear el nivel de presión, el ritmo cardiaco y respiratorio, está pendiente de muchas cosas.

Ambos oficios, tienen su respetable dignidad y prestan un necesario servicio social a la comunidad.

Eso nadie lo discute.

Pero... venga...aqui entre nos.

Es realmente justo que ambos se ganen como sueldo mensual  exactamente lo mismo?

Un millón doscientos mil pesos?

Creo que uno de ellos, merece un apreciable aumento.

Total, la basura jamás está en riesgo de perder la vida.

Alfonso Acosta Caparrós

alfonsoacostacaparros@gmail.com

Por: Alfonso Acosta Caparros/

VOTOS: 6
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (7 votos)

Opiniones

3

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

Fercho_Salazar

Fercho_Salazar

23 Enero de 2013
5:57 pm

Alfonso, excelente reflexión de lo que es la BASURA que nos gobierna, que nos legisla y que nos "Juzga"
NO entiendo como hay "citadores" de juzgado ganando mucho mas que un médico (para el ejemplo) cuando un citador generalmente mama gallo generalmente, laboran es "suaves jornadas" y aparte de eso JODEN y PROTESTAN, para tener mas aumento... La inequidad en éste país asquea,,,,
Gracias a LAS BASURAS que nos gobiernan...

luisalejandrodiaz

luisalejandrodiaz

22 Enero de 2013
6:39 pm

Reflejo de la desigualdad social que existe promovido por el capitalismo enfrascado en hacer dinero con el trabajo de otros; médicos, contadores, economístas, obreros, técnicos obreros etc. Cuando el capital es cerrado, enquilosa, destruye y mata.

osgir

osgir

22 Enero de 2013
6:12 pm

Además el médico hace AUTO......PSIAS.