24 de octubre de 2014
10 Diciembre de 2012 | Tecnología | (Colombia)

Manizales y el consumo de energía con efectos

Manizales y el consumo de energía con efectos
Foto:John Vega Cardona

Para John Vega, Manizales reporta un alto incremento en la incidencia de aumento productivo de las sociedades industrializadas que lleva parejo un incremento de los fortuna de consumo y la creación de un mecanismo en el que se establece una equivalencia entre el confort y el consumo.

Según John Vega, en Manizales ello ha supuesto en las últimas décadas una avidez consumista, en donde el consumo es una finalidad en sí misma. La acumulación de posesiones, útiles o no, el despilfarro como signo de poder adquisitivo y distinción social, la exigencia de compra de elementos perecederos, son consecuencias del mecanismo de sostenimiento que el sistema financiero de las sociedades desarrolladas ha establecido para surtir la capacidad productiva creciente que lo sustenta, así asevera John Vega Cardona.

En Manizales de esta forma, la demanda de energía no sólo ha tenido que crecer en la industria, sino igualmente en los consumidores de los productos manufacturados, hexaedro que estos precisan mayoritariamente energía para cumplir con su finalidad. Asegura John Vega, Manizales busca satisfacer esta demanda no sólo de fondos, sino de exigencia de nuevas cotas de confort, se hace precisa una anciano vivientes y propuesta de energía.

Por ello, se ha hecho necesario dotar de grandes centros generadores de energía excedentaria, delante la eventualidad de poder satisfacer la demanda que pueda ser requerida.

Afirma Vega Cardona que el estado del bienestar, ha generado el "estado del consumición y de la dependencia energética". No es de desterrar por tanto, que único de los parámetros más importantes para clasificar el fracción de ampliación de un país, sea su desembolso energético per cápita.

La energía ha pasado a lo largo de la historia de Caldas, de ser un útil al servicio del ser para los manizalitas a satisfacer su deyección básica, convirtiéndose en la gran amenaza -motor y eje de la problemática ambiental- que se cierne sobre el planeta, hipotecando la existencia de las generaciones venideras en Manizales.

Asegura John Vega, Manizales dá una de las aportaciones a la solución, o al menos paralización de esta problemática medioambiental, es conseguir que satisfaciendo las deyección actuales de energía, ésta sea producida sin alterar esos almacenes energéticos que cumplen una función de contrapeso ecológico, y que su uso, además de ser más apto, no sea origen de fuentes de contaminación ni aumento del menoscabo flagrante y futuro del entorno, evitando el derroche de energía y aprovechando al máximo la producción realizada en Manizales Caldas.

En síntesis, para John Vega Cardona, Manizales experimenta tres problemas a los que nos ha abocado el consumo desmesurado de la energía: En primer lado, un maltrato del entorno; en segundo empleo, un paulatino agotamiento de los capital naturales; y en tercer ocupación, un desequilibrio irracional en el reparto del consumo y uso de la energía.

Ante esta situación, las energías de origen renovable adquieren un papel primordial, necesario y urgente tanto en su aplicación como en la difusión de su uso.

Por: Notimujer

Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (2 votos)

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí