02 de Agosto de 2014
4 Febrero de 2013 | Recomendaciones | (Colombia)

Una lectura obligada al 3305

Una lectura obligada al 3305

UNA LECTURA OBLIGADA AL 3305

“La ciudad exige resultados, no le cuentes a otros tus dolores de parto, muéstrales el niño” (Indira Ghandi)

¿Qué ha pasado con la aplicabilidad de éste documento Conpes y sus directrices de desarrollo en proyectos que son considerados estructurales en el POT de la ciudad de Soledad?

El 23 de Agosto del año 2004, la Dirección Nacional de Planeación obtiene la aprobación de la versión definitiva del documento Conpes 3305, por parte del Consejo Nacional de Política Económica y Social, el cual define los lineamientos para optimizar la política de desarrollo urbano de las ciudades Colombianas, implementando estrategias de gestión que dan impulso a la Renovación y redensificación urbana, mejora y dignificación a las condiciones de los asentamientos precarios, movilidad urbana, prevención y mitigación de riesgos ambientales urbanos, mejora de la calidad de las áreas de expansión de las ciudades y finalmente el ajuste institucional y normativo del territorio.

Ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira, Manizales, Cartagena, Santa Marta, Montería, Sincelejo y otros conglomerados citadinos con poblaciones mayores de cien mil habitantes a excepción de Soledad, han asumido con criterio de responsabilidad y mucho compromiso, las directrices que dinamizan y fortalecen proyectos pilotos estratégicos como: Sistemas integrales de transporte masivo, parques bibliotecas, ejes ambientales, planes parciales de recuperación de los centros históricos, de viviendas y desarrollo urbano, mejoramientos integrales de barrios, espacio público, metrocables, centros culturales y museos, que de una u otra forma son claves para el ordenamiento territorial establecido en la Ley de reforma urbana.

Se han cumplido exactamente ocho años y cinco meses sin realizar el más mínimo esfuerzo en el acopio de estas orientaciones de jerarquía mayor, que aún hoy muy a pesar de sus vicisitudes, siguen vigentes en el plan Nacional de Desarrollo “Prosperidad para todos”, esperando el firme propósito de la ciudad de Soledad, para iniciar sus necesarios cambios para el consumo y disfrute de sus ciudadanos. La apatía expresada entre la ciudadanía y sus autoridades administrativas, han dejado de conseguir para nuestro enmarañado tejido urbano, los resultados óptimos que nos presentan las ciudades en mención, que desarrollaron con mucho éxito algunas de las estrategias formuladas en el Conpes 3305, sembrando para sus territorios proyectos que lograron la conectividad entre el orden y el caos, a diferencia de Soledad que fecundo su inercia de cambio y desarrollo en la “anomia urbana” que se circunscribe en el poco interés administrativo de los gobiernos Municipales que han tenido la oportunidad de direccionar nuestro norte petrificado.

Es una lástima que propuestas tan interesantes desde la perspectiva urbana, definidas en el Plan de Ordenamiento Territorial adoptado en el año 2002, aún no germinen en una tierra tan fértil como la nuestra que ha sido depositaria de polos de desarrollo de carácter metropolitano, regional e internacional como el Aeropuerto Ernesto Cortissoz, la gran Central de Abastos, la Terminal de Transporte Interdepartamental y el Portal del sur del Sistema Integral de Transporte Masivo – Transmetro - obras macros ejecutadas por el Distrito de Barranquilla de manera individual e inconsultas, que más que impactos positivos causados para fortalecer nuestra competitividad, desafortunadamente su construcción generó, el mayor desorden urbanístico nunca concebido en una ciudad de respeto y de horizonte progresista, que no visionó en su momento, el acompañamiento oportuno en la realización de proyectos alternos de continuidad en su contexto urbano, que permitieran construir centralidades habitacionales y de servicios en sus área adyacentes.

El documento en su esencia, sugiere un modelo de ciudad densa para disminuir desplazamientos entre las áreas residenciales y los servicios urbanos, la presión sobre el suelo urbanizable, el sacrificio de las áreas de conservación, el empleo, de igual forma la utilización del transporte público y otros medios alternativos para la movilidad, lo que permite la reutilización de la infraestructura y estructura existente de la ciudad. Para el cumplimiento de las acciones descritas, el documento establece parámetros mínimo de garantía que permitan la calidad ambiental y urbanística siempre y cuando se cumpla con: Una densificación planificada con desarrollos de espacio público proporcional a las densidades propuestas, creación y conexión de espacios públicos peatonales para la ciudad construida y sus zonas de expansión, Implementación de los sistemas integrales de transporte masivo, incentivar la participación del sector privado en el desarrollo de operaciones urbanas a través de los instrumentos de gestión de los POT y finalmente garantizar la funcionalidad de las áreas residenciales y sus equipamientos urbano.

Sin temor a equivocarme en la apreciación siguiente, la ciudad de Soledad es el único territorio de los 1.123 Municipios Colombianos registrados en el Dane, que permite armar su estructura urbana laberíntica sin ningún tipo de complicaciones económicas ingentes, sólo necesitamos de pactos ciudadanos con propietarios y poseedores de la tierra, para darle forma a un nuevo orden de ocupación a nuestro suelo urbano, que implique una mayor densidad habitacional, una mejor movilidad y un incremento en el espacio público, sin echar mano del suelo de expansión urbana y rural contemplados en el POT, ni amenazar en última instancia su seguridad alimentaria cambiando su uso, es una oportunidad que nos brinda el caos urbano existente para mejorarlo sustancialmente, y convertirlo en nuestra mayor fortaleza a fuerza de ganar calidad de vida y ordenamiento territorial.

 

Por: Oscar Camilo Serpa Reyes/

VOTOS: 1
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (1 voto)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí