25 de octubre de 2014
19 Noviembre de 2010 | Noticias | (Colombia)

Salario mínimo, discusión bizantina

TEMÁTICA: ¿Cuál debe ser el porcentaje de incremento del salario mínimo en Colombia?

Salario mínimo, discusión bizantina
Foto:

En Colombia, al final de cada año, los representantes del gobierno, de los empresarios y de los trabajadores se sientan a discutir el incremento del salario mínimo. La idea de la discusión es que las tres partes lleguen a un acuerdo, teniendo en cuenta los impactos sociales, políticos y económicos que puede generar cualquier tipo de decisión.

Los argumentos llevados a la mesa de debate por los negociadores del Gobierno Colombiano, siempre se fundamentan en el análisis restringido de que desde el punto de vista social, el salario mínimo toma gran importancia dado que puede afectar el nivel de pobreza y desigualdad en las economías, mediante incrementos en el desempleo o la informalidad. Desde la perspectiva económica, el salario mínimo puede servir como instrumento de política antiinflacionaria, ya que es considerado como pieza clave en el tema de costos de producción, gasto público y a su vez en las expectativas de inflación. Finalmente, el punto de vista político es uno de los más importantes a la hora de fijar el salario mínimo, ya que si no hay un consenso entre los tres jugadores, es el Gobierno quien toma la decisión, sin dejar a un lado sus fines políticos.

Es el bienestar social lo que se quiere buscar al establecer un salario mínimo, controlando el poder de los empresarios a la hora de hacer contrataciones para que se logren remuneraciones justas y evitando así el empleo informal. Sin embargo, son los intereses particulares de los tres jugadores los que impiden llegar a un consenso.

Por ello, para tener una idea clara de lo que han significado los incrementos del salario mínimo durante el período comprendido entre los años 2003 y 2010, basta mirar la tabla que se lee a continuación, según información actualizada a 2010 por el Ministerio de Protección Social, a saber:

Año                       2003         2004          2005         2006           2007          2008          2009          2010
Salario mínimo   $ 332.000 $ 358.000 $ 381.500 $ 408.000 $ 433.700 $ 461.500 $ 496.900 $ 515.000
Subsidio de transporte $ 37.500 $ 41.600 $ 44.500 $ 47.700 $ 50.800 $ 55.000 $ 59.200 $ 61.500
Total                    $ 369.500 $ 399.600 $ 426.000 $ 455.700 $ 484.500 $ 516.500 $ 556.100 $ 576.500
Salario diario 30 días $ 12.317 $ 13.320 $ 14.200 $ 15.190 $ 16.150 $ 17.217 $ 18.537 $ 19.217

Si miramos esas frías cifras, podemos advertir que los aumentos al salario mínimo en años anteriores rayan en el ridículo y no se compadecen con las necesidades de los trabajadores, enfrentados día a día a un alto costo de la canasta familiar y de los servicios públicos.

Bajó esa milimétrica política, el Gobierno Nacional fijó el último salario mínimo legal a partir del 1º de enero de 2010 en $515.000, lo que significa un incremento equivalente al 3,64258 por ciento. En cuanto al auxilio de transporte quedó establecido en $ 61.500, un aumento de 3,7099 por ciento.

En estos días se anunció por parte del director del Banco de la República que la inflación para este año estará muy por debajo del 3%, valga decir, entre el 2.6 y 2.7%, mientras que las centrales obreras han manifestado desde ya que sentarán a la mesa a exigir un utópico aumento del 8%. Lo único seguro es que la Corte Constitucional en precedente sentencia referente al tema del “salario mínimo”, ha dicho de manera enfática que el incremento en éste tópico no puede ser inferior a la inflación causada.

Por lo ocurrido en los anteriores años, gobiernos, empresarios y trabajadores buscarán aproximarse en las propuestas que llevarán a la mesa de discusión, esperanzados en encontrar una fórmula justa y equitativa, que por primera vez desmitifique el debate del salario mínimo. Los trabajadores aspiran a que el Vicepresidente Angelino Garzón, otrora dirigente sindical de la Central Unitaria de Trabajadores CUT, sea un garante y eleve a su máxima expresión la política a favor del trabajo y los trabajadores, como que hizo parte del ideario del presidente de la “Unidad Nacional”, Juan Manuel Santos. De lo contrario, soy del criterio que de no llegarse a un acuerdo, el debate del salario mínimo, resulta ser una vez más la más inconsecuente “discusión bizantina”.

Por: ORLANDO MORALES

VOTOS: 0
Cómo le pareció esta publicación?
No hay votos

Opiniones

0

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí