30 de octubre de 2014
25 Junio de 2010 | Recomendaciones | (Colombia)

La teoría del mal metafísico, las mamás y las tías

La teoría del mal metafísico, las mamás y las tías
Foto:

La teoría del mal metafísico tiene su origen en el pensamiento conservador. Puede encontrarse en la obra del inglés Edmund Burke: “Reflexiones sobre la revolución francesa”. Dicha teoría afirma que la desigualdad en las sociedades es inherente a estas. Que siempre habrá “ricos y pobres”, que es inevitable que existan hombres privilegiados al lado de los que no lo son tanto. ¿Suena familiar?

Contrario a esto, pensadores como Jean-Jacques Rousseau, planteaban que la desigualdad entre unos y otros, no era un asunto de la naturaleza sino de la sociedad. De modo que esta no era perpetua ni inevitable. Por ello, fue blanco de las críticas Burkeanas.[1]

Colombia es un país sumamente inequitativo en cuanto a la repartición del ingreso. El coeficiente Gini es una medida utilizada para calcular la desigualdad. Su rango está entre 1 y cero. Mientras más se acerque al cero más equitativa será la comunidad analizada, y mientras más se acerque al 1, quiere decir que la desigualdad es mayor. El coeficiente Gini colombiano pasó de 0.57 en el año 2.003 a 0.59 en el 2.008, lo que nos convierte en el país más desigual de América Latina, que es a su vez la región con mayor desigualdad en el mundo.[i] Dinamarca que presenta el menor nivel de inequidad del mundo tiene un coeficiente Gini de 0.24.

Curiosamente, esta inequidad se intensifica en periodos de crecimiento económico. Las tasas de crecimiento de la economía colombiana, fueron de 7% y 7.5% en el 2.006 y 2.007 respectivamente. Paralela a esta tendencia, la indigencia pasó de 15.7% en al año 2.005 a 17.8% en el año 2.008, y tenemos el mayor grado de concentración de la riqueza de los últimos 5 años, en donde solo superamos a algunos países del África, Guatemala y nos encontramos muy parejos con Brasil. Esto evidencia que la muy mentada confianza inversionista solo benefició a algunas élites criollas.

Más triste que nuestra inequidad, es que aceptemos esta como algo natural y a veces hasta deseable. Irónicamente ese elitismo burkeano, no es exclusividad de los más favorecidos. Es común que en hogares de clase media, las mamás las tías o cualquier familiar traten de persuadir al hijo melenudo y soñador de desistir de sus anhelos de equidad social, con el argumento de que alguien tiene que ser el encargado de lavar los baños. De igual manera, estudiantes de ingeniería industrial, administración de empresas, economía y afines, repiten como loritos que es imposible que en una sociedad todos seamos iguales porque somos individuos distintos, como si los proyectos de igualdad social no buscaran garantizar condiciones de vida más amigables para todos los ciudadanos, sino clonarlos.

Sea pues esta, la ocasión para celebrar los tristes 220 años de la obra “Reflexiones de la revolución francesa” de Burke, uno de los libros que con toda seguridad, el procurador Ordoñez no incineró en sus años mozos.

[1] En el libro Modelos culturales de Blanca Muñoz, puede encontrarse una interesante síntesis del pensamiento conservador a través de la historia.
[i] Uprimny Rodrigo. Desigualdad y democracia en Colombia. El espectador 15 de septiembre de 2.009.Disponible en: http://www.elespectador.com/desempleo/columna161464-desigualdad-y-democracia-colombia.

Por: JUAN ANTONIO ESCOBAR

VOTOS: 3
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (4 votos)

Opiniones

5

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

Juan José Suárez O

Juan José Suárez O

28 Junio de 2010
6:49 pm

La desigualdad no cambiara hasta el momento que entendamos donde es que vivimos, a mi entendimiento todo parte de una mala interpretación de la naturaleza, ya que muchos pretender salirse de ella y no ver las relaciones del planeta como un "todo"... es arrogancia del ser humano separarse de la naturaleza para poder entenderse... y luego desde esa misma arrogancia, intentar plantear explicaciones y peor aun soluciones...

hemos llegado a tal desconexion con el planeta, que ahora decimos "¡¡¡tenemos que salvar el planeta!!!", que arrogantes somos, ese mismo desconocimiento nos ha llevado a plantear esto y no darnos cuenta que la tierra continuara con su desarrollo vital.. los que moriremos somos nosotros...

Juan José Suárez O

Juan José Suárez O

28 Junio de 2010
6:53 pm

si no cambiamos nuestra forma de ver el planeta eso es lo que pasará...

esos mismo desconocimiento es el que nos ha llevado a pensar que algunos tienes mas "derechos" que los otros, ya que no hemos podido ni respetar las otras formas de vida en nuestro planeta y ahora la enfermedad llego a tal punto que les decimos "recursos".

buen articulo Juan, los he leido todos y me parecen interesantes...

avanzando y rompiendo paradigmas!!!

fctprensa@gmail.com

fctprensa@gmail.com

26 Junio de 2010
5:08 pm

Buen artículo

26 Junio de 2010
5:35 am

"como si los proyectos de igualdad social no buscaran garantizar condiciones de vida más amigables para todos los ciudadanos, sino clonarlos"

Hasta las definiciones pueden llevarnos a confusión si no precisamos.

Un cordial saludo

moderador

moderador

25 Junio de 2010
2:52 pm

Gracias por plantear estos temas en Soyperiodista.com.