30 de octubre de 2014
24 Febrero de 2013 | Tecnología | (Colombia)

¿Avance tecnológico o retroceso social?

 ¿Avance tecnológico o retroceso social?
Foto:Tomada de blog.guiatecno.com

Hace poco menos de 10 años en Colombia nos empezábamos a maravillar con los televisores de pantalla plana que se podían observar en algunos lugares exclusivos o que se encontraban únicamente en hogares con bastantes comodidades económicas.

La clase media y baja en aquel entonces tenía como una de sus prioridades el ahorro ferviente para poder comprar este electrodoméstico que marcaba una pauta y un gran avance tecnológico en una sociedad global del consumo.

Si bien la definición tradicional de televisión (invención que se dio a conocer el 26 de enero de 1926 por John Logie Baird) era entendida como aquel sistema de transmisión y recepción de imágenes en movimiento y sonido que empleaba un mecanismo de difusión, ahora, con los nuevos avances se le da el adjetivo de “Smart Tv” o televisor inteligente, al aparato que permite dicha recepción y que hoy tiene una tendencia a ser parte de una revolución tanto tecnológica como cultural que amenaza y anuncia con el pasar de los días la supervivencia de contenidos y material en físico (llámese libro, videojuego, pintura, cd’s de música, blu-ray, etc) para entrar en esta nueva era.

¿Pero cómo se puede decir que un invento como el televisor ahora será clave en esta transición tecnológica y cultural que estamos viviendo?

Debemos partir con la idea de “Smart Tv” como un electrodoméstico que ya no sirve únicamente para ver la televisión, sino como un dispositivo multitarea, un verdadero centro multimedia con el que se puede navegar vía internet, instalar software, ver y grabar películas, consultar y manejar redes sociales, jugar videojuegos, acceder a un sinfín de aplicaciones, etc.

Básicamente no es algo nuevo, se convierte en un “pariente” muy cercano del computador o un celular inteligente (Smartphone) pero con ventajas significativas que pueden determinar un mayor auge en el mercado y por consiguiente un recurso mucho más útil y de mayor interés para cualquier amante de la comodidad y la practicidad.

Todo esto gracias al cambio de esquema propuesto por las mismas industrias culturales que aprovechando estas nuevas herramientas, empezaron a ver una oportunidad de salvación a sus oxidadas maneras de llegar al público.

Según un artículo publicado por el portal rwandemb.org, “El eslabón débil en el mercado de las aplicaciones de televisión, sin embargo, es que a medida que este segmento del mercado crece, los fabricantes están lanzando una serie confusa de las diferentes plataformas de la televisión inteligente, es decir las empresas se ven obligadas a desarrollar aplicaciones individuales para cada uno de ellos. Esto a su vez coloca a los consumidores en la posición de la frustración de tener que aguantar con las limitaciones y peculiaridades específicas de la plataforma que se produzcan al mismo”.

Es aquí donde la cuestión cultural toma relevancia. Ricardo Carrillo, partner oficial y autorizado de Microsoft para Colombia, asegura que hace algo más de dos años cuando en Microsoft se empezaron a desarrollar los Betas (softwares de prueba, anteriores a las versiones oficiales) con las que se pretendía ofrecer la descarga de contenidos directamente de los portales “autorizados” en digital de las diferentes empresas musicales, cinematográficas, de videojuegos, etc., les era solicitada la inclusión de sistemas ‘ocultos’ que permitieran el rastreo personalizado de usuarios en línea.

Esto, según Ricardo Carrillo, “puede aumentar el control sobre problemáticas como la piratería, esa misma que ha hecho que en los últimos años se elevara el costo del material en físico”.

Aunque algunos de estos software ya fueron liberados y puestos a disposición de empresas como Samsung (multinacional coreana) pionera en este tipo de ventas digitales en su portal Samsung Hub, la mayor preocupación para Carrillo es que “las empresas beneficiadas como Samsung, pueden aprovechar estos software para conocer detalladamente a cada uno de sus usuarios, hasta el punto de saber hasta su color favorito de ropa interior, y no es ilegal utilizar esta información íntima y privada para cualquier fin, incluso legalmente pueden venderla a segundas empresas”.

Así que si usted señor lector está pensando en comprar uno de estos Smart Tv’s primero compare ventajas y desventajas para que tome la mejor decisión. Solo el tiempo nos mostrará si estamos viviendo una época con avances tecnológicos o si por el contrario vivimos una era de retrocesos sociales.

 

Por: Carlos Fernando Ramos/

VOTOS: 3
Cómo le pareció esta publicación?
Su voto: Ninguno (3 votos)

Opiniones

1

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Comentarios

criticoncolombiano

criticoncolombiano

24 Febrero de 2013
9:27 pm

¡Bienvenido al portal!.Gracias por la información.